cerrar
cerrar
Registrarse
Opinión

San Miguel Arcángel, Patrono de Tazacorte y de la isla de La Palma

Las fiestas nos vienen, cuando se oyen y se escuchan las campanas, ese tañer alegre que no llega al oído aún de mañana de lejos…

San Miguel Arcángel.

Aquí, por el mes de septiembre, en un pueblo situado al noroeste de la Isla y con nombre de Villa y Puerto de Tazacorte, con un clima soleado todo el año. Con sus callejones estrechos, con sus casas antiguas, como la casa de Massieu, antiguo Lavadero Municipal. La casa Monteverde, donde se hospedaron los Beatos Mártires de Tazacorte, Ignacio de Acevedo y sus 39 compañeros. Casa del siglo XVI, es una de las más antiguas del siglo XVI.

También se conserva la casona solariega situada en un lugar tan relevante de la Historia de Tazacorte, y de la que los “bagañetes” nos sentimos orgullosos, del Almirante Don Francisco Díaz Pimienta, nacido en Tazacorte el 14 de agosto de 1594, fue naviero, armador y militar, durante su vida dio plenas pruebas de generosidad y alteza de su valor, llegando a ser uno de sus personajes más destacados del Siglo XVII.

La Iglesia de San Miguel Arcángel fue construida en el año 1513 y reformada en los siglos XVIII, XIX y XX, siendo la primera Ermita que se construyó en nuestra Isla. En ella se conservan reliquias de los Beatos Mártires, como el Caliz, con el que Ignacio de Acevedo celebró la Misa.

El pueblo de Tazacorte tiene otra notable particularidad, y es en la Casa donde se constituyó el primer Ayuntamiento “bagañete”, siendo el 6 de septiembre de 1925, situada en aquella ocasión en la Calle del Almirante Francisco Díaz Pimienta, y donde consta en sus paredes una placa que se erigió en Conmemoración del 75º Aniversario, el 6 de diciembre del año 2000. A fecha del año actual 2018, pronto se cumplirán 93 años, siendo el “benjamín” de nuestra Isla de La Palma.

La Fiesta en honor a nuestro Santo Patrono y de la Isla, como todos los años, a San Miguel Arcángel va a comenzar, contando  con un programa de actos para todos los vecinos del municipio y para aquellos que quieran disfrutarlos con ellos, desde distintos puntos de la Isla y de los que vuelven por estas fechas a su pueblo, para el disfrute de ellas.

Los pueblos tienen, como las personas, señas de identidad, particularidades que se hacen diferentes unos de otros. Pues bien, Tazacorte, tiene desde varios años un monumento diferenciador más.

Es a la entrada de su pueblo, la Fuente de San Miguel Arcángel. El monumento de la imagen, que se encuentra junto al edificio de las Casas Consistoriales, y es el símbolo del pueblo “bagañete”, que se prestigia en la Villa y Puerto de Tazacorte.

Las fiestas nos vienen, cuando se oyen y se escuchan, las campanas, ese tañer alegre que nos llega al oído aún de mañana de lejos…

El estampido fuerte del cohete, rompe el velo, la niebla monótona del paisaje, la melancolía soñolienta; y nos restregamos los ojos para verlo claro, para ver el horizonte, recordando cuando fuimos niños, corriendo detrás de los gigantes y cabezudos, con los músicos de la Banda Municipal.

Los ventorrillos vuelven, la Plaza se corona de ágiles banderas, las calles, igualmente lucen desde los balcones y ventanas de sus casas róseas colgaduras en honor al Santo Patrón San Miguel, símbolo de agradecimiento, símbolo de nuestras vidas a un bello porvenir, a un grato amanecer…

Así pues, venid a Tazacorte, pueblo acogedor y amable. Sus fiestas os esperan con los brazos abiertos, y en primer lugar el Santo Patrono, que os invita sin palabras con el recuerdo endeble del tiempo que pasa por nosotros; con la tradición que guarda siempre esa raigambre de fe, de vida y de alegría en el profundo mundo de su reino. El Arcángel San Miguel.

Miguel significa “¿Quién como Dios?” Porque venció y expulsó a Luzbel y compañía del Cielo. Es Patrón de la Iglesia Universal, está a la cabeza del Ejercito Celeste y Terrestre, dispuesto a la batalla y nos defiende de todos los ataques de Satanás. Es importante invocar la protección de San Miguel, como lo hace siempre en la Ofrenda, el presidente del Cabildo Insular en la Misa Solemne del mediodía.

Y si todo fuese poco, tu mirada te hablará del paisaje, y si miras forastero, turista o admirador de tanta belleza, el verde platanal de nuestra riqueza y el azul significado del mar, encontrarás el hechizo singularismo de nuestra Isla Corazón de La Palma.

Se dice, y no sin razón, que los recuerdos de la infancia son los más difíciles de olvidar. Algo de esto me está ocurriendo a mí, en mis primeros años de sueño y esperanzas.

Tazacorte sigue siendo lugar de imborrables recuerdos para los que desde allí elevamos el vuelo camino de la vida. Tal vez por eso sea de verdad que muchos vuelven a su querido pueblo para encontrar el descanso, y de relax en el trabajo cotidiano.

Tazacorte ha abierto sus puertas para que muchos de los que están fuera de la Isla, puedan disfrutar de su embrujo y de su cálida acogida y con la nostalgia de volver más veces a su querido Tazacorte.

ESCRIBE: Miguel Pérez

Archivado en:

Más información

Comentarios (0)

Últimas noticias

Lo último en blogs