cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
El Caleidoscopio
Publicidad

Bar Central La Palma (El Paso): una inauguración para el recuerdo (23.07.11.).

Exteriores del Bar Central La Palma la noche de su inauguración.

   El día prometía musicalmente hablando: uno de esos días para no olvidar. La agenda estaba copada desde primera hora, y desde primera hora nos dispusimos a disfrutar.

   A eso del mediodía comenzó el carrusel en la plaza de Los Llanos de Aridane. La banda grancanaria Rastar Glover  nos deleitó con buen reggae en directo: unos lo daban todo y otros se refrescaban como podían: unos buscando sombra y otros  hidratándose profusamente; eso si, todos se lo pasaron como niños. Al mismo tiempo se superponían comentarios de que por la tarde había que subir a El Paso a la inauguración del Bar Central. En el ambiente se palpaba que era el final y el principio del viaje.

   Al acabar este concierto, a las 15 h., caminando unos breves pasos y sin salirnos del contorno, en el garito Arkham, continuamos con el siguiente; y es que no había tregua: la formación palmera Changó nos puso a bailar en su interior con tremenda música latina: salsa, puntos cubanos… entre mojitos de hortelana y cubas libres de la vieja Habana, entre sudores y sonrisas indisimuladas. El momento cumbre fue cuando sonó: Oye como va… ¡chiquilla! Ahí todos dimos un paso adelante y dimos más si cabe. Al finalizar, pude hablar con su líder, Carlos Martín, que me dijo que habían llevado una formación reducida. "Pues vaya marcha meten con formación reducida" pensé en esos instantes. En el exterior del local los comentarios de subir a El Paso iban in crescendo: la hora se acercaba y casi no se hablaba de otra cosa. Muchos de los presentes teníamos la sensación de que, o subías, o lo lamentarías el resto de tu vida. De alguna manera, intuíamos que se estaba cociendo algo bueno.  

   A eso de las 19 h. llegó el gran momento. Nos acercamos al Bar Central La Palma de El Paso y lo que nos encontramos fue grandioso en todos los sentidos. El bar remodelado y espectacular, pensado totalmente para la música y para el espectáculo en directo, de grandes dimensiones, con buen gusto y con otra sala más reducida pero más íntima en su parte superior. Combinados a buen precio, degustación gratuita de jamón y entremeses varios, actuaciones musicales en directo…;  ciertamente, más no se podía pedir.

   El local estaba lleno pero se fue llenando todavía más, igual que la calle, que estaba de bote en bote, casi no cabíamos ni dentro ni fuera, incluso el boca a boca hizo que continuara llegando gente esa misma tarde-noche: una marea humana que no se lo quería perder. La sensación que teníamos muchos de los presentes es que estábamos viviendo algo histórico, de esos momentos que  cuando pasen los años: diez, veinte, treinta… al ver una foto comentarás ¿recuerdas ese mágico momento de la inauguración? Como cuando nuestros mayores miran fotos en blanco y negro y se ponen nostálgicos. Vale, ahora  en color y digitales, pero con el paso del tiempo es igual, el recuerdo siempre amarillea las instantáneas.

   En lo musical, también a lo grande, para no variar. Desde Gran Canaria, Arístides Moreno hizo a la gente reírse y corear sus divertidas canciones: un auténtico bufón canario, un juglar moderno. Desde La Palma, los siguientes fueron una  banda de ilustres vecinos de El Paso, profetas en su tierra: Tihuya Cats, con su clásico y poderoso rockabilly nos hicieron bailar desalmadamente. Para terminar, desde Tenerife, Escuela de Calor, una banda de versiones, muy bien ejecutadas: canciones de U2, The Police, Maná, Coldplay… nos hicieron pasar un muy buen rato, de eso se trata: todos parecíamos enanos. El programa, como diría un argentino: de diez.

   Mientras en La Palma unos municipios apuestan fuerte, otros han puesto trabas a la música en directo, en algunos casos llegando a criminalizarla; como si la música tuviera culpa de algo; e incluso, llegando a cortar tradiciones populares. La música es uno de los mayores dones que se nos ha concedido a los humanos, seguramente el arte más sublime, aquel que a todos nos iguala y nos hace disfrutar conjuntamente, sentirnos cercanos y próximos, y ser más tolerantes: como tal debería ser tratada; como algo sagrado; como el fuego que los hombres prehistóricos alimentaban para que no se apagara.   Algunas decisiones, aparte de inexplicables y unilaterales: antinaturales. Por momentos, más que departamentos de cultura, parecen departamentos de incultura. Por suerte, no todos parecen pensar y actuar así. Lo positivo es que acontecimientos como el relatado pueden marcar tendencia.   

   Pero no queremos desviarnos de lo realmente importante. Pocas veces he visto una inauguración y una apuesta tan a lo grande en La Palma. Mis felicitaciones por ello y por tan buena campaña publicitaria, a todos los niveles: radio, Internet, boca a boca… luego todo estuvo de fábula: chapó a los encargados de que todo saliera tan bien, desde los camareros y músicos a organizadores y emprendedores, absolutamente todos.   También para el municipio de El Paso, culturalmente no deja de crecer. Con todo, lo bueno es que La Palma gana un nuevo lugar para la música en directo, un lugar de lujo del que todos nos podemos servir cuando gustemos. También hay más actividades, incluso para niños, el que lo desee se puede informar al respecto. Mis mejores deseos y la mayor de las suertes: larga vida al Bar Central La Palma. Una inauguración realmente inolvidable.   

Archivado en:

Publicidad
Comentarios (0)
Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com