cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
La tendedera
Publicidad

Diez años de la recuperación del Diablo de San Miguel

Diablo de San Miguel y Cruz.

Las fiestas populares están vivas en la isla canaria de La Palma. En unos casos se potencian, se miman, se documentan o se recuperan según la memoria y testimonio de los mayores.

En el caso que nos ocupa, el testimonio de la vecina de Breña Alta doña Corina Pérez Martín es el germen de la recuperación en el año 2009 del Diablo de San Miguel, hace diez años.

En el año 2007 el Ayuntamiento de Breña Alta publicó el libro Breña Alta: La memoria de nuestros mayores, de las autoras Daniela Rodríguez Lorenzo y Carmen Concepción Fernández, con edición al cuidado de Elsa López. En esta interesante publicación el testimonio de doña Corina Pérez Martín, fallecida hace más de 10 años, justificó sobradamente la recuperación del Diablo de San Miguel.

Decía doña Corina, conocedora de la iconografía y simbología del arcángel San Miguel, que tuvo la iniciativa de proponer y representar la lucha entre el Bien y el Mal en los festejos de San Miguel de Breña Alta. Según sus propias palabras, “salió un hombre vestido de diablo, todo vestido de blanco con unos lunares negros, y otras veces era negro con lunares blancos, con unos cuernos, con un rabo…[…] Y estaba todo minado y por todos sitios lanzando fuego y bailando al son de la música […] ” y cuando estaba en su pleno baile, en su plenitud lanzando fuego, una cruz iluminada, con fuegos que hacen los fogateros” […] “el demonio huye de la cruz, huyó, pues no terminó de arrojar fuego que llevaba encima”. Concluyó doña Corina diciendo: “Me acuerdo que en la plaza estaban dos sacerdotes, el del pueblo y otro compañero más, y dicen que no habían visto un número tan emotivo. Eso de presentar la cruz para hacer desaparecer al demonio”.

Cruz de San Miguel y el diablo

Según deducimos de sus propias palabras “el diablo” debió salir en varias ediciones en los festejos. La avanzada edad, octogenaria, de la informante y el año de la publicación, 2007, del libro Breña Alta: La memoria de nuestros mayores apuntamos que con toda probabilidad fueran en los años 30 cuando Corina Pérez Martín aportó y vivió la representación del triunfo del Bien sobre el Mal donde la “diabólica” figura, no falta de ternura infantil, cayó vencida, humillada y huyó, a la vista de todos los espectadores, por el resplandor cegador de una Cruz. Es una manifestación popular que recuerda en pleno siglo XXI, diríamos teatralmente, ritos o leyendas ancestrales de la cultura cristiana.

Hace diez años la hoy Asociación de Vecinos “Corredores de Fuego y Diablo de San Miguel”, que presidía y preside Maribel Pérez Reyes, apostó y luchó por la recuperación y representación del Diablo de San Miguel. El esfuerzo colectivo del vecindario mereció la pena y hoy el Diablo de San Miguel se ha incorporado, por derecho propio, al calendario festivo de la isla canaria de La Palma.

El próximo sábado 28 de septiembre, víspera de la festividad del Arcángel, el Diablo de San Miguel volverá a corretear entre mascarones y público asistente en el antiguo barrio de Miranda, en Breña Alta.

Archivado en:

Publicidad
Comentarios (1)

Leer más

Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com