cerrar
cerrar
Registrarse
Deportes

El C.D. Mensajero arrancó tres puntos vitales ante el U.D. Sanse (0-1)

Los muchachos de Mingo Oramas consiguieron la victoria derrochando fuerza y mostrándose seguros

El Mensajero arrancó tres puntos de oro al Sanse. Foto de José Ayut del partido en el Silvestre Carrillo.

El Club Deportivo Mensajero cumplió con su cometido en el Estadio Municipal Nuevo Matapiñonera en San Sebastián de Los Reyes, Madrid, ante un rival directo para la permanencia. En el camino quedó una Unión Deportiva Sanse malherida. La escuadra rojinegra consiguió el objetivo. El encuentro no tenía otra historia que hacerse con los tres puntos en juego, importantes en este “sprint” final hacia la salvación en la Segunda División B, Grupo Dos, tres puntos que eran vitales y obligados, después del inesperado tropiezo del domingo anterior ante el Unión Deportivo Logroñés (0-1), en el Estadio “Silvestre Carrillo”.

En el Estadio Municipal Nuevo Matapiñonera ante un rival, la Unión Deportiva Sanse, que también se juega la permanencia, el Mensajero no tenía la menor necesidad de lucir el tipo. Tenía que triunfar. Y lo hizo. Consiguiendo situarse en la zona ancha, tras unos minutos iniciales en los que no se sabía quién quería ser el aspirante a perder la categoría.

De inmediato, la escuadra rojinegra controló y controló y se lo estaba haciendo pasar mal al equipo que prepara el “míster” Alfredo Santaelena, empujándolo hacía su parcela, cuando en el minuto (1), al saque de una falta, Rubiato es objeto de un agarrón, haciéndoles jugar al contragolpe.

Fue uno de los encuentros más tranquilos para la retaguardia rojinegra. El cancerbero Ione Puga no tuvo que emplearse salvo para salir en algunos balones aéreos sin que se viera el peligro. La escuadra rojinegra cerró las bandas y corto el poco suministro ofensivo de los de Alfredo Santaelena. Es cierto que el equipo madrileño llegaba a las cercanías del guardameta Ione Puga pedro sin claridad.

Los mensajeristas, con poco brillo y bastante orden, se permitían el lujo de poner contra las cuerdas al cancerbero local de vez en cuando, en una jugada de Omar Fleitas sobre Ale González y el esférico es mandado a saque de esquina, minuto (10), cuando ya el equipo visitante tenía dos saques de esquina a su favor. Y Nacho Rodríguez tuvo el gol a punto de caramelo, tres minutos más tarde (13), remata y el balón es enviado a saque de esquina, que era el cuarto para los rojinegros, efectuándose sin consecuencias. El Club Deportivo Mensajero ya estaba jugando con mucha seguridad. Intentaba ganar este enfrentamiento.

El equipo que preside Víctor-Manuel Francisco Herrera hacía lo que podía o, mejor dicho lo que le dejaban hacer con la presión de los madrileños;  los palmeros se hartaban de robar balones y despejar, alguno de los momentos de fútbol, obligando a la escuadra rojinegra a recurrir al envío de balones largos que no llegaban Ale González o Alex Cruz, como en el minuto (24), éste en contragolpe, dispara por encima del larguero del portero local.

Antes del descanso el marcador no se movió por la falta de acierto cara a puerta de los madrileños, en el minuto (14), buen intervención de Ione Puga rechazando para que Rubiato alejara el peligro mandando el balón a saque de esquina, que era el primero a favor para los locales, y seis minutos más tarde (20), una falta ejecutada sobre el marco visitante, que sale fuera del rectángulo de juego.

El Club Deportivo Mensajero acumulaba muchos elementos en retaguardia, para que no le rompieran su zaga. La escuadra del “manager” Mingo Oramas, por fin, consiguió “inventar” una jugada en condiciones y Omar Fleitas envía sobre Dani Hernández, rematando con la cabeza, para enviar el balón al fondo de la red (0-1), minuto (54), que sería el resultado definitivo.

Los de Alfredo Santaelena adelantaron sus líneas y trataron de poner cerco al cancerbero Ione Puga, quien envía un balón a saque de esquina, minuto (55). Al Club Deportivo Mensajero le bastó con emplearse en defensa y esperar la oportunidad y vaya que la consiguió en contragolpe. La Unión Deportiva Sanse presionaba, ya que hizo dos cambios en el minuto (60), donde se van Magado y Dani, para entrar en el rectángulo de juego Sergio y Zazo. También Migo Oramas hizo lo mismo, dando entrada a Moreno y abandona Ale González, minuto (78), y en el (85), abandona Alex Cruz y entra Vianney en la cancha de juego.

Faltaban pocos minutos para el final y el técnico Mingo Oramas no quería sorpresas. Con los cambios efectuados, el Club Deportivo Mensajero jugaba con el corazón pero no quería que sus muchachos perdieran la cabeza. Los del conjunto que prepara Alfredo Santaelena no lograban crear peligro, pues los ataques no eran trenzados ni incisivos. Solo una jugada aislada podía salvar el resultado… Finalmente, y a pesar de que lo intentaron, no consiguieron lo que buscaban. Quedan clasificados en el puesto (17) con (39) puntos, partidos ganados (11), empates (6), perdidos (17), goles a favor (42), en contra (48). Queda en Zona de Descenso Directo. La escuadra rojinegra, por su parte, terminó amarrando los tres puntos que tienen mucho valor.

El Club Deportivo Mensajero queda clasificado en el puesto (16) con (39) puntos, triunfos conseguidos (8), igualadas (15), derrotas (11), goles a favor (35), en contra (43). En Zona de Playoff de Descenso. Pero el técnico Mingo Oramas parece que puede respirar. Su escuadra dio la cara en el Estadio Municipal Nuevo Matapiñonera y arrancó una victoria que vale tres puntos de oro. Lo hizo con sufrimiento, pero también con mucho trabajo. La fortuna, por fin, sonrió al Club Deportivo Mensajero y respira… pero en el puesto del Playoff de Descenso. Tenía que conseguir el triunfo y lo consiguió

ESCRIBE: Miguel Pérez.

Archivado en:

Más información

Comentarios (0)

Últimas noticias

Lo último en blogs