cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Economía
Publicidad

El nuevo apagón ha puesto al descubierto las "debilidades" de un sistema aislado como el de La Palma, con una única central de generación

Llevará tiempo conocer las causas del cero energético, si bien las mejoras hechas en Los Guinchos ayudaron a reponer con mayor celeridad el suministro

Zona industrial donde está la central de Los Guinchos y DISA.

Llevará tiempo todavía conocer las causas que provocaron el cero energético que afectó ayer a la isla durante cerca de horas con los inconvenientes que ello generó a la población y a la actividad en general de la isla. La responsable de comunicación de Endesa, Ana Corredera, ha explicado que “ahora hay que sacar información de los sistemas para a ver dónde empezó la primera reacción que desencadenó todo lo demás”.

Una vez que se disponga de la información, dijo, se hará un informe para remitírselo a la Consejería de Industria, “si bien la misma de oficio cada vez que hay una incidencia abre un expediente informativo, y a partir de ahí, de la información que facilite Endesa, y de la que facilite el operador del sistema, tomará la decisión que tenga que tomar y nosotros por ley cumpliremos lo que tengamos que hacer de cara a la calidad”. Y en lo que no es legislable, reiteró Corredera, pedimos disculpas por el incidente puntual.

A diferencia de otros ceros energéticos que ha sufrido la isla en los últimos años (2009, 2010 y 2013), en esta ocasión el tiempo de recuperación del suministro se llevó a cabo con mayor celeridad, algo en lo que han influido las mejoras que se han venido haciendo en la central de Los Guinchos, la única central de generación de la isla. “Desde luego ante una situación compleja como es una afección total a la isla y cero generación en un momento determinado, en comparación con otras veces, efectivamente creemos que se ha notado lo que se ha venido haciendo en la central de Los Guinchos”, manifestó Corredera, quien no obstante subrayó que el principal objetivo de Endesa, como no puede ser de otra manera y con independencia de las mejoras que se hagan, es que no se produzca ninguna incidencia y si la hay, que la normalización del servicio sea lo antes posible.

Según relató la responsable de comunicación de Endesa, se han hecho muchas cosas en las central de los Guinchos, “desde los simuladores para que los trabajadores se puedan formar en situaciones críticas, los que trabajan en operación, modificaciones que se han hecho en grupos, conexiones, etc, inversiones que ayudan a que siendo verdad que somos un sistema aislado y que un fallo en la generación difícilmente no tendrá repercusión en el suministro al cliente,  la afección dependerá de la magnitud del incidente que se ocasione”.

Debilidades de un sistema aislado

El apagón de ayer ha vuelto a dejar al descubierto las debilidades de un sistema aislado como el insular, que no tiene un sistema continental, porque no está conectado. Corredera señaló que en la Península también se producen estas situaciones en las centrales pero que no se notan porque están integradas en un sistema conectado con toda la red.

En una isla como La Palma, sin embargo, con única central de generación existe una debilidad mayor y eso hace que “si ocurre algún incidente en un grupo, y no en todos como ayer, que fue una desconexión de todos los que estaban dando servicio en la central, no se irá toda la isla pero se dejará sentir en alguna zona”. La situación es algo mejor en Tenerife y Gran Canaria, que tienen dos centrales, y Lanzarote y Fuertenventura están interconectadas y se intercambian energía a diario. Son un solo sistema, ya que están conectadas por un cable submarino.

Calidad

Con todo y pese a estos “incidentes puntuales”, como los denomina la empresa, los índices que miden la calidad del suministro en Canarias están en la media, e incluso por encima, de algunos lugares de la península, que es un sistema interconectado, cosa que no ocurre con nuestros sistemas aislados.

Según el último año (2016) auditado por el ministerio, de la calidad del suministro, que se mide por un índice que se llama tiempo de interrupción por potencia instalado, de media a un cliente en Canarias durante todo el año se le fue la luz 27 minutos.

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (5)

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com