cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Palmero de ida y vuelta
Publicidad

País de Corruptos

Dicen los que saben de economía que vamos a ser el país con una recuperación más tardía de la actual crisis. Afirman las estadísticas que los cuatro millones y pico de parados se van a mantener más de la cuenta, los jóvenes carecen de oportunidades para integrarse en el mercado laboral salvo con contratos-basura, tenemos un alto índice de corrupciones sociales y personales. Sabemos que después de Estados Unidos somos el país donde más se consume cocaína, una patria de pícaros intocables cuando cometen sus desaguisados, sus operaciones de ingeniería financiera.

"Fallamos que debemos absolver y absolvemos a Cesáreo Alierta y a Luis Javier Placer, por haber prescrito, del delito de uso de información privilegiada", ha decretado una jueza recientemente. Nada menos que el presidente de Telefónica ha sido emplazado fugazmente en la nómina de los presuntos, con el desenlace ya expuesto.

Ahora sabemos también que Luis Roldán, director que fuera de la Guardia Civil, saldrá pronto de la cárcel tras sus innumerables apropiaciones indebidas sin arrepentirse de todo lo que rapiñó y sin haber devuelto un solo euro de la inmensa fortuna que tendrá a buen recaudo en un banco suizo. En 1997, siendo presidente de Tabacalera, el señor Alierta "ideó la forma de aprovechar el conocimiento de determinados hechos sustanciales relativos al mercado bursátil, a las operaciones que se iban a realizar y a la repercusión que tales hechos fueran a tener en el desenvolvimiento del mercado de valores para obtener una ventaja patrimonial considerable", se lee en la página 7 de la sentencia de la jueza Carmena.

Parece que la oligarquía financiera de este país, tan acostumbrada a dar pelotazos en contra del interés social de los españoles, hace que este país se parezca cada vez más a lo que se cuenta en la película Wall Street. Se vuelve a repetir la historia de los Albertos, Cortina y Alcocer, en la cual se demostró que los famosos primos cometieron estafas, apropiaciones indebidas, falsedades documentales, etc. La oligarquía financiera española se sabe por encima del bien y del mal, se siente segura, y a pesar de la crisis que a todos golpea se sabe impune. Por ello prosigue y proseguirá con sus maniobras orquestales en la oscuridad.

En EEUU, país del que detestamos su belicismo, son mucho más serios en las cuestiones que afectan al interés general. Un caso tan complejo como el Madoff ha sido juzgado y sentenciado, y el estafador que ideó la mayor estafa financiera de la historia, un timo piramidal que él mismo llegó a cifrar en 50.000 millones de dólares, está en la cárcel para el resto de sus días. Fueron 150 años de prisión, que tendría que cumplir en su totalidad, sin beneficio ni redención de penas.

¿Cuándo sucederá aquí algo ejemplarizante, cuándo tendremos unas garantías públicas de que se van a controlar los timos de alto nivel? Difícil cuestión, habida cuenta de cómo funciona la maquinaria judicial, y las impunidades que se van sembrando en el camino. La democracia no ha llegado a nuestro kafkiano sistema judicial, tan lleno de diligencias previas, recursos y favoritismos. ¿Somos uno de los países más corruptos de Europa? ¿Lo vamos a seguir siendo? Los buenos negocios sólo son para algunos, los que están en la cúspide del sistema. El resto tendrá que dedicarse a malvivir con sus hipotecas y con su paro creciente.

Archivado en:

Publicidad
Comentarios (0)
Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com