cerrar
cerrar
Registrarse
El callejón

La invasión de las cianobacterias

A finales de 1883, el noruego Henrik Ibsen (1828-1906) estrena Un enemigo del pueblo, drama donde relata las penosas vicisitudes de un médico rural cuando decide advertir a las autoridades sobre la nociva presencia de bacterias en las aguas que alimentan el balneario municipal, próspera fuente de riqueza para la localidad. En este caso, el inquebrantable compromiso profesional y ético del facultativo con la salud de sus vecinos colisiona frontalmente con los intereses económicos de comerciantes y empresarios, quienes hacen causa común con el alcalde y el resto del Concejo, para convertir la vida del galeno y la de su familia en un purgatorio insoportable.

La progresiva (y por lo visto, imparable) irrupción en las costas del Archipiélago canario de las llamadas microalgas, vinculadas o no a la deficiente y obsoleta infraestructura para el tratamiento de las aguas residuales, unida a otros factores medioambientales (derivados del tristemente célebre cambio climático), demuestra, de cualquier forma, con su maremoto de desmentidos, anuncios oficiales, discusiones de whatsapp, polémicas mediáticas (y mediatizadas) y debates más o menos rigurosos, que, transcurridos ciento treinta y cuatro años de la primera representación de la citada obra de Ibsen, seguimos siendo esclavos de los mismos vicios y huérfanos de idénticas virtudes.

Comentarios (1)

Leer más

Últimas noticias

Lo último en blogs