cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Economía
Publicidad

El Cabildo y el CSIC cumplen una década trabajando de la mano para promover la agricultura sostenible en La Palma

En el Laboratorio de Agrobiología.

El Laboratorio de Agrobiología Juan José Bravo del Cabildo de La Palma es un espacio de referencia para el sector primario insular, donde se articulan la investigación científica con el asesoramiento a los agricultores de la Isla, mediante el análisis microbiológico de productos como el vino, así como el estudio de la fertilidad de suelo, la nutrición mineral de cultivos o el análisis de plantas de interés agronómico. Un centro que está vinculado con el Instituto de Productos Naturales y Agrobiología (IPNA) del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), a través de un convenio con el Cabildo que se remonta a más de medio siglo de colaboración.

Fruto de este acuerdo se han desarrollado importantes programas de investigación destinados a fortalecer el sector agrícola y agroalimentario insular. Muestra de ello es el programa de Agricultura Sostenible, en el que se ha hecho un trabajo intenso y coordinado entre el Cabildo de La Palma y el IPNA-CSIC durante los últimos 10 años.

Promovido desde la Consejería de Agricultura, Ganadería y Pesca del Cabildo, su responsable, José Adrián Hernández Montoya, ha conocido de primera mano los avances que se han realizado tanto en este programa como en otros proyectos de notable interés que se desarrollan en este centro que, como destacó el también vicepresidente del la Corporación Insular, “presta un servicio público esencial para nuestros agricultores”.

Así las cosas, los estudios desarrollados desde el IPNA-CSIC junto con los técnicos de las Agencias de Extensión Agraria del Cabildo y colaboraciones externas en el proyecto de Agricultura Sostenible, han hecho que los resultados obtenidos establezcan un modelo ecológico, sostenible y con un gran potencial y alcance hacia la transformación de La Palma en una isla de residuo cero desde el punto de vista agronómico.

En este sentido, cabe destacar que se ha puesto de relieve la tendencia de una mejora de la calidad del suelo si se hace un manejo del cultivo ecológico. El resultado más interesante en este sentido es la presencia de microorganismos beneficiosos que ayudan a controlar las plagas y asimilar nutrientes de una manera más eficiente.

De forma lateral, los técnicos de las agencias del Cabildo y las investigadoras del INPA están desarrollando proyectos laterales, centrados en el conocimiento de la salud del suelo de los cultivos insulares. Entre ellos destaca la generación de un mapa de fertilización de platanera y aguacate; así como la caracterización estructural de raíces y hojas de estos cultivos comparando convencional con ecológico.

Proyecto Diversiagro

Fruto de este convenio, durante los últimos años se están desarrollando también diversos estudios de diversidad genética en el marco del proyecto denominado Diversiagro, cuyo objetivo es aportar información sobre las diferencias que existen entre las variedades de especies agrarias locales a nivel molecular, complementado con estudios de biología reproductiva.

Estos estudios de diversidad genética se han centrado en el duraznero o melocotonero (Prunus persica), un frutal templado, y en aguacate (Pesea americana) y café (Coffea sp.), dos especies tropicales.

En lo que respecta al melocotonero, se prospectaron plantas en prácticamente todos los municipios, abarcando diferentes cotas de altitud, detectando 28 perfiles genéticos diferentes pero muy próximos.

En lo que se refiere al aguacate, se ha realizado la primera caracterización molecular de ejemplares de aguacate antiguos presentes en la isla, de raza antillana e híbridos interraciales. Los resultados han puesto de relieve la actual riqueza genética, y la posibilidad de continuar los estudios para obtener variedades que pudieran ser interesantes desde un punto de vista comercial para la producción de fruta fuera de temporada o como portainjertos.

Asimismo se ha iniciado una caracterización genética de las plantas de café existentes en la isla, que se está complementando con un estudio de su fenología, que determinará los momentos clave del cultivo a lo largo del año (floración y fructificación). El objetivo es que los resultados puedan ser transferidos al sector productivo y contribuir a facilitar el manejo del cultivo.

Del mismo modo, se han llevado a cabo estudios sobre sistemas incompatibilidad floral en variedades de duraznero y ciruelo. En el caso del duraznero se han detectado dos tipos diferentes de sistemas de compatibilidad en siete muestras analizadas. Y en el ciruelo, se han podido conocer los grupos de incompatibilidad de cinco accesiones conservadas en la colección de la Granja Experimental de Garafía. Con estos trabajos se ha podido avanzar en la caracterización de los cultivares insulares.

Proyecto Bígamo

Financiado por la Fundación CajaCanarias y la Fundación Bancaria La Caixa en casi su totalidad, el proyecto multidisciplinar Bígamo estudia la tipificación genética y caracterización bioquímica de la pimienta palmera. Su principal objetivo es identificar las diferentes variedades de pimienta palmera a través de marcadores genéticos, así como sus características bioquímicas y nutricionales, y con ello proceder en el futuro a su registro.

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (2)

Leer más

Leer más

Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com