cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Economía
Publicidad

Miguel Martín (ASPA) demanda prioridad en las inversiones hidráulicas y no descarta desaladoras para la isla

El presidente de la Asociación Palmera de Agricultores y Ganaderos indica que el cambio climático es ya una realidad que está afectando a la isla, donde llueve cada vez menos

El cambio climático es ya una realidad que está afectando a toda España y también a la isla, donde la sequía cada vez está más presente, y por eso el presidente de la Asociación Palmera de Agricultores y Ganaderos de La Palma, ASPA, Miguel Martín, ha manifestado que las inversiones en obras hidráulicas en la isla tienen que ser una prioridad en este momento para aprovechar al máximo el agua, no porque “beneficien al agricultor y al ganadero sino a toda la isla”. “Sin agua, por ejemplo, no podemos tener turismo”, dijo.

“Tenemos que pensar a largo plazo porque la lluvia caída nos da tranquilidad para unos días pero no podemos dejar de hablar de la sequía y del agua, que es importantísima para la Isla”, apostilló.

Teniendo en cuenta este panorama, el presidente de Aspa consideró fundamental que la obra del tubo de Barlovento a Tijarafe, junto con la presa de Vicario, tienen que declararse de emergencia para poderlas seguir ejecutando con el fin de que “tengamos para el próximo verano por lo menos la primera”.

El sifón de las Nieves junto con el tubo que va de Aduares al túnel nuevo también son también necesarios para poder aportar agua al Valle de Aridane, a lo que hay unir, indicó el presidente de ASPA, el arreglo del canal Barlovento-Fuencaliente, que es una obra que hay mejorar este invierno para que hayan las menos pérdidas posibles. “Estas son las obras para ahora junto a la necesidad de tener preparados dos o tres pozos en la parte Este, de manera que puedan elevar agua al Valle o a Fuencaliente”, indicó.

Un segundo paso para Martín serían las presas de El Paso, las Breñas, o seguir mejorando los sistemas de riego, y la tercera fase, ya más a largo plazo, sería empezar a hablar de las desaladoras (desalinizadoras) y del momento oportuno en que habría que ponerlas. “Somos conscientes de que pudiera parecer que estamos locos planteando hablar de desanilizadoras en La Palma, pero tendremos que tener todos los trabajos terminados en un momento dado y ojalá que no los tengamos que usar porque el ciclo lluvioso viene, pero lo que está claro es que el cambio climático lo tenemos encima. Y es necesario plantearnos, en La Palma y en Canarias, lo que tenemos que hacer de cara la futuro con respecto al agua”.

La borrasca que afectó a la isla en estos días no dejó la lluvia que se esperaba y causó algunos daños en la parte alta de Tijarafe y de Puntagorda y algo también en la costa de este último municipio. Los cultivos afectados son los agrios, los aguacates y los plátanos que, dijo Miguel Martín, deben estar asegurados y espera que así sea por el bien de los agricultores porque “es la única manera en la que pueden recibir algún tipo de ayuda”.

Las últimas lluvias dejaron en Puntagorda unos 70 litros, unos 60 en Tijarafe y una cantidad similar en Franceses (Garafía). Para el viñedo, el almendro o el forraje le vino bien este agua. Y para la zonas de regadío supone el ahorro de un riego en algunas zonas. Sin embargo, en la Laguna de Barlovento no entró agua, ni tampoco hubo aumentos en el Valle, porque no corrió el barranco de las Angustias. No obstante, según informó el consejero de Aguas del Cabildo, José Luis Perestelo, “sí que hemos recibido una buena regada y eso hace que hoy el nivel de llenado de la red insular de embalses esté en un 38%. Hace un mes estaba en el 19%”.

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (8)

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com