cerrar
cerrar
Registrarse
Palmero de ida y vuelta

La Palma sigue perdiendo población

Luis León Barreto

Debe ser que la crisis económica sigue golpeando entre nosotros pues según el censo del Instituto de Estadística, la isla de La Palma sigue perdiendo habitantes año tras año. Así, en 2016 se registró la cifra más baja de población en lo que va del siglo XXI, con 81.486 habitantes, y llama poderosamente la atención el descenso de Santa Cruz de La Palma, ciudad de funcionarios, servicios administrativos, banca y comercio, que no levanta cabeza. El lugar más histórico y con mayor aporte cultural es hoy un débil reflejo de lo que fue. De este modo hemos de contabilizar seis años seguidos con pérdida de habitantes, desde que en el 2010 se cambiara la tendencia al alza que venían experimentando los datos de la demografía. Ese año 2010 la isla llegó a los 87.324 residentes, registrándose desde entonces una continua contracción, debida en parte a la marcha de cientos de palmeros y de inmigrantes que pudieran haber abandonado hacia las islas capitalinas y otros destinos.

El teórico monto global de habitantes de la isla, actualmente 81.486 personas, podría verse disminuido en la realidad dado que cientos de estudiantes y ciudadanos de otra edad mantienen su residencia en La Palma por pereza o para beneficiarse de ayudas al estudio o al descuento en los billetes de avión y barco, pero realmente no habitan en la isla. También es importante consignar que casi 10.000 personas del total son de origen comunitario, mayormente alemanes, y casi otros 10.000 residentes son latinoamericanos, destacando el colectivo de canarios retornados de Venezuela y Cuba, así como personas de Colombia.

Esta caída de más 5.800 habitantes en los últimos seis años, ha sido la nota predominante de la práctica totalidad de los municipios de la isla de La Palma en ese período de tiempo, a excepción de Breña Baja, que entre 2010 y 2016 ha tenido un incremento de 118 personas registradas en la localidad.

En Barlovento se ha producido un descenso de 430 habitantes, registrando en la actualidad 1.886 personas. Breña Alta (-261), con 7.086 personas; Fuencaliente (-193), con 1.705; Garafía (-107), con 1.607; Los Llanos de Aridane (-905), con 20.043; El Paso (-380), con 7.457; Puntagorda (-152), con 2025; Puntallana (-138), con 2387; San Andrés y Sauces (-703), con 4.171; Santa Cruz de La Palma (-1.417), con 15.711; Tazacorte (-1.064), con 4.633; Tijarafe (-292), con 2.577, y Mazo (-134), con 4.821 personas.

Sería deseable que un turismo bien encauzado generase puestos de trabajo para las nuevas generaciones. En los últimos años, y debido a su alza turística, Fuerteventura y Lanzarote casi duplican la población palmera. La Palma necesita el aporte del sector servicios asociados al turismo, como mejor manera de generar expectativas laborales para los jóvenes.

El doctor en Geografía de la Universidad de La Laguna José León García piensa que esta pérdida poblacional podría reducirse si se generase actividad económica y comercial. El hecho de que buena parte de los jóvenes palmeros vayan a la universidad significa que luego no van a poder regresar a su tierra, debido a la falta de oportunidades de inserción. Así, la historia de la población de la isla registra la continua emigración de la gente joven, y el retorno de personas mayores procedentes sobre todo de América Latina.

Esta baja población es un obstáculo para el mejoramiento de los servicios sanitarios, pues existe dificultad para que profesionales de nivel arraiguen en la isla.

 

Comentarios (8)

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Últimas noticias

Lo último en blogs