cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Opinión
Publicidad

Varias reflexiones sobre la actualidad

Se publicó estos días un artículo en El Mundo bajo el titular de “Sánchez se transforma en candidato ‘pro-business’ a puerta cerrada con dirigentes de Wall Street”, cuya lectura es interesante para comprender por dónde van los tiros. Por si no quedaba claro a qué intereses sirve el PSOE, un PSOE que ya ha dejado atrás la social-democracia y abrazado la causa neoliberal y de los intereses del 1% de la población. Está claro por qué no quería que Podemos tuviera ministerios con competencias, y no porque Podemos fuera a instaurar el comunismo, nuestras propuestas eran asumibles por cualquier socialdemócrata, pero por nuestra parte también cometimos el error de querer formar parte de este gobierno. No habría sido nada fácil y tendríamos que habernos tragado muchas políticas del PSOE en beneficio sólo de los más ricos. Por eso sigo sosteniendo que lo deseable hubiera sido, sí, una investidura que no nos abocara a esa repetición electoral que buscaba el PSOE para tener una mayoría más cómoda, y pasar inmediatamente a la oposición, siendo constructivos y presionando para llevar adelante nuestras propuestas desde el legislativo.

Por otro lado, cometen un grave error muchos compañeros y compañeras de Podemos al centrarse en una ridícula campaña contra Más País. Podemos no nació para eso, no nació para tildar a quienes más cercanos pudieran estar de traición. Pasó lo que pasó, y una serie de antiguos compañeros y compañeras han decidido seguir otro camino, sólo queda esperar que los dos caminos puedan converger en ciertos momentos. Debemos unirnos contra nuestro enemigo común (el Frente Judaico Popular) y centrarnos en nuestras propuestas, luchando contra los de arriba, no contra los de al lado. Habrá quien diga que esto es un exceso de “buenismo”, pues vale, también nos hace falta el buenismo.

Aunque llevamos demasiado tiempo con sequía, fuera de lo estrictamente climático, y de forma metafórica, “negras tormentas agitan los aires y nubes oscuras nos impiden ver”, y en Canarias está desembarcando la secta ultracatólica El Yunque, esta vez aliada de sectores evangelistas, iniciando una campaña contra la educación en la diversidad y contra lo que ellos llaman “adoctrinamiento”. En realidad son HazteOír y similares quienes pretenden adoctrinar a niños y niñas en la homofobia y la discriminación. A esto hay que añadir algunos padres y madres (minoría afortunadamente) que quieren que las generaciones más jóvenes hereden sus mismos prejuicios y odios. Educar en la diversidad es un deber, una necesidad, y también es una necesidad educar a algunos padres. Los intolerantes de HazteOír quieren hacer un infierno de la vida de muchos niños y niñas.

La campaña del PSOE es “Ahora España”, la de Vox “España siempre”, Cs “España en marcha”, y la del PP parece que va en el mismo camino. Pareciera como si estuviésemos en guerra, sólo que en este caso es mucho peor, estos gestos de autoafirmación no son de cara a una autosuperación ni de cara a un enemigo externo, y mucho menos frente al imperialismo, sino frente a un “enemigo interno”, una concepción orgánico-fascista de la sociedad, ultrafuncionalista, donde todo aquello que distorsione es visto como un tumor a extirpar (en este caso, se intuye que el enemigo a batir es el independentismo catalán, y la única alternativa que se ofrece desde el españolismo es exigir que se callen y que dejen de defender sus ideas, negando cualquier debate político). Hasta el “adalid de la democracia” Vals pidiendo que se censure y se impida la exhibición de pancartas que denuncian la deriva dictatorial del Estado español, fíjese usted qué paradoja, “como esto es una democracia, hay que censurar las voces que dicen que no lo es y que aquí se censura”. ¿Y qué decir de un PSOE que mantiene el absurdo principio de que “las leyes están por encima de la democracia”, con ese positivismo legislativo que ignora y niega el análisis histórico de la génesis de los procesos democráticos y de la construcción histórica que es cualquier sistema legislativo? Por cierto, deberían tomar nota mis antiguos compañeros y compañeras de Ahora Canarias (Unidad del Pueblo, Alternativa Nacionalista Canaria y Congreso Nacional de Canarias) pues tienen una buena oportunidad aquí para hacer su campaña.

La quiebra de Thomas Cook y la pérdida de conectividad de Canarias nos pone frente a la realidad de lo endeble de un modelo económico dependiente, orientado hacia un nuevo monocultivo, el del turismo, que ni siquiera se encuentra en manos canarias. Algo que es completamente normal en otros lugares del mundo con importante afluencia turística como es la tasa turística, que podría contribuir a que la actividad turística repercutiera positivamente en la economía del territorio y ayudara a paliar levemente el impacto que genera esta actividad, es visto como algo arriesgado o una locura (Baleares, Barcelona y numerosas ciudades europeas cuentan con tasa turística sin problema alguno), y aquí ante una crisis de conectividad lo que se ofrece son exenciones fiscales a unos hoteles de empresas, casi todas ellas, de fuera de Canarias (esa es una de las grandes diferencias con el modelo balear). Pareciera como si en vez de vivir Canarias del turismo, el turismo viviera de Canarias, y puede que sea realmente ansina. Pero la salida no está en prescindir completamente del turismo, pese al sambenito que me han colgado algunos de que yo estoy “en contra del turismo”. Como comentan varios compañeros y compañeras de Sí Podemos Canarias y de otras organizaciones, y yo llevo diciendo desde hace tiempo también, Canarias debería tener el control de un sector económico como el turístico, actualmente en manos extranjeras, y no estar sujetos a esta inseguridad. Debiera Canarias de contar con sus propios touroperadores; hasta algunos sectores de la patronal se están comenzando a dar cuenta de ello. Pero se puede dir más allá incluso y plantear la necesidad de líneas aéreas de titularidad pública y, de paso, plantear un nuevo sistema con respecto al descuento de residente que no sea el actual de pagarle a las compañías aéreas el 75% del pasaje, algo que aprovechan dichas compañías para aumentar el precio de sus billetes (esto es, se está usando dinero público para pagar alegremente a empresas privadas que se aprovechan de nuestra realidad insular y fragmentada).

En medio de todo esto, notas de esperanza en las movilizaciones de las personas más jóvenes por el clima. Me alegra que la gente tome conciencia y se movilice, y más me alegraría si quienes tienen responsabilidades y poder hacen caso a estas voces, y más aún si se modifica un sistema insostenible basado en un crecimiento constante (algo imposible) y que explota tanto la naturaleza como al ser humano.

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (2)

Leer más

Leer más

Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com