cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Municipios
Publicidad

Tomaso Hernández crea en Puerto Naos 'La Escalera de los Paisajes', con "la magia realista de un photocollage"

El artista canario Tomaso Hernández crea en Puerto Naos ‘La escalera de los Paisajes’, un homenaje al agua en forma de ‘photocollage’ que “inevitablemente será un lugar de visita y posado fotográfico para los visitantes”, según informa en un comunicado.

Un homenaje al agua y un atractivo turístico
El agua, es un elemento infinito de fertilidad y, en este caso, es la parte de la naturaleza que el artista canario Tomaso Hernández ha decidido destacar en su nuevo proyecto: ‘La Escalera de los Paisajes’.

Ubicada en Puerto Naos, “este lugar se convertirá, sin duda, en un atractivo turístico de La Palma”. Se trata de una escalera en forma de photocollage con la que “el artista consigue envolver al viandante y, adentrarlo en la fuerza de la naturaleza que enjoya a la isla. Sin duda, será una obra en la que todos los turistas busquen la mejor foto para el recuerdo”.

Primera fase: “La Escalera de los Paisajes”
La vetusta escalera que conduce desde la playa de Puerto Naos, a la zona alta de Los Lajones, será demolida y se creará una nueva con escalones más cómodos, “con el extraordinario homenaje visual que el artista hace al agua”.

“El agua como punto de unión en todos los escalones. Al viandante le acompañará un nexo de vida, de prosperidad. El elemento del agua, una fórmula vital y uno de los valores más preciados de la zona de la playa de Puerto Naos”, apunta el artista.

“Esta imagen, este photocollage, estará realizado con las últimas tecnologías en técnicas de impresión y, funcionará con la banda sonora del sonido constante del agua del mar”, destaca.

Para este proyecto, Tomaso Hernández ha contado para el desarrollo de la idea con el arquitecto Félix Cabrera y, con Alejandro Jiménez como aparejador.

Se trata de un proyecto presentado en 2013 y, cuya primera fase, “La Escalera de los Paisajes”, se está ejecutando ahora, en 2021. Posteriormente, se ampliará a la parte superior del paseo y a los jardines de Los Lajones. El conjunto global del proyecto ya ha sido presentado en el ayuntamiento de los Llanos, por parte del equipo técnico y del propio artista.

Un recorrido del mar al cielo

‘La Escalera de Los Paisajes’, dibujada por Tomaso, “te lleva del mar al cielo. Su inicio en el mar, en la contrahuella 1, es el deleite visual para los primeros escalones, para los paseantes, para las terrazas. Se ve desde la playa, la avenida y, desde el paseo de la playa de Puerto Naos. El primer escalón es por tanto una gran ola que te invita a visitar la escalera”.

Arriba, en la zona alta de la escalera, en el escalón 91, hacia abajo, “después de los Astrofísicos y los observatorios, la vista general de la escalera, es coronada por los riscos de la Caldera donde brota naturalmente el agua y, fluye por la Cascada de Colores teñida por los óxidos de hierro. Da un salto a la cascada de los Tilos, fluyendo entre las rocas y por la evaporación convertida en lluvia horizontal, la presencia continuada de las nubes bajas en contacto con los bosques, para empaparlos y que goteen, la causa de la frondosidad de la laurisilva de la isla. Sigue fluyendo el agua hasta llegar a un paisaje con canal, que cuenta el aprovechamiento del agua y su evolución desde su captación. Sigue manando agua… formando un riachuelo que desemboca entre rocas en el mar… Este es el recorrido de arriba hacia abajo contrahuella 91 a la 1”.

Segunda fase: ‘Paseo de Atardecer y Estrellas’. Jardines de Los Lajones

Este es un proyecto pensado, ideado, para el disfrute de lo natural, lo natural de Los Lajones que atesoran la isla de La Palma. Este ámbito -según se informa en comunicado- es de especial interés, por ser una atalaya que genera unas vistas extraordinarias de la base del acantilado del Muellito y su entorno costero.

“Mar, riscos, vegetación autóctona, paseo, zona de descanso, miradores, atardecer, riscos iluminados, estrellas. Esta es la belleza natural de Los Lajones”. La idea de Tomaso es convertir este espacio en un atractivo para la observación de la Naturaleza. Un lugar de descanso, de reposo creado, de respiro. Convertir este lugar en un remanso de tranquilidad natural, cara al mar, para huir de lo urbano. Convertirlo en un lugar de descanso, de visión para todos.

“El proyecto trata de crear un lugar para visitar por la mañana; para gozar del frescor de las sombras a mediodía; para observar la caída del sol por la tarde, y, para ver la luna, el cielo infinito y las estrella, por la noche”.

La visión del artista y recorrido de sus proyectos

Desde 1996, las necesidades creativas de Tomaso Hernández le van exigiendo formatos cada vez más grandes en sus pinturas y, pasando del dibujo y la pintura, a la fotografía, las cajas de luz, de ahí a las videocreaciones, realizando posteriormente proyecciones de video de gran formato, en grandes espacios, con un carácter de instalación, como el proyecto: “Sombras por el Contrario” para la catedral Sacre Coeur de Casablanca (Marruecos) que se convierte en un punto de inflexión en su carrera.

“Me di cuenta de que solo con la pintura no podía expresar lo que quería, los formatos estaban creciendo, eran cada vez mayores y necesitaba más espacio. En medio de una transición procesual de la pintura a la fotografía hasta llegar al video y a la instalación, buscando más… tratando de encontrar el mejor lenguaje posible, el más exacto. Me di cuenta que me interesa el carácter de instalación, donde el espectador, el visitante se vea envuelto en una atmósfera, en un juego estético de integración y de aprendizaje de la Naturaleza y, así he llegado al espacio natural, que me ayuda a transmitir esa sensación deseada”.

Continuando con sus instalaciones de luces y sombras en espacios singulares como, el Centro de Arte Santo Domingo en Teguise (Lanzarote). Sala de Arte Tragaluz Digital, Sala de Arte Contemporáneo de Santa Cruz de Tenerife. El proyecto para el Museo Internacional de Arte Contemporáneo MIAC en Arrecife (Lanzarote), o la instalación para el Salón Noble del Edifici de Rellotge en Barcelona. En el Centro de Arte Atlántico, sala San Antonio Abad con la muestra: “Tengo el control con la duda” Las Palmas.

En el año 2013, Tomaso Hernández inicia una nueva etapa dentro de su carrera artística, saliendo de las salas de exposiciones convencionales y de los formatos tradicionales, para comenzar a hacer intervenciones en espacios más abiertos, comienza a trabajar en el exterior, en una línea más integrada con la Naturaleza.

“Mi estudio se encuentra en medio del campo de Tacoronte, viñedos, eucaliptos, un barranco a la izquierda y el mar al final del acantilado. Eso me permite estar ensimismado en la contemplación de la Naturaleza. Nos hemos alejado de la vida natural… vivimos esta época sin comprenderla y me hace pensar que debemos mantener siempre presente la escala de nuestra pequeñez frente a las fuerzas de la Naturaleza. Como el aire que exigimos para la vida, treinta veces por minuto”.

El artista canario retoma también su actividad expositiva con un proyecto de exposición, que será itinerante, de su obra más pictórica. Según comenta el artista, “la pintura me ha llevado al paisaje y el paisaje me devuelve a la pintura, se completa el círculo”. Tomaso Hernández disfruta por tanto de una sólida trayectoria.

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (6)

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Publicidad
CONOCER MÁS
Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad