cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Municipios
Publicidad
Santa Cruz de La Palma

Un secadero de tabaco, único en Canarias, oculto tras las viviendas de Benahoare

Los propietarios del inmueble, de un gran valor patrimonial, lamentan que las administraciones no hayan mostrado ningún interés en su recuperación

Antiguo secadero de tabaco en Santa Cruz de La Palma. D. M.

Oculto detrás de la urbanización Benahoare de Santa Cruz de La Palma existe un edificio de una gran singularidad en Canarias como reflejo arquitectónico de la cultura y la tradición del tabaco en la Isla. Un antiguo secadero de tabaco que es muy problable que sea un gran desconocido para la mayoría de la población de la capital palmera dada la dificultad que entraña poder verlo al quedar tapada su visión en buena medida cuando se construyó este barrio en la década de los ochenta. “Llevo viviendo aquí 30 años y no sabía que eso era un secadero”, nos comentó un vecino del barrio.

Con aspecto de un templo románico, aunque con más ventanas, no existe en La Palma un edificio de estas características para el secado del tabaco y es muy problable que tampoco haya un ejemplo similar en el resto de las Islas, tal y como nos han confirmado diversos expertos consultados y la propietaria del inmueble, Milagros Arozena, que ha sido profesora de Geografía e Historia, y que recibió este bien como herencia de su abuela.

Arozena desconoce con exactitud la fecha de la construcción del secadero, que estima que debió producirse a finales del siglo XIX o en las primeras décadas del XX. El secadero estaba inmerso en una finca mayor de la que existe actualmente. Una parte importante de ella fue expropiada para la construcción de Benahoare.

En la actualidad sufre problemas de conservación, en especial la cubierta. Su propietaria lamenta el escaso interés de la Administración por hacerse cargo de un bien patrimonial de esta categoría. A pesar de que se puso en contacto con el Cabildo el año pasado no ha recibido ningún tipo de respuesta y teme que se pierda una construcción única al menos en La Palma.

Arozena defiende que se trata de un inmueble que debe conservarse porque “forma parte de nuestra cultura, nuestras raíces y de la historia de Santa Cruz de La Palma” y para ello está dispuesta a llegar a un acuerdo para cederlo a las instituciones. “Solo con lo que hay en el secadero y la casa se hace un museo de etnografía”, nos comenta. Y asegura de que a pesar de que el edificio tiene problemas, “todavía está a tiempo de que se pueda recuperar”.

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (3)

Leer más

Leer más

Leer más

Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com