cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Opinión
Publicidad

El noble reto de humanizar la Sanidad canaria

 

Quizá las alusiones a la sanidad y a la necesidad de mejorarla fueron de las más frecuentes y reiteradas del PSOE en la campaña electoral de las elecciones autonómicas, junto con otras como los servicios sociales, la educación, vivienda, los objetivos de avanzar en igualdad, justicia social y en la lucha contra la violencia de género y la pobreza, cuestiones con las que prioritariamente se comprometió el PSOE en dicha campaña, en la que se abordaron otros retos como el reconocimiento de la diversidad y el avance en los derechos de las personas LGBTI como elemento clave para construir una sociedad más igualitaria.

También la atención a la dependencia y a las personas mayores, sobre todo a las que viven con la tristeza de la soledad no deseada, una problemática cada vez más acuciante, máxime cuando estudios bien documentados demuestran que la soledad acorta la vida, disminuye su calidad, y mata. Por otro lado, no podemos construir el futuro de nuestra sociedad sin proporcionar a la juventud nuevas oportunidades y proyectos de vida y profesionales.

Para todo ello, y más concretamente para dotarnos de un buen servicio sanitario público, es necesario garantizar su financiación, aumentando progresivamente las prestaciones en la salud bucodental dentro de la atención primaria, mejorar los servicios de rehabilitación, incorporando más fisioterapeutas a la atención primaria, gestionar el transporte público con mayor puntualidad y calidad, avanzar en la prevención del tabaquismo, la obesidad, la diabetes, la hipertensión arterial, las adicciones a los juegos de azar y las apuestas, garantizar que las exploraciones de medicina nuclear se realicen al máximo dentro de la red sanitaria pública, y en cuestión de infraestructuras, completar el mapa hospitalario, dotando los servicios necesarios para completar los hospitales del Norte y Sur de Tenerife, entre otros.

Resulta imprescindible mejorar la gestión de los recursos humanos para avanzar en la calidad asistencial, atender la carrera profesional y regular el régimen de incompatibilidades, disminuir las diferentes listas de espera, no solo las quirúrgicas, aunque sean las más llamativas, también las de consultas y pruebas diagnósticas, y, en otro orden de actuaciones, impulsar el carácter específico de la atención a la salud mental en general y de la población infanto-juvenil en particular.

Los resultados de las elecciones han hecho que la responsabilidad de asumir la gestión de la consejería de mayor presupuesto proporcional del Gobierno de Canarias, Sanidad, corresponda al PSOE, y dentro de éste a la consejera Teresa Cruz Oval, gran trabajadora, con una dilatada experiencia en el mundo social y sanitario, de lo que doy fe, pues durante ocho años compartimos trabajo e inquietudes como consejeros del Cabildo de Tenerife en la Oposición, y más concretamente en el Consejo director del Instituto de Atención Social y Sanitaria (IASS).

Y me agradó que las primeras declaraciones de mi compañera Teresa Cruz Oval no fueran las clásicas de que hay que mejorar la sanidad, aumentar el presupuesto, disminuir las listas de espera, construir más servicios de urgencias, etc., etc., que también, que todos conocemos y bien sabemos. Nada más tomar posesión del cargo de consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias declaró que su objetivo en los próximos cuatro años es “humanizar” la sanidad canaria, empezando por lograr que la atención a la salud mental sea la adecuada, sobre todo en la población infantil, donde “prácticamente no existe”, y evitando que los enfermos oncológicos tengan que buscar transporte sanitario para someterse a su tratamiento. Para Teresa Cruz, “el problema fundamental que tiene Canarias es la pobreza, pues la mala calidad de la sanidad canaria empobrece a la población”.

No lo tiene fácil. Como secretario de Sanidad en la Dirección Regional del PSOE en Canarias me reuní hace unos días con ella para expresarle todo el apoyo, trasladándome su preocupación porque está encontrando graves dificultades, como, por ejemplo, están sin resolver las ofertas públicas de empleo (OPE), hay anuncios de huelgas, problemas con los contratos de transporte sanitario, déficit de determinadas especialidades médicas, etc., etc. Pero no se achanta, y para informar de todo ello, quiere comparecer a petición propia ante el Parlamento de Canarias.

Le deseo suerte y éxito, sobre todo en su afán de “humanizar la atención y asistencia sanitaria a los enfermos”.

*Doctor en Medicina y Cirugía

jvicentegbethencourt@yahoo.es

Publicado en EL DIA el 28 de julio de 2019

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (0)
Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com