cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Cultura
Publicidad
Los Llanos de Aridane

Vargas Llosa: "Un pueblo impregnado de buena literatura es más difícil de engañar"

El Premio Nobel habló del poder de la gran literatura para crear un espíritu crítico y transformador, en la conferencia inaugural del 2º Festival Hispanomericano de Escritores

Vargas Llosa y Armas Marcelo. Juancho García

El escritor y premio Nobel de Literatura, Mario Vargas Llosa, reivindicó este martes el español como lengua literaria y consideró que las sociedades libres son las sociedades cultas. Vargas Llosa dijo estas palabras durante la conferencia inaugural de la 2º edición del Festival Hispanoamericano de Escritores que se celebra en Los Llanos de Aridane, en la que afirmó que solo la gran literatura es capaz de despertar en nosotros el espíritu crítico. Un pensamiento crítico que es necesario en estos momentos en los que se están produciendo importantes retrocesos no solo en los países más desfavorecidos sino también en los ricos, donde triunfa “la demagogia y el nacionalismo”. La buena literatura, opinó, “nos defiende de todo eso”.

La intervención del escritor se centró fundamentalmente en el español como lengua, a la que calificó como “una de las grandes contribuciones de España en América”, una América que antes de la llegada de los primeros europeos hablaba del orden de los 1.500 a 2.000 dialectos, “una extraordinaria diversidad que el español unificó, un hecho del que debemos sentirnos orgullosos”, dijo.

“Han sido los pueblos donde se habla español los que han hecho posible que sea una lengua tan viva y literaria y en proceso de expansión”, y elogió que el Festival Hispanoamericano de Escritores se celebrara en Canarias, en concreto en Los Llanos de Aridane, porque el archipiélago “debe ser un puente entre España y América Latina”.

Para el Premio Nobel “la literatura moviliza una serie de fuerzas que obliga a un esfuerzo intelectual y enriquece nuestro lenguaje. Solo la literatura tiene esta virtud. No hay manual que permita conocer el idioma en toda su riquísima diversidad, eso solo lo enseñan las grandes poesías, novelas y ensayos escritos en nuestra lengua”.

Lo mejor de la literatura es que exige al lector un esfuerzo intelectual que “nos enriquece y estimula nuestra imaginación” aunque la mejor literatura, indicó, produce “en nosotros un malestar ya que descubrimos un mundo que inventamos que resulta ser más rico  y diverso que el real”.

Explicó cómo durante el siglo XVI se prohibieron las novelas en Hispanoamérica, aunque se continuó leyendo gracias al contrabando de libros. Esta prohibición afectó a la vida cotidiana en la América española e impregnó  de ficción la vida de los americanos que acabaron por confundir lo real con lo irreal.

El escritor reiteró que la ficción genera malestar pero que también es “una locomotora de progreso al crear insatisfacción con el mundo tal y como es”. Para Vargas Llosa, una sociedad que quiera ser democrática deber ser una sociedad de lectores de buena literatura, dijo, para añadir que “un pueblo impregnado de buena literatura es más difícil de engañar, por eso hay que dinfundir la lectura y la gran literatura”. En este sentido, animó a la lectura de la literatura “tan diversa, tan múltiple, de la producción en la lengua que hablamos”.

Juancho Armas Marcelo, que presentó y contó algunas anécdotas del autor de Conversación en la Catedral, La Guerra del Fin del Mundo, La Fiesta del Chivo o Cinco Esquinas, destacó su excelencia y gran capacidad de trabajo a sus 83 años (1936), y no descartó que pueda conseguir su segundo Premio Nobel.

LE CLÉZIO

El acto inaugural del 2º Festival Hispanoamericano de Escritores contó antes de la charla de Mario Vargas Llosa en la plaza de España de Los Llanos de Aridane con la intervención del también premio Nobel de Literatura Jean Marie Gustave Le Clézio, quien al no poder asistir al encuentro por motivos de salud, grabó en vídeo una hermosa conferencia que tituló Al mar, en la que contó sus vinculaciones con Canarias, al atracar el barco en el que viaja de niño con su familia en el puerto de la Luz, en la capital grancanaria, y el hechizo que tanto su padre como él sintieron al ver la isla. “No nos quedamos a vivir porque mi padre no hablaba español”, dijo. En su intervención, que pronunció en español, explicó además cómo el mar  ha estado presente en su obra así como en sus lecturas. Citó a modo de final un verso de Las flores del mal, de Baudelaire: “Hombre libre / querrás siempre el mar”.

El vídeo se exhibió en el salón de actos del Museo Arqueológico Benahorita, y tras finalizar, intervino la poeta Elsa López que recitó algunas poesías en la que estuvo muy presente La Palma, el mar y los amigos ausentes.

El II Festival Hispanoamericano de Escritores es una iniciativa de la Cátedra Vargas Llosa, el Ayuntamiento de Los Llanos de Aridane y el Cabildo Insular de La Palma, con la colaboración del Instituto Cervantes, la Fundación Universidad de Guadalajara y el programa Canarias Crea Canarias del Gobierno de Canarias.

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (4)

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com