cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Economía
Publicidad

Comisiones Obreras y el presidente Pestana coinciden en el rechazo a la privatización de Aena

  • El sindicato recuerda que el Aeropuerto palmero ha sufrido recortes importantes

Una instantánea de la reunión mantenida por representantes de Comisiones Obreras con el presidente Pestana en el Cabildo.

Una representación del sindicato CCOO de Aena-Aeropuerto de La Palma se reunió recientemente con el presidente del Cabildo Insular de La Palma, Anselmo Pestana, para abordar la privatización de la red de aeropuertos puesta en marcha durante este verano por el Gobierno.

En dicha reunión, el sindicato, según informa en un comunicado, se reafirmó en su frontal rechazo a la privatización y "mercadeo" de los servicios aeroportuarios, y manifestó que el Ministerio de Fomento no sólo debe retractarse en su intención de enajenar el 49% de la sociedad pública Aena, sino que debería reafirmar su compromiso de mantener bajo control totalmente público la propiedad y gestión directa de los 48 aeropuertos que forman la red, para poder estar en disposición de garantizar la accesibilidad de la población a unos servicios de calidad y en condiciones de seguridad, fundamentales en la gestión aeroportuaria.

Por su parte, el presidente del Cabildo Insular informó a los representantes sindicales del acuerdo adoptado meses atrás por el Pleno del Cabildo, en el que se rechazó la privatización de los aeropuertos.

La representación sindical recordó en el curso de esa reunión, que Aena es una empresa que se autofinancia totalmente a través de los recursos que genera la propia actividad aeroportuaria y aeronáutica, y que, por tanto, actualmente no le cuesta ni un solo euro al ciudadano español al no tener ninguna partida con cargo a los Presupuestos Generales del Estado ni de las Administraciones Autonómicas o Locales. Esta circunstancia, indica el sindicato, es lo que ha posibilitado la reinversión de sus beneficios en las propias instalaciones y en unos servicios de calidad y seguridad que a día de hoy son referente a nivel mundial, y que mermarían muy seriamente al ser privatizados.

Las consecuencias negativas que tendría para el turismo y la sociedad española la subida de tasas aeroportuarias, la previsible supresión de servicios, precarización del empleo, disminución de los niveles de seguridad, etc, parecen, en ese escenario, más que evidentes. En este sentido, recuerda sólo como ejemplo cercano en el tiempo lo que ha pasado con la privatización de las compañías eléctricas con la excusa de hacerlas más competitivas, a resultas de la cual las tarifas han subido en torno al 60% en los últimos años.

Tras las ingentes inversiones que Aena ha realizado (unos 20.000 millones € desde el año 2000) en la renovación y construcción de unas infraestructuras que han quedado en disposición de atender sobradamente la demanda de tráfico de los próximos lustros, y tras un fortísimo plan de ajuste económico, que en el caso concreto del Aeropuerto de La Palma se ha traducido en la reducción de la plantilla propia de trabajadores – Servicio Contraincendios, Servicios Aeroportuarios, etc.- y en un drástico recorte de las partidas destinadas a la contratación de servicios externos, como el de limpieza de instalaciones, mantenimiento, seguridad, etc., inclusive la supresión total de otros como ha sucedido con el servicio médico, al sindicato le sorprende sobremanera que una vez estabilizada la viabilidad de la empresa y con las expectativas que genera un sector como el aeroportuario (Aena obtuvo unos 715 millones € de beneficio en 2013), piedra angular, por lo demás, en el 11% del PIB turístico nacional y en el 28% del de Canarias, el Ministerio de Fomento acelere al final de la legislatura el procedimiento para deshacerse del 49% de la empresa (30.000 millones € según valoración del Ministerio de Fomento en 2010, en plena recesión económica; 15.000 millones € según valoración del Ministerio de Fomento en 2014, cuando se consolida la tendencia en la recuperación del tráfico aeroportuario.

Hasta ahora, indica, las justificaciones que ha venido utilizando la Ministra Pastor cuando refiere la necesidad de internacionalizar Aena -gestora de varios aeropuertos fuera de España desde hace bastantes años-, reducir costes -algo con difícil encaje tras los ajustes ya realizados en los últimos años-, o promover la competencia entre aeropuertos …, siguen a años luz de satisfacer las demandas de este Sindicato y las necesidades de la propia sociedad. Antes bien, "justificaciones tan peregrinas sí parecen estar muy alineadas con aquellas tesis que apuntan a la existencia de compromisos adquiridos con determinados grupos empresariales, para expropiar los aeropuertos al conjunto de la sociedad y trasvasarlos a ese reducido grupo de empresas cuyo interés obvio no va a ser la adecuada gestión de servicios públicos aeroportuarios, sino la obtención de beneficios que aseguren el retorno del capital invertido, eso sí, en esta ocasión lejos del ámbito aeroportuario donde se generan".

Archivado en:

Publicidad
Comentarios (4)

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com