cerrar
cerrar
Registrarse
El callejón

Mickey Mao

Cinco años después de que los jerarcas del Partido Comunista Chino se fotografiaran, pico y pala en ristre, en un inmenso solar localizado en el distrito de Pudong, miles de falsos visitantes hacen cola estos días, con disciplinada y marcial resignación, a las puertas de las diferentes atracciones del parque temático que Disney abrirá al público de pago, a mediados del próximo mes, en Shanghai.

Con una inversión que supera de largo los cinco mil millones de euros, esta superinfraestructura de ocio (en cuya construcción han intervenido miles de obreros e ingenieros de China y Estados Unidos) prevé dar trabajo directo a millares de personas y espera la llegada de diez millones de turistas al año.

A la vista de las ilimitadas expectativas de crecimiento del coloso asiático, cabe preguntarse si este modelo socio-económico, que combina un fuerte intervencionismo estatal con una feroz competitividad en el sector privado (ambos factores se benefician de las restricciones políticas y salariales de un régimen totalitario tan viejo como el mundo), es un estadio superior y avanzado (?) del capitalismo o tan solo se trata de la fugaz hegemonía de un gigante con los pies de barro y el pico del insoportable pato Donald.

Archivado en:

Comentarios (4)

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Últimas noticias

Lo último en blogs