cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Cultura
Publicidad

La Palma, el último destino profesional de Agustín Espinosa, protagonista de las Letras Canarias 2019

Llega una nueva edición del Día de las Letras Canarias, mañana jueves 21 de febrero, dedicado este año a la figura y obra de Agustín Espinosa (Tenerife, 1897-1939). Una efeméride instaurada por el Gobierno Autónomo en 2006, cuya fecha conmemora el fallecimiento de José Viera y Clavijo en 1813. En el marco de esta celebración, se ha puesto a disposición de ciudadanía e instituciones una publicación monográfica sobre el autor, de gran valor divulgativo y educativo, que puede descargarse en la web www.gobcan.es/cultura/dlc.

La elección de Espinosa coincide con el 80 aniversario del fallecimiento de este autor, exponente del Surrealismo en Canarias, “uno de los escritores más interesantes dentro de ese gran momento de efervescencia artística que supuso la vanguardia insular”, apunta el consejero de Cultura, Isaac Castellano. Espinosa destacó en casi todos los géneros literarios, así como en su faceta docente, siendo profesor y referente para generaciones posteriores de las letras en las Islas “como Pino Ojeda y Rafael Arozarena, escritores homenajeados en pasadas ediciones”, matiza.

La Palma está presente en el último y trágico tramo de la vida del escritor tinerfeño. Profesor de Educación Secundaria, con el golpe de Estado de Franco, Espinosa es destituido de su cátedra por la obra Crimen. La reposición llegará en abril de 1938, solicitando su traslado al Instituto de Santa Cruz de La Palma, donde tomó posesión en octubre de 1938.

Este fue su último destino profesional, en la “verde isla brava”, de donde marchó a recuperarse de una intervención quirúrgica a Los Realejos, en Tenerife, donde falleció el 28 de enero de 1939.

Publicación monográfica

‘Agustín Espinosa. Sueños adversos’, como se ha titulado la publicación, incluye una cronobiografía de Espinosa, artículos en profundidad sobre su aportación literaria a cargo de diferentes especialistas, fotografías y otra documentación gráfica recopilada y una selección antológica de su obra. La revista también cuenta con una tirada impresa de 3.000 ejemplares a distribuir en las bibliotecas públicas del Gobierno. Junto a esta publicación, está prevista la edición de una antología del escritor portuense.

Además, como en anteriores ediciones de las Letras Canarias, las redes sociales serán otro de los canales principales de difusión del legado de Agustín Espinosa. Se ha elaborado material divulgativo digital que se lanzará a través de la página de Facebook del Día de las Letras Canarias, así como en otras redes de la Consejería de Turismo, Cultura y Deportes.

Por último, una muestra biográfica con contenidos similares a los de la revista, pero sobre paneles informativos, recorrerá decenas de bibliotecas públicas de las Islas, comenzando por las dos estatales que el Gobierno gestiona en ambas capitales.

Acto conmemorativo

Por otra parte, el Gobierno canario realizará el habitual acto conmemorativo, este año trasladado por cuestiones organizativas al día 26 de febrero y a un nuevo emplazamiento: la Plaza Viera y Clavijo de Los Realejos, municipio del que era oriundo Viera y en el que vivió y murió Agustín Espinosa. Se da la circunstancia, además, de que el poeta y novelista fue gran estudioso de la figura de Viera, así como de otros ilustrados canarios como Clavijo y Fajardo, sobre quien versó su tesis doctoral.

Así pues, el día 26, ambos “regresan” a su contexto vital: la villa del norte de Tenerife, donde niños y niñas de los centros públicos del municipio serán protagonistas de un recital en el que compartirán algunos de los textos de Espinosa. También se llevará a cabo una representación teatral sobre la vida y obra del autor, interpretada por Albano Matos y dirigida por Fabián Lomio. La tradicional ofrenda floral al busto de Viera y Clavijo cerrará el acto.

Descendientes de Agustín Espinosa, junto a representantes institucionales, estarán presentes en este encuentro. Se prevé la asistencia del presidente de Canarias, Fernando Clavijo, el viceconsejero de Cultura, Aurelio González y, como anfitrión, el alcalde de Los Realejos, Manuel Domínguez.

agustin espinosa

Agustín Espinosa

Agustín Espinosa (Puerto de la Cruz, Tenerife, 1897 – Los Realejos, Tenerife, 1939) fue un autor muy admirado y leído en su época. Entre 1927 y 1936 desplegó lo más interesante, profundo y complejo de su producción, que alcanza en el surrealismo y en la obra Crimen (1934) su expresión más lograda y reconocida, aunque el latido renovador de Lancelot, 28°-7° (1929) la convierte en una pieza fundamental de la nueva literatura.

Espinosa colaboró en los principales periódicos y revistas de su tiempo (La Gaceta LiterariaExtremos a que ha llegado la poesía españolaHeraldo de MadridHoyLa Prensa…) y fue el principal agente de la vanguardia canaria. A él, junto a Juan Manuel Trujillo y Ernesto Pestana, debemos las páginas de La Nueva Literatura, en La Tarde, donde se fraguaría el carácter de La Rosa de los Vientos (1927), revista cardinal en dirigir el cambio de rumbo. Luego, la gran revista, y seguramente la primordial, Gaceta de arte (1932-1936), tiene en Espinosa a uno de sus más activos e insignes colaboradores e impulsores.

Estudiante de Filosofía y Letras en La Laguna, Granada y Madrid, se doctoró en 1924 y ejerció la docencia en Tenerife, Lanzarote, Gran Canaria y La Palma. Obtuvo en 1928 la cátedra de Lengua y Literatura Española. Agustín Espinosa prestó atención en sus apenas cuarenta y un años de existencia a diversos temas de la literatura de las Islas: reivindicó la feliz hora de la ilustración canaria dedicando su tesis doctoral a fijar, desmitificar y esclarecer la figura de José Clavijo y Fajardo y, en una de sus célebres conferencias, hizo lo propio con Viera y Clavijo.

Abrazó el homenaje gongorino del 27 recalando en la principal figura del barroco canario: Fray Andrés de Abreu; revisó los mitos de Dácil, Hernán Peraza y, por supuesto, Lancelot; emprendió el primer rescate del romancero canario y reseñó constantemente aquellas obras de su tiempo que más le interesaron: Saulo Torón, Emeterio Gutiérrez Albelo, Agustín Miranda, Pedro García Cabrera, Félix Delgado, Andrés de Lorenzo Cáceres…

La Exposición Internacional del Surrealismo celebrada en Santa Cruz de Tenerife en 1935 contó con la indispensable colaboración de Espinosa, ya como escritor y agente cultural, ya como presidente del desaparecido Ateneo de Santa Cruz, espacio que albergaría la exposición. Espinosa presentó a André Breton antes de que este procediera a la lectura de su conferencia titulada Posición política del arte de hoy y luego el propio Espinosa leyó la versión española que él mismo había realizado.

Junto a Domingo Pérez Minik, Pedro García Cabrera, Eduardo Westerdahl y Domingo López Torres firma el n. 2 del Boletín Internacional del Surrealismo y luchó hasta el final para impedir la prohibición de proyectar La edad de oro, lo que incluye la firma de un manifiesto que gaceta de arte publicó contra la labor reaccionaria de la ultraconservadora Gaceta de Tenerife, principal oponente de la proyección.

El alzamiento militar de 1936 trajo la represión y depuración de nuestro autor. Una sombra de sospecha de la que no pudo desprenderse ni siquiera colaborando en ¡Arriba España! La enfermedad que arrastraba su úlcera desde la adolescencia se agravó considerablemente y no sobrevivió al último postoperatorio. Agustín Espinosa está considerado uno de los grandes escritores de la literatura canaria y uno de los máximos exponentes del surrealismo en lengua española.

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (0)
Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com