cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Opinión
Publicidad

Diez años de dignidad

En el mirador de La Tosca, en Barlovento.

Un día como hoy, hace diez años (5 de mayo de 2009), nacía El Apurón, un proyecto periodístico que se gestó y maduró en pocos meses y que suponía abrir una ventana en el incierto mundo de Internet en plena crisis económica. Con más incertidumbres que certezas, empezamos a “navegar” convencidos de que con trabajo y dedicación podía cuajar y podemos decir, una década después, que así ha sido.

No ha sido fácil, más bien al contrario. El camino ha estado minado de obstáculos de todo tipo (hemos sufrido vetos informativos y también publicitarios, intolerables, por suerte ya superados) que nos han fortalecido y nos han convertido en el periódico digital de referencia para los palmeros de dentro y fuera de la isla. Y no es algo que digamos nosotros, lo ponen de manifiesto todos los estudios externos que se hacen con cierta periodicidad y rigor de los medios digitales de Canarias, entre los que El Apurón se encuentra entre los más leídos de las islas, con una marca consolidada. Los datos de Google Analytics del mes de abril, con 120.079 usuarios únicos y 384.721 visitas suponen un importante estímulo y nos animan a seguir trabajando para mantenerles fielmente informados sobre todo lo que acontece y que afecta a nuestra isla bonita que en estos diez años ha dado pasos hacia adelante aunque nos empeñemos en decir lo contrario.

Cuando empezamos, salimos con un formato “hecho a la medida” por el periodista Daniel Martín Gómez, al que desde aquí agradezco su magnífica labor durante el tiempo que nos acompañó, cuyo diseño decidimos cambiar en mayo de 2016. De alguna manera nos renovamos por dentro y por fuera, con un nuevo sistema y diseño que supuso un impulso al proyecto.

Para llevar a cabo esta transformación sumamos a un nuevo miembro al equipo, Masaki Hatomi, nuestro nuevo administrador, otro excelente profesional para el que solo tengo palabras de gratitud por su enorme profesionalidad y seriedad; impagable su trabajo durante estos años, que también ha contribuido a consolidar este proyecto detrás del que hay muchos desvelos pero la satisfacción de haber cumplido, con mejor o peor acierto, una etapa ciertamente apasionante que se antojaba lejana.

Clave han sido también en estos diez años de vida, la colaboración de todos nuestros blogueros, los que siguen con nosotros y los que ya no están, ellos han sido una parte importantísima de este periódico y les  doy de corazón las gracias. Su aportación ha sido, es y será impagable.

En el capítulo de agradecimientos, nuestros anunciantes ocupan un lugar primordial, ya que son una parte fundamental para que nosotros hayamos podido sobrevivir del noble oficio de informar durante estos diez años de andadura, duros pero a la vez gratificantes. Gracias, cada vez son más y eso también nos anima a seguir. Y qué decir de nuestros usuarios, que nos siguen a diario, algunos desde el principio. Son otra de las patas de la silla que nos sostiene para llegar a cumplir estos diez años de andadura, de recorrido sinuoso con muchas curvas como tiene La Palma y como tiene la vida.

Y ya casi al final del recorrido que nos ha traído hasta este 5 de mayo de 2019 quiero volver al principio, a las 00.00 horas del 5 de mayo de 2009, para recordar la emoción que sentimos cuando empezamos a navegar en la red, los primeros comentarios, cuya moderación ha sido nuestro caballo de batalla que con el tiempo hemos aprendido a gestionar. A la mente me vienen los nombres de dos personas porque fueron los dos primeros comentarios con nombre y apellidos que recibimos: el periodista Clemente González, deseándonos suerte, y también del político Asier Antona, y la cantidad de mensajes de muchos compañeros, amigos, vecinos, que nos mostraban su emoción y cariño por el paso que habíamos dado, algo nuevo en ese momento en la isla bonita que nadie hasta entonces había explorado. Esos momentos permanecerán siempre en mi memoria.

Por último, quiero destacar, aunque supongo que ya se han podido percatar, de la incorporación a nuestra redacción del excelente periodista David Sanz Delgado, cuya trayectoria profesional intachable, sin duda, contribuirá a fortalecer a nuestro querido Apurón. También quiero recordar en este 5 de mayo, Día de la Madre, a Teresa, mi madre querida, que murió hace un año y que fue la responsable, junto con mi padre Matías, de que la niña que desde pequeña quería ser periodista cumpliera su sueño. Con su esfuerzo, sacrificio y la ayuda de las becas, esa niña que hoy tiene 48 años estudió Periodismo en la Universidad Complutense de Madrid, y ha podido dedicarse a este oficio tan bonito y a veces tan maltratado.

Gracias a todos por estos diez años de dignidad y ojalá podamos seguir caminando juntos otra década más. No somos enemigos de nadie, somos aliados de La Palma, la Isla Bonita.

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (13)

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

1 2
Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com