cerrar
cerrar
Registrarse
La tendedera

1956. Puerto de Naos, la procesión marítima de la Virgen del Carmen

Procesión marítima, Puerto de Naos, 1956.

El 19 de abril de 1901 un real decreto de la monarca regente doña María Cristina de Habsburgo-Lorena declaraba a la Virgen en su advocación del Carmen patrona de la Marina de Guerra. Fueron pasando los años y hoy la mayoría de las poblaciones costeras españolas celebra su correspondiente procesión marítima con una imagen de del Carmen, que, embarcada, es acompañada por varias naves de recreo o pesca engalanadas para la ocasión.

Esta simbiosis, que ha llevado al embarque de las imágenes marianas carmelitas, es producto de las interferencias del patronazgo de la Virgen sobre la Marina de Guerra y Mercante con los festejos ofrecidos al «verdadero» o más antiguo patrón de los pescadores, san Pedro. Pero hoy, en La Palma son los pescadores quienes invocan y celebran a la Virgen del Carmen.

El patronazgo de la Virgen del Carmen sobre los pescadores, pese a haber sido ésta nombrada oficialmente patrona de la Marina de Guerra y Mercante, fue imponiéndose durante el régimen franquista. Recuérdese en este sentido que tanto la esposa y la única hija de Francisco Franco llevaban el nombre de «Carmen» y que todos los años el NODO brindaba a los espectadores la estampa de Franco con su familia a bordo de un barco militar. Por imitación y sin que la Iglesia reivindicara el patronazgo ancestral del patrón de los pescadores (el apóstol Pedro), en España y por extensión en La Palma el Carmen acabaría imponiéndose en los festejos populares organizados por las gentes del mar cada 16 de julio.

Pero, como decimos, fue originalmente san Pedro, en sus distintas imágenes, el que se festejaba a través del embarque. En Tazacorte, por ejemplo, durante las «Grandes Fiestas en honor de San Pedro Apóstol, patrón de los pescadores» de 1948, se reservó el día 11 para la función religiosa, la batalla de flores, los conciertos y las competiciones a remo y a motor, si bien conformaba el centro de la jornada la «Magna procesión marítima», seguida de la «Tradicional "Verbena de San Pedro" en la plaza de la iglesia». Por la edición del 15 de julio de «Diario de Avisos», sabemos que la imagen de san Pedro fue bajada hasta el barrio de El Puerto y que, coincidiendo con la festividad de los Santos Mártires, la «procesión del antiguo cuadro con las mencionadas reliquias» salió «al encuentro de la imagen de San Pedro que desde el pasado domingo viene recibiendo fervoroso culto en el barrio del Puerto». Aunque ignoramos en qué lugar fue reservada la imagen durante estos días, es posible aventurar que se acondicionara para la ocasión algún viejo almacén de La Caleta (hoy plaza de Castilla).

Aunque la festividad de Nuestra Señora del Carmen en La Palma es muy antigua, como atestiguan las valiosas imágenes de esta advocación conservadas en la isla, no empezamos a contar con testimonios de sus procesiones marítimas hasta mediados del siglo XX. De otras poblaciones canarias, sí conocemos ejemplos anteriores que verifican la salida en procesión de diferentes advocaciones sobre una embarcación; en 1903, en el puerto de Abona de Tenerife, se celebró a Nuestra Señora de las Mercedes con «la renombrada y original procesión marítima por aquella pintoresca bahía», según recoge «La Opinión» el 15 de septiembre de aquel año; por su parte, en 1921, en La Gomera, la patrona insular, la Virgen de Guadalupe, salió en «imponente» «procesión marítima en la que acompañan la imagen de la Virgen todas las embarcaciones de la isla». Y, en fin, en Santa Cruz de Tenerife, la Virgen del Carmen fue festejada en 1929 con una «grandiosa conmovedora procesión marítima».

La Festividad del Carmen en La Palma

En La Palma, durante la década de 1940 el Carmen se celebraba con actos recreativos en varios municipios. En 1944, por ejemplo, Santa Cruz de La Palma contaba con cucaña marítima, regata infantil de maquetas de veleros, concurso de natación, regata a vela y remo entre embarcaciones de pesca y «animada verbena en el muelle, extraordinariamente adornado al efecto y amenizada por dos afamadas orquestas». En el programa publicado en «Diario de Avisos» no figura, sin embargo, la procesión marítima de la Virgen, ni siquiera por las calles de la ciudad. En 1960 vemos ya la magnífica imagen en procesión por las calles y en la mar, «recorriendo en triunfo nuestra bahía, entre el pitido de sirenas y el entusiasmo de un gentío extraordinario». Deducimos por tanto que posiblemente fuera ésta de 1960 la primera vez que se embarcara la Virgen del Carmen estevezana; las procesiones marítimas no aparecen con anterioridad ni en su caso ni en el de la imagen homónima venerada en la ermita del barranco de Maldonado (o del Carmen).

Por su parte, en Puerto Espíndola, en el municipio de San Andrés y Sauces, el Carmen se celebra el primer domingo de agosto. Antes de disponer este enclave marinero con su propia imagen, se rendía culto al ejemplar de la iglesia de Nuestra Señora de Montserrat. Por la edición de «Diario de Avisos» de 14 de agosto de 1948, sabemos que «Con gran animación y brillantez, se han celebrado este año los festejos con que los marineros del Puerto Espíndola de Los Sauces, honran a la Reina del Mar, su Patrona. Han contribuido a su esplendor la afluencia de numerosos forasteros, entre ellos un grupo nutrido de excursionistas de Tazacorte en el cual figuraba el máximo exponente de belleza del elemento femenino, así como de otros puntos de la isla tales como las Breñas, La Galga, etc.». Por este comentario parece que los festejos no sólo ya estaban arraigados, sino que repercutían en el resto de la isla tras su implantación antes de 1948.

El programa se componía de misa en la parroquia de Montserrat, traslado de «la venerada imagen a hombros de los fieles hasta el Puerto Espíndola», donde permanecería toda la jornada; a su llegada, misa y sermón del párroco, José García Márquez, ante el altar habilitado ad hoc «para soportar la dulce carga de Nuestra Señora»; por la tarde, concierto de la banda de música La Atlántida en la explanada del puerto, «al mismo tiempo que numerosos nadadores participaban en una cucaña marítima muy competida». Por último, a las 10 de la noche, «regreso de la Virgen del Mar al templo parroquial en una artística carroza iluminada con fluido eléctrico».

En años sucesivos, «Diario de Avisos» continúa publicando crónicas de estos festejos con la bajada a Puerto Espíndola de la imagen de la Virgen del Carmen desde la parroquia de Montserrat. En 1951, el traslado se efectúa en una «carroza artísticamente engalanada». Y el domingo 2 de agosto de 1953, a su llegada a la ribera, se ofrecieron a la Virgen «recitales» (probablemente, las conocidas loas) y hubo, además, regata «a remo y a vela» con premios en metálico. En esta edición, la Virgen subió a Los Sauces a las 12 de la noche. Observamos que aunque la Virgen del Carmen saucera se halla en la orilla misma del mar, no hay constancia aún de las tan tradicionales y generalizadas procesiones marítimas de hoy en día.

En Barlovento, desde 1952 la festividad del Carmen contó un amplio despliegue publicitario en «Diario de Avisos»; integraban el programa actos religiosos, cucaña, paseo amenizado por la orquesta Brasil, fuegos artificiales y variados regocijos populares; como en los casos anteriores, no existe referencias a procesiones marítimas.

Por lo que respecta a Los Llanos de Aridane, el culto a la Virgen del Carmen llega a su plenitud a raíz de la bendición, en 1955, de una imagen de su advocación destinada a la parroquia de San Pío X (en el barrio de Todoque), donada por Manuela Sotomayor y su esposo Fernando del Castillo. A finales de julio de 1956, el barrio celebró su festividad con diferentes actos cívicos y religiosos, que concluyeron el domingo 29 de julio; una relación, debida quizás al cronista oficial de Los Llanos de Aridane, Pedro Hernández y Hernández, publicada en «Diario de Avisos» (9 de agosto de 1956), explica que el 29, «entronizada en magnífica carroza, fue llevada en solemne procesión al vecino pago de Puerto de Naos, la misma venerada imagen de Ntra. Sra. del Carmen. A su llegada se celebró la Santa Misa, organizándose acto seguido la procesión marítima, acompañada por la banda municipal de Los Llanos de Aridane y numerosa concurrencia, de pescadores, quienes recibían emocionados, por vez primera, la maternal visita de su Excelsa Patrona».

Con el antecedente de la que se verificó con la imagen de San Pedro en Tazacorte en 1948, no tenemos constancia de la celebración en La Palma de una procesión marítima carmelita con anterioridad a ésta de 1956 en el barrio aridanense de Puerto de Naos. La efeméride documenta los inicios de una costumbre generalizada, que ha calado con hondo arraigo entre los palmeros y, en especial, entre sus hombres y mujeres del mar.

 

Archivado en:

Comentarios (6)

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Últimas noticias

Lo último en blogs