cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Municipios
Publicidad

PP y CC han dedicado los primeros meses de gobierno en la capital a poner "orden" para cambiar la ciudad

Juanjo Cabrera y Tony Acosta dieron a conocer las principales claves de su programa de gobierno basado en el trabajo para cambiar la ciudad y que los ciudadanos lo noten

Mejorar los servicios públicos como el de la limpieza, reducir la presión fiscal a los vecinos o potenciar el turismo en la capital insular, entre las prioridades

Juanjo Cabrera y Tony Acosta.

El Grupo de Gobierno del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma, conformado por el PP y CC, se ha dedicado a poner “orden” en distintos ámbitos de la corporación local en los primeros meses de gestión conjunta porque faltaba planificación, así al menos lo ha dicho este lunes el primer teniente de alcalde, Tony Acosta, en una comparecencia con el alcalde, Juanjo Cabrera, en la que dieron a conocer algunas de las claves del programa de gobierno con el que pretenden cambiar el rumbo de la ciudad.

Acosta, que reconoció errores de su partido en la pasada legislatura durante el pacto de gobierno con los socialistas que ahora pretenden corregir, puso el acento en concreto en  los servicios municipales en los que, dijo, es importante que entiendan los trabajadores que las cosas se gestionan de una manera determinada y con orden.

“En la parte que a mí me ha tocado me he centrado en que los servicios municipales tuvieran una regularidad, la optimización de los recursos que tenemos y que haya coordinación entre los propios trabajadores, un trabajo que ahora no se nota pero se verán sus frutos” y “después hemos iniciado acciones puntuales en puntos negros dentro de la gestión municipal para intentar que tengan efecto inmediato y que además repercutan en los vecinos cuantos antes”. Si se actúa de forma no planificada los costes para la administración son mucho mayores, indicó el también concejal de Obras, Infraestructura, Servicios Públicos, y Cementerio que enmarcó en esta situación de falta de orden y planificación las obras en marcha en La Alameda, las Cuatro Esquinas, y Avenida Marítima, que afectan a la movilidad dentro de la ciudad.

“Obras que nos encontramos en la situación que están” y “lo que hemos hecho es reunirnos con el Cabildo, con la empresa que ejecuta los trabajos y con la dirección de cada obra para que afecten lo menos posible a los vecinos”. “Hemos intentado que esa coordinación camine lo más rápido posible para que las obras estén entregadas cuanto antes y las molestías sean las menos posibles”, insistió.

El alcalde, Juan José Cabrera, por su parte destacó el esfuerzo realizado en estos meses en reforzar los canales de colaboración con otras administraciones y desgranó algunos de los objetivos marcados para esta legislatura como buscar una solución definitiva al problema de los aparcamientos, potenciar la zona verde y la zona azul o mejorar la situación económico-financiera del ayuntamiento siendo el objetivo cancelar en los próximos años la deuda suscrita con motivo del pago a proveedores y que justificó el plan de ajuste en el que lleva inmersa la corporación ocho años, un plan de ajuste que limita las inversiones y las contrataciones de personal.

También consideró prioritario dar utilidad a la Casa del Césped, sacar adelante el proyecto de accesibilidad a la Quinta Verde para aprovechar dicho espacio, potenciar que se agilicen los trámites para la construcción de la dársena norte del puerto, potenciar la playa, la adquisición del Castillo de Santa Catalina o buscar una solución “ya” para la ubicación del  Centro de Salud, ya que “la propuesta inicial de la barriada de Pescadores está anclada en el tiempo por un problema burocrático y si esa situación se prolonga no podemos esperar para no perder las oportunidades de financiación y buscar una alternativa”.

Poner en marcha cuanto antes la Escuela Infantil, que está terminada pero que requiere de un empuje burocrático para asumir las competencias el ayuntamiento y la regulación propia para ponerla en marcha, es otra prioridad para el Grupo de Gobierno, al igual que poner en marcha el ascensor urbano, buscar una alternativa al edificio de Correos para que “tenga una utilidad distinta y que pueda aprovecharse esa infraestructura estratégica para el municipio”, potenciar que la estación de guaguas sea por fin una realidad, el desarrollo turístico de la Cueva de Carias, el parque submarino, las zonas comerciales abiertas, la mejora de las viviendas de Benahoare o el nuevo edificio judicial.

Mejorar los servicios públicos como el de la limpieza, reducir la presión fiscal a los vecinos o potenciar el turismo en la capital insular son también otros objetivos prioritarios para los populares y nacionalistas en esta legislatura en marcha.

Ambos políticos mostraron su confianza en que este pacto, que está basado, dicen, en la confianza y la lealtad, sirva para cambiar la ciudad y que los ciudadanos lo noten. “Desde el punto de vista político ha sido un acierto esta decisión”, consideró el alcalde respecto al pacto de gobierno suscrito entre ambas formaciones en Santa Cruz de La Palma, una ciudad que para ellos daba la sensación de parada.

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (12)

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

1 2
Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com