cerrar
cerrar
Registrarse
Sociedad

El enjambre sísmico registró 235 terremotos y da paso a la calma

Cumbre Vieja.

El enjambre sísmico que ha afectado a la isla, concretamente a Cumbre Vieja, durante los últimos tres días deja como balance 235 terremotos en tierra no sentidos por la población, de los que 75 han podido ser localizados por ser de una magnitud superior a 1, según los datos facilitados por el Instituto Geográfico Nacional, IGN, que es quien los ha contabilizado desde que comenzó esta actividad sísmica que parece que ha parado.

La realidad es que desde las siete de la mañana de ayer lunes solo se han producido dos terremotos, uno localizado y otro muy leve, lo que indica que la actividad sísmica ha remitido, y las fuentes consultadas del IGN desconocen si puede volver. En Canarias, el único ejemplo reciente que hay es del volcán de El Hierro, donde se tenían instrumentos para medir enjambres de este tipo y “ahí sí que alguna vez ocurrieron reducciones drásticas, pero no tanto; de todas maneras, como es la primera vez que lo vemos en La Palma, es aventurado decir que no va a pasar nada más”, señalan las fuentes. En muchos sitios volcánicos a veces se producen estos pequeños enjambres y luego pasan meses hasta que llega el siguiente.

En  cualquier caso y a pesar de que los terremotos han parado, el Instituto Geográfico Nacional ha desplazado a la Isla Bonita a varios expertos que ya han montado una estación sísmica nueva, aparte de las cinco existentes, que se completará con la instalación de otras dos, y, por otro lado, también está previsto la llegada de otro grupo que se va a dedicar a realizar medidas de geoquímica, de desgasificación, de CO2, para comprobar si hay algún tipo de anomalía asociada al enjambre. Por el momento, los datos que se tienen de deformaciones no muestran nada, “no hay ningún tipo de deformación como sí ocurrió en El Hierro, donde hubo un montón de terremotos pero también hubo deformación, lo que indica que hay un magma por debajo”, de modo que “las cosas están bastantes tranquilas”, aseguran las fuentes que aún así no se atreven a descartar una erupción.

“No se puede descartar nada y por eso -añaden las fuentes del IGN- hemos activado el protocolo, desplegando gente e instrumentación para hacer un seguimiento en caso de que la actividad se reactive. Nosotros ya contamos con instrumentación fija, por si pasan este tipo de cosas, y es lo que nos permite detectar algo de lo que nadie se habría dado cuenta porque ningún terremoto fue sentido por la población”.

Archivado en:

Más información

Comentarios (4)

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Últimas noticias

Lo último en blogs