cerrar
cerrar
Registrarse
Palmero de ida y vuelta

María Remedios González rescata la memoria de La Palma

Ella es una mujer discreta, que prefiere pasar de puntillas delante de la gente. Lo que podemos entender coloquialmente como «rata de biblioteca y de archivos», es decir: una persona empeñada en dar memoria sobre asuntos desapercibidos para la mayoría, pero que conforman un cuerpo de conocimiento nada desdeñable. Licenciada en Geografía e Historia por La Laguna, desde 1993 trabaja como técnico responsable de la Biblioteca José Pérez Vidal, que tutela el Cabildo de La Palma. Es de esas personas a las que cuesta encontrar, pues no le gusta estar en el ojo mediático. Coautora de la «Bibliografía de La Palma» que desde 2004 viene editándose en la Revista de Estudios Generales de la Isla de La Palma, sus investigaciones —en colaboración— se han centrado en otros catálogos referentes a la visita de Alfonso XIII a la Isla, la Semana Santa de la capital palmera, y en los repertorios sobre la producción bibliográfica emanada de José Pérez Vidal (1907-1990), así como de Luis Cobiella Cuevas (1925-2013). Además del universo del libro y las bibliotecas, sus trabajos —en coautoría— se han ocupado también de la historia de la fotografía en La Palma, con un estudio sobre el estado de la cuestión, y otros sobre algunos de sus artífices: Rosendo Cutillas Hernández (1852–1930) y Roberto Rodríguez Castillo (1932-2016).

También es la responsable de la edición de Escritos periodísticos, selección de trabajos en prensa de Pedro Hernández y Hernández (1910-2001), y de Folk-lore palmero: un opúsculo para las Fiestas Lustrales del año 45 en el Archivo Familia Hernández de Lugo, monografía que rescata la figura de Félix Idoipe Gracia, maestro de Huesca con plaza en Tazacorte, que tuvo una notable actividad literaria y elaboró un ensayo sobre el folklore palmero.

María Remedios González Brito ha rastreado en el Archivo de la Familia Hernández de Lugo — gestado por el nombrado Pedro Hernández— como fuente de consulta para sus investigaciones. El archivo familiar —que guarda su hijo Gerardo Hernández de Lugo— resulta de sumo interés para la historia de Los Llanos de Aridane, y así lo ha entendido Meme quien, de nuevo, ha acudido a esta documentación en sus dos últimos estudios: Correspondencia entre Pedro Hernández y Hernández y Félix Duarte Pérez en el Archivo Familia Hernández de Lugo y Datos genealógicos sobre Benigno Carballo Wangüemert (1826-1864). El primero de los trabajos, impreso por la Editorial Círculo Rojo, da  a conocer la relación epistolar entre dos figuras notables del periodismo y la poesía, el que fue cronista oficial de Los Llanos de Aridane don Pedro, y el también historiador oficial Félix Duarte. Hace tan solo unas décadas, cuando las relaciones humanas todavía dependían de escribir cartas, las cosas eran muy diferentes. De este modo, dentro de la misma Isla, dos poetas, dos intelectuales, sustentaron su amistad mediante la comunicación postal. Como dice la autora, no en vano el ser y quehacer cotidiano y más íntimo de las personas se refleja en el conjunto de documentos que han reunido a lo largo de sus vidas, los cuales, en función de la relevancia social y cultural de quienes los han generado, sirven para reconstruir el momento en que les tocó vivir. Asimismo, el segundo trabajo acude también al epistolario privado de Hernández y Hernández; la correspondencia cruzada con Pérez Vidal —auxiliado por Cayetano Gómez Felipe (1902-1978)—, revela el empeño del además genealogista llanense, por colaborar en los estudios del investigador santacrucero sobre el economista y educador Benigno Carballo Wangüemert (1826-1864).

Blog La Literatura y la Vida

 

 

Comentarios (0)

Últimas noticias

Lo último en blogs