cerrar
cerrar
Registrarse
El Caleidoscopio

Conciertos para la historia en tiempo presente

22279510

Hace unos meses comentaba sobre esta nueva artista de tan solo 13 años, Grace VanderWaal:

http://elapuron.com/blogs/caleidoscopio/105501/grace-vanderwaal-estrella-los-13-anos/

 

El sábado vi un concierto en los que tienes la sensación de estar viviendo algo histórico.

 

Aquí va mi crónica.

 

Concierto de Grace VanderWaal en Austin City Limits, 07.10.2017

 

Fue un golpe de suerte. El sábado por la noche estaba sentado delante del ordenador, escuchando música, y de pronto apareció un mensaje de YouTube, Festival Austin City Limits in live, vi la palabra Grace y no me lo pensé dos veces.

En el chat había unas 100 personas. Faltaban tres horas para el concierto. Lo curioso es que todos estábamos en el canal 3 por Grace, teníamos otros artistas favoritos pero eso nos unía, allí solo se comentaba Grace, Grace, Grace. Eso ya me llamó la atención.

Y llegó el momento. En Austin era la una de la tarde, hacía un calor tremendo en Texas, aún así, estaba lleno el recinto. Cuando digo lleno, me refiero hasta la bandera, incluso en los laterales sobre el escenario, cuando enfocaba la cámara, se veía lleno de gente; la expectación era máxima. Sonó música de sintonía, el público se animó, aparecieron los músicos (una guitarrista, un batería y un pianista), aumentó el jolgorio, cuando apareció VanderWaal, directamente se produjo el júbilo.

Ves a una niña de 13 años plantarse delante de la multitud con su ukelele, su cara era de sorpresa máxima, no se creía que pudiera haber tanta gente allí por ella. Y comenzar a cantar. El primer tema fue Moonligth, gran tema, la gente se volvió loca. Luego fue sumando canciones del disco que está por salir, se puede decir que lo tocó entero, todas sonaban genial. Solo tocó una versión, el Home, de Edward Sharpe, y un cumpleaños feliz que le dedicó a un niño de 6 años que había conocido previamente en el backstage, fue un momento tan hermoso como emotivo.

Grace-Vanderwaal-by-Greg-Noire-1024x683

Me fijé en la gente, había muchos niños, bastantes, y  gente de todas las edades, una horquilla considerable, mucha gente joven pero también madura, incluso ancianos. Daba gusto ver un público tan heterogéneo, y a los padres cargando a sus hijas para que pudieran ver mejor. Se respiraba felicidad en cada palmo de aquel lugar.

Los del chat comprendimos que estábamos viendo el primer gran concierto de Grace VanderWaal. Ha hecho algunos más, pero así tan grande y básicamente por ella, pues era el primero. Se estaba produciendo una explosión, una liberación de energía, no parecía un concierto más, sino un acontecimiento social. Tuvimos la percepción de vivir algo histórico

Además, era como si se retroalimentaran. Grace mandaba energía al público, y éste se lo devolvía, formaban un círculo que no hacía sino crecer y crecer.

22406336_10155721103238232_1004657878301073947_n

A Grace se le veía algo torpe, divertidamente torpe, con un encanto y naturalidad irresistible. Pero en todo momento se le veía aplomo, manejando la situación, el escenario era suyo, se metió a la gente en el bolsillo desde el minuto uno, y fue ganando confianza, le dio tiempo a dirigirse al público y hablarles con elocuencia. Había algo irreal en aquello. Una artista aprendiendo a manejarse sobre el escenario, pero que al mismo tiempo parecía tener la sabiduría del artista consagrado, era difícil de creer.

Y la voz, que voz tiene, es espectacular. Es potente, profunda, cautivadora, colorida…. Puede cantar lo que quiera: pop, jazz, soul, country, rock… lo que quiera. Su música se puede decir que es pop, pero no me parece un pop al uso, tiene un estilo marcado ya, reconocible. Además, había momentos que pisaba otros estilos. El caso es que las canciones son adictivas, pegadizas, versátiles,  y con significado. Su música es universal y su potencial enorme.

La última en tocar fue I Don´t Know My Name, que es un himno. Todo el público la coreó, fue muy emocionante. Finalmente 48 minutos, ya defiende un repertorio considerable. Cuando terminó el concierto, me quedé sin palabras. Estuve intentando recordar alguna vivencia similar pero no recuerdo nada parecido. En algunos momentos recordé algunas imágenes de esas que todos hemos visto de los años 60, del rollo hippie y tal. No sé… la cuestión es que allí se vivió algo especial y mágico, el comienzo de algo potente.

 

Último minuto del concierto visto desde el escenario.

Su álbum finalmente saldrá el 3 de noviembre.

21731610

Florets, una de las canciones que tocó en el concierto y aún no había destapado. Sonido directo. Lo increíble es que ya había adelantado unas cuentas canciones y todas eran buenas, era difícil creer que quedara más caviar pero esto podía haber sido un single tranquilamente.

Hasta la versión, Home, de Edward Sharpe, sonó genial. Fue la penúltima canción, transmitió buen rollo, como todo su concierto. Se la dedicó a su hermana Olivia.

Quien desee ver el concierto completo, puede hacerlo desde este enlace:

https://drive.google.com/file/d/0BwUiguNMb0QvVmZZenVkbE1RX0U/view

 

Comentarios (0)

Últimas noticias

Lo último en blogs