cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Cultura
Publicidad

Facundo Daranas reivindica el papel "capital" de la Orden Tercera franciscana en La Palma

El historiador publica ‘La Orden Tercera franciscana en la isla de La Palma (1633-2018) Historia y patrimonio’.

Facundo Daranas en la parroquía de San Francisco.

La humildad predicada por el santo de Asís impregna la historia del movimiento seglar franciscano en La Palma, que está próximo a cumplir 400 años de vida. En silencio, sin hacer ruido, los hombres y mujeres que constituyen este colectivo de Santa Cruz de La Palma han labrado a lo largo de su dilatada historia, desde su fundación en 1633, una trayectoria marcada no solo por la religiosidad, sino también por una enorme labor social y cultural.

Investigar este movimiento franciscano, con sus singularidades en La Palma, recopilar su inmenso legado y darlo a conocer ha sido uno de los objetivos de la monografía publicada por el historiador palmero Facundo Daranas Ventura, La Orden Tercera franciscana en la Isla de La Palma (1633-2018) Historia y Patrimonio, que se presentó recientemente en la iglesia de San Francisco.

Daranas Ventura viene así no solo a cubrir un hueco en la historiografía local, sino de alguna manera también a hacer un acto de justicia, reivindicando que “la Orden Tercera ha sido una institución de capital importancia en determinados aspectos de Santa Cruz de La Palma”, tal y como indica en la introducción de la obra.

Una obra que está prologada por el franciscano y Cardenal Arzobispo Emérito de Sevilla, Carlos Amigo Vallejo; el historiador palmero Jesús Pérez Morera; el presidente del Cabildo de La Palma, Mariano Hernández Zapata, y el Delegado del Gobierno en Canarias, Anselmo Pestana Padrón.

El trabajo presenta en sus más de 430 páginas la proyección de esta “gran desconocida” Orden Terciaria a lo largo de su historia, en distintos ámbitos de la vida. “Es obvio que no se puede valorar, ni proteger, y ni siquiera respetar aquello que no se conoce”, advierte el historiador, que ha realizado una notable aportación para la historia local con esta publicación.

Daranas Ventura destaca que la labor de la Venerable Ordena Tercera “no solo se ha centrado en el ámbito religioso, sino también en el mantenimiento de ancestrales tradiciones y, al mismo tiempo, en la incorporación de enriquecedoras aportaciones ligadas a las principales manifestaciones sociales, festivas y culturales que han tenido lugar en la ciudad a lo largo de los siglos: Bajada de la Virgen, Semana Santa, Festividad de San Francisco o La Inmaculada, Navidad, como así lo atestigua su patrimonio histórico y documental, custodiado en su capilla y archivo”.

Portada del libro de Facundo Daranas.

Portada del libro de Facundo Daranas.

Del mismo modo, destaca que “entre sus miembros ha contado como hermanos con personas preeminentes de la sociedad de Santa Cruz de La Palma, cuyo prestigio personal les ha llevado a desempeñar los más relevantes cargos en el contextos social, político, militar y cultural de la ciudad”.

Tras el estudio en profundidad de las distintas líneas que han operado a lo largo de la historia de este movimiento seglar, teniendo como eje la Orden Tercera de La Palma, el autor destaca que concurren “una serie de circunstancias que la singularizan y la dotan de una especial relevancia con respecto a otras ordenes terceras de Canarias”.

En esta línea subraya que la Venerable Orden de Tercera de La Palma, denominada desde 1978 Orden Franciscana Seglar, “es la institución religiosa seglar más antigua de la isla, donde se ha desarrollado su labor de forma ininterrumpida desde el momento de su fundación, en 1633, hasta la actualidad”. Además, “se trata de la orden tercera franciscana más antigua de Canarias”. Junto con todo ello, subraya el hecho de que se trata de “la única Orden Tercera de Canarias que conserva y custodia un valioso archivo histórico”.

Sin duda, la obra del historiador palmero colma las expectativas que se fijó como objetivo a la hora de abordar el trabajo y que estaban relacionadas con “los verbos conocer, valorar, respetar, proteger y divulgar”.

Muestra de ello son las palabras que Carlos Amigo dedica en el prólogo de la obra al historiador Facundo Daranas Ventura, donde pone de manifiesto que esta monografía “va más allá, mucho más lejos, que el estudio de una asociación religiosa, para ofrecer un capítulo importante de la cultura, el arte, la vida social, y hasta la misma historia de la isla de La Palma, y, en particular, de la ciudad de Santa Cruz”.

El doctor en Historia del Arte y profesor de la Universidad de La Laguna, Jesús Pérez Morera, subraya que la obra de Daranas Ventura, “con una visión integradora y cultural, trabaja la historia del arte, la historia social, las mentalidades, los gustos estéticos y, en fin, todas las diversas manifestaciones del hombre en la sociedad”. “Este libro (…) cumple un servicio social y cubre una necesidad imperiosa en la sociedad actual, urgida de reconocerse y reencontrarse con sus valores más hermosos, dignos y auténticos, con nuestra verdadera identidad cabría decir, concepto que aquí cobra todo su legítimo y precioso sentido, y con todo aquello que amamos y nos representa. Por ello, debemos dar eternamente las gracias a Facundo por recordarnos, quiénes debemos ser y qué senda debemos seguir”, concluye.

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (9)

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com