cerrar
cerrar
Registrarse
De fútbol y otras historias

FRÍA NAVIDAD

 

Comienza el año y nunca he percibido unas perspectivas más pesimistas sobre nuestra evolución económica. La maldita crisis no acaba de pasar ante la incredulidad de un ciudadano que parece resignarse a vivir por debajo de los márgenes en que lo ha hecho hasta ahora. Hay un nuevo gobierno con un respaldo en forma de votos que hasta ahora nunca se había logrado, pero ni el cambio de míster- permítanme el símil futbolístico-logra motivar a la población, que o parece haberse decantado por el menos malo o es que yo no me muevo mucho en ambientes "peperos", cosa que también es cierta, la realidad es que ni el espíritu navideño ilumina los rostros de mis conciudadanos que andan cabizbajos y faltos de moral.

  Después de la tormenta viene la bonanza, mas esta  no solo no llega sino ni tan siquiera se le espera. La gente estas navidades ya ha comprado y consumido bastante menos que en otros años, donde quizás aún quedaban reservas de tiempos mejores. Se inician los recortes sociales que afectarán a subvenciones, inversiones, sueldos; esperemos que tales medidas conlleven también una inyección económica que disminuya el número de parados. Comienzan a barruntarse medidas más radicales para el individuo como la emigración a países que ofrezcan buenas condiciones laborales o el retorno de emigrantes que vinieron de forma masiva hasta España e incrementaron en la época de vacas gordas la población.

 ¿Cómo se sobrelleva esta situación en nuestras islas y, especialmente, en La Palma? Yo diría que mal, porque la tasa de paro es aún superior a la media, el crecimiento económico es raquítico y las posibilidades de diversificación económica son mucho menores que en otras partes; ni tan siquiera en el último año nos hemos aprovechado de la inestabilidad norteafricana para atraer nuevos clientes, aunque el prolongado verano que estamos viviendo ha hecho mejorar en los últimos meses las visitas y espero que salir contentos con lo ofrecido a nuestros visitantes. Hay islas como Lanzarote que de ponerse la cosa aún peor les quedará el recurso de intentar encontrar petróleo en sus aguas, medida que alterará su paisaje y traerá mucha polémica, especialmente, entre aquellos que ya tienen su futuro resuelto; evidentemente, por encima de todo tienen que estar unos recursos que permitan vivir con dignidad a los canarios, también habrá que estudiar si los beneficios de estas prospecciones redundarían en nuestras gentes o volarían mayoritariamente al exterior. Por cierto, al frente de un ministerio relacionado con estas políticas está Soria que esperemos que maneje mejor estos temas que lo que ha manejado la economía canaria en los tres años que estuvo a su mando. La media de ministros canarios es muy baja; recuerdo a Croissier,Saavedra, López Aguilar y ahora Soria, pero en nada menos que treinta años y , por cierto, todos canariones; no creo que en la provincia de Tenerife en todo este tiempo no haya habido políticos cualificados para ejercer algún ministerio, pero a los hechos me remito; bastante iluso también parezco ,esperando que estos políticos que no dejan de tener corresponsabilidad en la situación actual nos saquen de este atolladero

 Ya bastante pesimismo se les vende a diario como para que yo encima en este blog sume más de lo mismo, pero no he podido sustraerme a esa frialdad que he percibido en estas fiestas; anoche sin ir más lejos, había bastante menos ambiente y público en los festejos de fin de año, por lo menos en Los Llanos de Aridane, y no creo que todo se debiera a la ausencia de una orquesta  que amenizara la verbena popular; faltaba ilusión a mucha gente, también había otras como mi hija que en su primer fin de año parecían que se les acabaría el mundo y regresarían satisfechas de su experiencia. A lo mejor mis aires pesimistas se deben a mi falta de sueño por la ausencia de civismo que encuentro en que cinco o seis individuos rivalicen con sus coches después de las seis de la madrugada en ver quien pone una música más alta y hortera con la complacencia de las autoridades pertinentes. Y es que para mí, aunque resulte un carca, esta es la sociedad que nos ha llevado a la crisis; una sociedad insolidaria, solo pendiente de lo superfluo y que ha minusvalorado el esfuerzo y el sacrificio; igualmente, países con menos cultura han salido de la maldita crisis, lo que nos lleva a pensar que también nosotros podremos hacerlo y ojalá que el año próximo por estas fechas ya no estemos en recesión sino de celebración.

 

Archivado en:

Comentarios (13)

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Últimas noticias

Lo último en blogs