cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Cultura
Publicidad
Tijarafe

Las excavaciones del barranco de Los Gomeros siguen arrojando luz sobre el pasado aborigen de La Palma

Este verano habrá una tercera campaña de excavaciones y la segunda edición del Campus de Arqueología.

Tijarafe sigue adelante con el proyecto del Parque Arqueológico del Barranco de Los Gomeros. La Casa de la Décima acogió la presentación de los resultados de la segunda campaña de excavación realizada en este espacio protegido como Bien de Interés Cultural. Fue el arqueólogo Francisco Pérez Caamaño el encargado de presentar al público algunas de las conclusiones de este proceso de investigación, que continuará este verano con la tercera campaña, además de la celebración de la segunda edición del Campus de Arqueología, que en su estreno el año pasado cosechó un notable éxito.

Entre las conclusiones, destaca la presencia en la Cueva de Las Mejoranas de todas las fases de la cerámica de la Isla, lo que permite determinar que la ocupación de este barranco de Tijarafe fue de forma continua por los benahoaritas, “desde el inicio hasta el final”. En este sentido, destacó Caamaño otra conclusión que ya se había extraído en la primera campaña y es que el proceso de poblamiento insular  fue homogéneo y sin etapas. Es decir, no ha habido diferencias en este proceso entre las dos vertientes de la isla.

En lo que se refiere a la segunda cueva excavada, la del Lomo de La Viña, los restos de cerámica hallados solo pertenecen a las fases dos y tres. Al menos los encontrados hasta ahora, porque la tercera campaña, que está previsto que arranque a mediados del próximo mes de julio, se centrará en esta cavidad. En esta cueva también encontraron un hogar en perfecto estado de conservación.

Caamaño avanzó que en la tercera campaña de excavación también tienen previsto intervenir en la cueva del Granero o del Baile, con una prospección superficial, que permita determinar sus usos históricos.

La arqueología y la etnografía se van a dar la mano en este proyecto, denominado Occidente, cuyo objetivo “es conocer la ocupación y explotación de un barranco desde la llegada de los aborígenes, probablemente en torno al siglo I antes o después de Cristo, hasta la década de los 40 o 50”, explicó el doctor en arqueología. Y es que a pesar de que la mayor parte de la ocupación en el barranco de Los Gomeros fue en la etapa aborigen, “hay múltiples evidencias de los usos históricos”. En este sentido se refirió a cuevas utilizadas para el ganado, como almacén de productos agropecuarios (almendras, cereales, forraje).

Junto con la tercera campaña de excavación se realizará la segunda edición del campus de arqueología de Tijarafe. Tal y como manifestó el alcalde, Marcos Lorenzo, existe interés por todos los participantes de la edición anterior en repetir. Lo que pone de manifiesto el éxito de la experiencia. Si bien van a optar por una fórmula que permita la rotación.

Esta iniciativa nació precisamente de un sueño común entre Marcos Lorenzo, arqueólogo de formación, y Pérez Caamaño, natural de Puntagorda. Una iniciativa que permite mejorar el conocimiento sobre el pasado aborigen de La Palma, a la vez que se desarrolla un proyecto para dinamizar la economía como un atractivo turístico. Este camino lo comenzó en solitario el Ayuntamiento tijarafero, al que se le sumó posteriormente el Gobierno de Canarias, a través de la Dirección General de Patrimonio.

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (1)

Leer más

Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com