cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Economía
Publicidad

Concluyen ocho años de obras que han "transformado completamente el aeropuerto"

  • Se han puesto en servicio las pasarelas telescópicas y la plataforma ampliada

Aeropuerto de Mazo. Archivo.

Con la puesta en servicio de las pasarelas telescópicas y la ampliación de la plataforma de aeronaves, concluyeron ayer las obras de ampliación del Aeropuerto de Mazo ocho años después de su inicio a finales de 2004 y tras una inversión de más de 200 millones de euros. Estas dos actuaciones, que forman parte de la segunda fase del área terminal, han tenido un coste de 10,5 millones de euros.

El director del aeropuerto, Manuel Vinagre, destacó que con la puesta en servicio de las pasarelas telescópicas, que fueron estrenadas por los pasajeros del vuelo de Orizonia con destino a Bilbao, "culminamos bastantes años de obras que han transformado completamente el aeropuerto".

Recordó Manuel Vinagre que en esta segunda fase, a parte de instalar las pasarelas telescópicas, se ha terminado la ampliación de la plataforma para lo cual fue necesario demoler los edificios antiguos y se han instalado unos sistemas auxiliares de alimentación eléctrica para los aviones en tierra, que ahora se realizan desde las instalaciones fijas del aeropuerto y no desde grupos electrógenos, con la consiguiente disminución en la emisión de gases y los sistemas visuales de guías de atraques que permiten el estacionamiento autónomo de las aeronaves.

"Con estas obras de ampliación y con esta puesta en servicio de estas instalaciones se completan las obras de ampliación del aeropuerto que ya quedan en su configuración final", dijo.

Vinagre se mostró satisfecho con el resultado final de las instalaciones porque "consideramos que son modernas, funcionales y temas como las pasarelas telescópicas que ponemos en servicio hoy suponen también un salto de calidad en el servicio al pasajero y luego el sistema de alimentación eléctrica, que es no es visible para el pasaje, para las aeronaves supone un incremento del servicio para las compañías aéreas".

El director destacó además que el Aeropuerto de La Palma tiene un carácter de servicio público muy marcado, al estar en un territorio insular, por lo que "no podemos aplicar los mismos parámetros que en otros lugares" aparte de que hizo hincapié en que este aeropuerto ya tiene más de un millón de pasajeros y más de 20.000 operaciones al año y eso lo sitúa en un nivel de tráfico importante, y con un potencial de crecimiento grande.

Los datos

Esta segunda etapa se ha centrado principalmente en la ampliación de la plataforma, realizada tras las obras de demolición de los antiguos edificios, que pasa de 35.000 a 85.000 m2 de superficie, con lo que ahora hay 13 posiciones de estacionamiento, 8 de ellas con Sistema Visual de Guías de Atraque (SVGA), que permite a las aeronaves aparcar de manera autónoma, mejorando así la fluidez de las operaciones.

Se han instalado dos pasarelas telescópicas, situadas en los extremos norte y sur del edificio, de forma que el embarque y desembarque se realizará directamente entre la terminal y el avión. Las pasarelas pueden atender a toda la flota que opera en el aeropuerto, desde el A330 hasta el CRJ900, con excepción de los ATR.

El aeropuerto contará también con seis equipos de suministro de energía eléctrica 400 Hz a las aeronaves, que permitirán eliminar el uso de grupos electrógenos y reducir las emisiones de gases a la atmósfera.

Se ponen en servicio tres nuevas puertas de embarque, con lo que quedarían configuradas las nueve previstas inicialmente, y se abren los 1.200 m2 de sala de embarque pendientes. Estarán operativas dos cintas más de recogidas de equipajes, que se suman a las dos que ya estaban en funcionamiento.

A partir de ahora se dispone de tres controles más de pasaportes, dos en salidas y uno en llegadas, completando los seis controles previstos (4 en salidas y 2 en llegadas), para el embarque y desembarque de los pasajeros que llegan en vuelos no Schengen.

Previamente a la puesta en explotación, se desarrollaron pruebas de aeronaves para comprobar el correcto funcionamiento de las nuevas pasarelas y los nuevos sistemas asociados a los puestos de estacionamiento. También se realizaron pruebas de explotación básicas, con las que se hicieron comprobaciones específicas de embarque, controles de pasaportes, tratamiento de equipajes de llegada, seguridad aeroportuaria y señalización.

Balance del primer año funcionamiento

Durante el primer año de funcionamiento, la nueva terminal del Aeropuerto de La Palma recibió 1.055.000 pasajeros, se contabilizaron 19.000 operaciones, con un índice de puntualidad del 98%, y se procesaron 405.000 maletas a través del Sistema de Inspección de Equipaje en Bodega (SIEB).

Desde su puesta en servicio, el mes en el que registró el mayor número de viajeros y operaciones fue agosto, al sumar 106.249 usuarios y 1.794 vuelos.

La terminal cuenta con una superficie de 102.000 metros cuadrados distribuidos en 9 plantas, entre las que se encuentra la nueva torre de control, integrada en el edificio, siendo 4 las plantas subterráneas. Tiene capacidad para atender 1.700 pasajeros a la hora y sus instalaciones ofrecen una mayor calidad de servicio al acoger una zona comercial de 2.412 m2 y dos aparcamientos públicos dotados de 2.500 plazas para vehículos.

La actuación denominada Demolición de Edificaciones y Primera Ampliación de la Plataforma Borde Este del Aeropuerto de La Palma cuenta con financiación del Fondo Europeo de Desarrollo Regional de la Unión Europea (FEDER).

 

Archivado en:

Publicidad
Comentarios (18)

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

1 2
Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com