cerrar
cerrar
Registrarse
La tendedera

Centenario del periódico Tazacorte (I)

Fotos de María Victoria Hernández sobre el semanario Tazacorte y las calles del pueblo a principios del siglo XX.

La publicación del periódico semanal Tazacorte debió convulsionar al Valle de Aridane en la primera década del siglo XX. De corte reivindicativo de mejoras en infraestructuras, luchador social y defensor de la segregación del por entonces barrio aridanense. Por sus tres años de publicación semanal va pasando la vida cotidiana del lugar con marcado línea liberal, reivindicativa y progresista. Hoy pasados cien años parece aconsejable recordarlo y darle un espacio, ahora en formato digital, a aquella publicación no falta de inquietud y fines reivindicativos de nuestros antepasados.

En nuestro archivo contamos de una colección, prácticamente completa, de este semanario que perteneció al suscritor y comerciante, natural y vecino de Los Llanos de Aridane, Tomás Demetrio Felipe y Felipe. Agradecemos a sus herederos el que lo hubiera conservado y nos los facilitaran para su estudio y divulgación.

En la cabecera del semanario constar el titulo y señas.

Tazacorte

Año 1. Nº 1.

Oficinas: Esquina, nº 43.

Suscripción: 0,50 peseta al mes.

Se publica los Sábados.

Palma, Tazacorte 15 octubre de 1910.

Francisco Brito Lorenzo reza ser el propietario del semanario. Las oficinas del rotativo se hallaban entonces domiciliadas en la Esquina, número 43, trasladándose tiempo después al número 34; las páginas se imprimían en los talleres de La Popular [primera imprenta establecida de la que tenemos noticias en el lugar], que en el mismo barrio regentaba Claudio C. Herrera Díaz y a cuyo cargo se encontraba como «impresora» una mujer Manuela Díaz Felipe (desde luego, un caso excepcional por estas fechas), según consta en el padrón industrial de Los Llanos de Aridane; la suscripción se establecía en 0,50 pesetas al mes, publicándose los sábados.

Sin lugar a dudas la publicación de este semanario abre un importante camino y debate hacía la segregación del por entonces pago o barrio de Los Llanos de Aridane, que se confirmaría 15 años después, en 1925, y busca la identidad propia del prospero núcleo que por esos años contaba con unos 4000 habitantes.

En el mes de mayo de 1910 llega a Tazacorte el maestro cordobés Esteban Beltrán, con el destino de fundador una escuela laica y librepensadora. En octubre del mismo año funda junto con otros compañeros el semanario Tazacorte, una modesta publicación de sólo un pliego (4 páginas), de carácter comprometido y reivindicativo. El ideario del mismo aparece en la editorial del primer número. Por su interés y relevancia la reproducimos textualmente:

 

NUESTRO PROGRAMA

Creyendo llenar un vacío harto tiempo echado de ver, harto tiempo consentido, viene hoy á la vida del periodismo de batalla ésta modesta publicación, que entraña el honor de ser la primera en ver la luz en Tazacorte.

Ya al requerir la pluma contamos con que en esta honrosa cruzada de las letras ninguna otra cualidad supera á la de ser leales y sinceros, y á fuera de ser sinceros y leales confesamos que abogaremos a favor de toda causa justa, aunque en este empeño nos lleven de calle tiranuelos y azotapueblos de la peor jaez; que nos mueve el propósito de encumbrar al pueblo, en guerra con los que se encumbran á su costa empujándolo á la ruina; y, en suma, haremos cuanto nos sea posible por su mejor estar intelectual, material y económico, señalando rutas y aconsejando reformas, condenando injusticias y combatiendo desafueros.

Queremos servir para algo para algo más que para escudar banderías y hacer de impúdicas cortesanas de los ambiciosos mangoneadores de la cosa pública. Contamos con suficientes arrestos para alzar en toda ocasión nuestra voz de aliento contra todas las tiranías y todas las vejaciones. No queremos amparar otros intereses que los legítimos intereses del procomún. Para eso hoy, mañana y siempre estaremos dispuestos.

Nuestro programa, pues, pudiera reducirse al presente en estos breves conceptos: Propagación de la verdad, de la justicia y del progreso social. Abogacía y defensa de los derechos de este pueblo restringiendo y mermados por un caciquismo absorbente y despótico. Trabajar por el desarrollo de sus naturales fuentes de riqueza, de cuyo desarrollo tanto podía beneficiarse el país en general, puesto que, la vida de Tazacorte integra la propia vida de La Palma. Convencidos de esta verdadad (sic), venimos al estadio de la prensa, dispuestos á no cejar en la lucha á que hoy damos comienzo.

Nuestro ideal no es, en verdad, de retroceso sino de avance.

En este sentido podemos cambiar. Podemos, por tanto, modificar nuestras tendencias. Lo que no podemos, lo que no debemos, es prostituirlas y feriarlas, por que así daríamos muestras de degradación y cobardía, y nuestro deber, sabemos que consiste en dar ejemplo de virtud, de sensatez, de consecuencia y valor cívico al pueblo á cuya defensa nos consagramos.

Hasta aquí nuestras promesas, á que responderán los hechos dándolas el valor de que hoy carece. Y basta con lo dicho para dar idea de los que venimos á hacer en el campo de las letras.

                                                           LA REDACCIÓN

       

Continúa el primer número saludando a los otros medios de comunicación y especialmente  "a esa  prensa regeneradora y digna á quien por identidad de principios estamos ligados. Con todos esos valientes campeones, cualquiera que sea el lugar de su origen, en lo que comprende el habla castellana, dejamos desde luego establecido el canje". Por esos años era costumbre generalizada el intercambio de ejemplares de distintas cabeceras y fuente para reproducir diferentes trabajos de unos y otros rotativos.

El primer artículo reivindicativo de infraestructuras necesarias en el lugar, sin firma, lo dedican a la construcción del puerto, bajo el título Aguisa de prólogo. La obra del Puerto. "o desembarcadero en condiciones adecuadas, tales como exijen (sic) la creciente exportación de los productos de su fertilísimo suelo". Indirectamente se refieren a lo obstáculos de los propios convecinos cuando dicen  "¿A quién se le esconde que el Puerto de Tazacorte será vía franca para el bien estar y el enriquecimiento general de la isla?".

Continua achacándolo a un sector económico concreto: "Esto lo deben saberlo hasta los lagartos de Argual [referencia a los poder fácticos asentados en el Llano de Argual] de, que no saben nada de nada. Lo saben, lo presienten los que hacen escarnio de los derechos de este pueblo, los que desangrándolo mil veces, mil veces se han alzado de la ruina. Pero mal lo saben. Si lo superan como deben saberlo, sino no lo superan en vano, hallarían que cuando nada le dan, menos pueden quitarle".

En el número 2, el 22 de octubre de 1910, el maestro Estaban Beltrán en un amplio articulo titulado Mi Opinión resalta la importancia de la publicación semanal manifestando: "La creación de un periódico en Tazacorte, representa á mi juicio un signo de cultura; un esfuerzo ó sacrificio prodigioso en los iniciadores de la idea y un bien ó beneficio incalculable para este pueblo.

Quizás habrá quién dude o niegue estos tres conceptos que a mi me merece la creación del periódico, sobre todo el último, por que por desgracia, no todos los vecinos de Tazacorte tienen bastante criterio para comprenderlo, y por esta razón, procuraré demostrarlo del modo mas sencillo que me sea posible.

La misión principal que está encomendada a la prensa periódica, es la fiscalización de los actos de las autoridades, la de las costumbres de los pueblos ó sea de habitantes y todo lo que se relacione con la higiene y salubridad pública.

Esta crítica como severa é imparcial que de los actos y conductas de todos los ciudadanos tiene que hacer el periódico se ha de cumplir con los deberes que de la moral pública exige, le enajenará el odio de los criticados, los cuales, vociferan y reniegan e la prensa, la maldicen y procuran á todo trance suprimirla no reparando en emplear á su alcance por reprobados que sean, para crear enemigos al periódico".

Continúa Esteban Beltrán haciendo un manifiesto de los cometidos de la prensa, totalmente actuales aún en la lejanía de cien años. "Para contrastar los ataques que dirigen a la prensa, tiene esta que ser imparcial, severa y justa en sus apreciaciones o  ataques; amparar el derecho de todo ciudadano que sea atropellado perjudicado o perseguido injustamente, aunque este ciudadano sea monárquico, moro, o judío, y fustigar con la verdad a todo el que delinca de cualquier forma o manera".

Un año después se conmemora el primer aniversario del establecimiento de la Imprenta y la publicación del Tazacorte. En la edición del nº 54, el 21 de octubre de 1911, titula Hacia la civilización. Aniversario, se dice: "se verificó una reunión amistosa, en la que se confundían, la redacción y fundadores y empleados, suscritores y amigos, para festejar el primer aniversario de la fundación de la Imprenta y periódico, en esta población.

La gira tuvo lugar en una finca en que, en fecha análoga, se celebró también la fundación, y en la que hicieron uso de la palabra varios de los concurrentes…".

Cincuenta y cuatro números en doce meses logró publicar el semanario y continuó durante dos años más llevando las inquietudes del por entonces pago o barrio de Tazacorte.

 

 

 

 

Archivado en:

Comentarios (0)

Últimas noticias

Lo último en blogs

Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com