cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Municipios
Publicidad

El Hotel Faro de Punta Cumplida, un lugar para soñar

A mediados de abril llegarán los primeros inquilinos, alemanes y suizos, que podrán descansar en un precioso faro al lado del mar

Todavía le faltan muebles y algo de decoración pero el Hotel Faro de Punta Cumplida de Barlovento es ya una realidad, después de años de trámites y de una profunda rehabilitación que ha convertido la antigua vivienda de los fareros en algo parecido a un hogar situado entre plataneras y al lado del mar.

En este pequeño hotel farero, los inquilinos podrán disfrutar del silencio solo interrumpido por el sonido del mar, de la belleza casi abrumadora de la zona costera de este entorno, y de la experiencia de vivir en un faro que no va a dejar de funcionar y que estará abierto para que los huéspedes puedan subir hasta los más alto, son casi 200 escalones, y disfrutar de las vistas, tanto al océano atlántico como a la tierra fime surcada de plataneras.

Con tres habitaciones para ocho personas, dos cocinas y baños, el segundo hotel faro de España recibirá sus primeros clientes a mediados de abril, serán alemanes y suizos, que pagarán por noche entre 290 y 390 euros (dependiendo si la habitación es para dos personas o para cuatro), y el resto será disfrutar de esta instalación que ha supuesto una inversión de medio millón de euros y con la que los inversores, dos empresarios alemanes que la explotarán durante 35 años por una concesión de la Autoridad Portuaria, están entusiasmados porque consideran que es un sitio especial para disfrutar de una experiencia única al lado del mar.

Olimpia Isla, la arquitecta del proyecto, también se mostró feliz por ver hecho realidad su sueño, el mismo que Floatel, la empresa inversora que tiene alojamientos en faros en Alemania y “conseguí traerlos a España para hacer este proyecto que creo que es espectacular”.

Olimpia agradeció la ayuda del alcalde, Jacob Qadri, y de la isla para sacar adelante las tramitaciones con Patrimonio, Costas y Medio Ambiente y valoró el trabajo realizado porque “hemos cuidado todo al detalle, respetando el medio ambiente, la edificación y el faro, para que los inquilinos puedan revivir lo que vivían los fareros, esa sensación de soledad, de libertad, y de estar en contacto con el mar”. “Ha sido un proceso largo pero estamos muy contentos y va a triunfar en La Palma y en España”, dijo la arquitecta.

El proceso de rehabilitación no fue fácil. El edificio estaba cerrado, sin instalaciones, sin suelo, sin casi tejado, “lo cogimos, lo desmontamos, vimos lo que era original: las fachadas de roca volcánica, que son de 1860, las carpinterías de madera, la tea, la torre, que es una de las pocas torres de faro que tiene la escalera en piedra construida a la vez que se fue haciendo la torre. Con esas bases, vimos la piedra, la madera de tea, el patio e intentamos revivirlo, porque no había apenas planos, y creo que lo hemos hecho bastante bien”, manifestó orgullosa Olimpia.

El objetivo, que quien venga aquí viva una experiencia única. No es un hotel al uso, es una “casa donde vienes, te dan unas llaves y luego te entregan el desayuno por la mañana y estas solo, tranquilo y relajado”.  El faro se puede alquilar completo o por secciones. Hay tres estancias, de las que una es doble, con una ocupación máxima de ocho personas y tiene una piscina pequeña pero preciosa.

La torre tiene dos terrazas y la intención es que la gente pueda subir hasta arriba, que “es una pasada”, dijo Isla.

Leandro Melgar, director de explotación de Puertos del Estado, recordó que el hotel de Punta Cumplida es el segundo que se abre en España, dentro del proyecto Faros de España, que permite el uso hotelero y cultural de los faros para acercarlos a la población. El faro de Barlovento tiene 143 años de antigüedad y de esta manera se ha permitido su rehabilitación y que tenga un uso turístico. De modo que “hoy estamos de enhorabuena porque La Palma tiene el segundo faro a nivel nacional con este tipo de uso”, indicó.

Un uso que no afecta al faro porque “las señales marítimas siguen manteniendo su utilidad, y, además, nos permiten que sean utilizados por turistas, para que la gente los pueda conocer”.

El alcalde, Jacob Qadri, no ha ocultado su satisfacción por la terminación y la inauguración del hotel después de cinco años de tramitaciones, y agradeció a Floatel su apuesta por el municipio y por sacar adelante este proyecto que ahora espera que cumpla las expectativas y que traiga mucho turismo para isla. “Es una actuación singular, diferenciada, con un turismo de poder adquisitivo medio alto que esperamos que interactúe mucho con el resto del municipio, y que permita crear puestos de trabajo”.  “Es un pequeño hotel – reconoció Qadri- pero importante porque nos ha situado nuevamente en el mapa turístico, no solo insular sino también de Canarias, porque ha tenido mucha repercusión mediática”.

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (6)

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com