cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Opinión
Publicidad

Escritores que padecen hambre y no éxito

De siempre mucha gente daba por hecho que eso de escribir libros, salvo notables excepciones, era una labor de bohemios solitarios, personas distraídas o despistadas que viven en un mundo irreal de fantasías, que escriben en los ratos libres o cuando les da la venada, una especie de locura por la necesidad de comunicar algo o por aquello de que no te morirás sin plantar un árbol, tener un hijo y escribir un libro.

Sin embargo, la realidad es otra de acuerdo con los datos del Libro Blanco de Escritor elaborado por la Asociación Colegial de Escritores de España (ACE), que denuncia la situación desoladora de los escritores en nuestro país, que en un 77,2% de los casos tienen ingresos inferiores a 1.000 euros al año por sus derechos de autor, que, normalmente, proceden de la venta de libros de los que tan solo obtienen un 10% del precio de venta al público, del que tienen que restar, obviamente, los impuestos correspondientes.

De acuerdo con el sociólogo Ramón J. Soria, que elaboró el informe, claro que hay escritores con éxito comercial, pero son muy poquitos, solo el 0,001%, porque lo que es vivir de escribir es una realidad reservada a pocas personas, que, al estar inmersas en la falsa imagen de un glamour especial, pareciera que los demás escritores también viven en ese ambiente reservado de privilegio, cuando la realidad es que la mayoría no puede vivir de escribir.

Y claro, con estos datos, pues resulta lógico comprobar lo que ya intuíamos, que el 83,6% de los autores no se dedican en exclusiva a la escritura de libros. O sea, que esos en los que estamos pensando que ganan premios, a veces bien amañados, ocupan portadas de periódicos, radios y televisiones, o los espacios culturales, son una rarísima excepción. Pero es cierto que los hay, poquitos sí, pero los hay, y como dice Manuel Rico, presidente de la Asociación Colegial de Escritores de España, resultan testimoniales si los comparamos con el resto, la gran mayoría, o sea, que lo de escritores con éxito de ventas son los menos.

De la encuesta efectuada a 603 escritores, se deduce que éstos pertenecen a cinco perfiles según los ingresos anuales por sus derechos de autor: pobres, precarios, mileuristas, estables y consolidados. Los pobres tienen ingresos inferiores a 1.000 euros al año. Los precarios son el 6,6% del total y cuentan con unos ingresos entre 1.000 y 2.000 euros al año; los mileuristas representan el 6,3% del total y ganan entre 2.000 y 5.000 euros al año; los estables son el 3,4% e ingresan entre 5.000 y 10.000 euros al año; mientras que los consolidados representan el 6,3%, que ingresan más de 10.000 euros al año.

Cierto que, como afirma Manuel Rico, tras la crisis de 2008 llegó el cierre de editoriales, librerías, medios de comunicación y hasta no cobrar los derechos de autor, pero mucho más grave aún resulta la desprotección contractual de los escritores, con contratos que pueden incluir aspectos dudosamente legales, o lo que es peor, casi una cuarta parte de los libros se publican sin contrato, y de estos más de un 14% son ilegales, o no se contemplan los derechos para trabajos audiovisuales, lo que impide recibir ingresos en caso de que aquellos lleguen al cine o la televisión, en un 22% de los casos no reciben las liquidaciones, y casi un 20% de los contratos tienen más de diez años de vigencia, lo que impide al escritor promover iniciativas por su cuenta en ese tiempo, de tal forma que la mayor parte de procedimientos judiciales por parte de escritores se deben a problemas relacionados con los contratos, de ahí la necesidad de disponer de agentes literarios que ayuden en las gestiones jurídicas, para que éstas no distraigan a los autores de su verdadero cometido, que es crear y escribir.

Y si el escritor es a su vez pensionista se le complica mucho más la vida, dado que compatibilizar el justo cobro de su pensión con el de sus derechos de autor le obliga a vérselas con la meticulosa Hacienda pública, puesto que no puede percibir derechos de autor superiores en el año al sueldo mínimo interprofesional.

*Doctor en Medicina y Cirugía

jvicentegbethencourt@yahoo.es

Publicado en EL DIA-LA OPINION DE TENERIFE el 29 de diciembre de 2019

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (0)
Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com