cerrar
cerrar
Registrarse
Municipios

La antigua linterna del Faro de Punta Cumplida regresa a su "casa"

  • Se instalará en el casco urbano de Barlovento, cerca del Ayuntamiento

La antigua linterna del Faro de Punta Cumplida, en Barlovento, que está expuesta en la estación marítima de Santa Cruz de Tenerife, regresará pronto a su casa después de que el vicepresidente del Cabildo, Anselmo Pestana, se lo solicitara el año pasado al presidente de la Autoridad Portuaria, Pedro Rodríguez Zaragoza, que ha dado su visto bueno para que la pieza sea devuelta a la Isla.

Pestana ha destacado la total predisposición de Rodríguez Zaragoza que "entiende que forma parte de la historia insular" y "por eso me dijo que en cuanto tuviéramos el sitio para su ubicación y el la protección adecuada se podría trasladar". Algo que está cada vez más cerca puesto que el Ayuntamiento de Barlovento ya tiene la ubicación para la linterna, justo en los aparcamientos que están frente al edificio municipal, y el Cabildo, a través de la Consejería de Infraestructuras, pagará el traslado y las obras que es necesario hacer para su instalación y puesta en funcionamiento.

Si no surgen problemas, las obras se contratarán la próxima semana, según ha informado el propio consejero Jorge González, que ha dicho que el presupuesto total rondará los 50.000 euros.

Además del traslado de la pieza desde Tenerife a La Palma, que es bastante complicado, se tendrá que hacer una base para instalar una cúpula de acero inoxidable, y un acristalamiento para recubrirla. La luz será también un elemento fundamental de todo el conjunto y para ello la instalación eléctrica que se va a poner será de sistema LED.

"Llevamos tiempo trabajando en esta idea y ya estamos en la última fase que permitirá traer la linterna a Barlovento, instalarla, dejarla funcionando, y que los barloventeros recuperen parte de su historia", ha dicho González. "Cuando vuelva a estar encendida será un espectáculo".

Pestana manifestó que su traslado a La Palma supone recuperar una pieza de un importante valor. "Cuando quedó en desuso se llevó a Tenerife y ahora por parte de la Autoridad Portuaria no han puesto ningún reparo para que regrese a Barlovento".

Desde el Ayuntamiento barloventero, la concejal de Cultura, Silvia Rodríguez, confía en que esta joya del patrimonio local pronto esté en el municipio para que todo el mundo pueda verla. Es un proyecto que viene de viejo porque el Ayuntamiento tampoco tenía muy claro dónde la iba a poner pero "vinieron los técnicos del Cabildo y al final hemos optado por la zona de los aparcamientos".

La concejal explicó que "nuestro objetivo es que sea un atractivo más para que la gente visite el pueblo porque con la carretera nueva el tráfico irá por fuera pero si tenemos la antigua linterna del faro seguro que servirá de reclamo".

El faro se encendió por primera vez en 1867

La construcción del faro tiene sus orígenes en el Plan de Alumbrado de las Islas Canarias aprobado por real orden de 28 de abril de 1857, en el que se contemplaba la construcción de un faro de segundo orden en Puntagorda, aunque estudios posteriores determinaron la conveniencia de construirlo en el extremo NE de La Palma, según un artículo publicado en el blog La Palma y el Mar por el investigador palmero Juan Carlos Díaz Lorenzo, la Autoridad Portuaria y Alex Duncan.

El proyecto fue aprobado por real orden el 9 de mayo de 1861 y la construcción del inmueble se adjudicó al contratista José Ana Rodríguez González, vecino de Santa Cruz de La Palma, según consta en la real orden de 12 de agosto del mismo año, en la cantidad de 505.000 reales de vellón, es decir, 126.250 pesetas.

El faro de Punta Cumplida, considerado la primera obra pública importante del siglo XIX en La Palma, se encendió por primera vez en abril de 1867, aunque de forma temporal. El edificio y la torre son los originales, excepto la reforma efectuada en esta última para acoplar la nueva linterna, que se hizo de mampostería, y a la que se añadió una nueva balconada.

"El faro de Punta Cumplida mantiene su presencia pétrea desde hace casi ciento cuarenta años y todas las noches ilumina el cielo del nordeste insular, convertido en referencia de navegantes y en luz salvadora de pescadores, emitiendo sus destellos en la inmensidad del limpio y claro cielo palmero", apuntan los autores del artículo publicado en el blog La Palma y el Mar, que aseguran que con el paso de los años muchas anécdotas se han narrado sobre esta edificación. Por ejemplo, dicen, se cuenta que el viejo faro fue testigo de la presencia de submarinos alemanes y americanos durante la II Guerra Mundial, y que incluso llegó a funcionar con aceite de oliva y petróleo como combustibles.

 

Archivado en:

Comentarios (7)

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Últimas noticias

Lo último en blogs