cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Opinión
Publicidad

“Yo pido otro 8 de Marzo”

Maeve Sanjuán Duque, concejala de NC.

Un año más el 8 de marzo, “Día Internacional de la Mujer” se destaca como fecha en el calendario, y entonces asistimos a un postureo institucional socialmente aceptado, una actitud de pose donde se aprovecha la fecha en el calendario para la defensa de unos derechos propios, que a menudo parecen prestados.

Y así, con la excusa de esta fecha en el calendario, asistimos, durante días, a numerosos actos en defensa de nuestros derechos, donde es cómodo situarse en primera fila de cada reivindicación para levantar la voz por la Igualdad.

Advierto una sensación general de que el contenido de esta fecha empieza a diluirse por la repetición de un mensaje demasiado institucional que ya suena repetido, pero también… vacío porque, seamos honesto, el mensaje, muchas veces, es tan sólo un texto impreso en un papel hasta el próximo 8 de marzo.

En un mundo en plena transformación social parece que, al menos desde el ámbito institucional, estamos condenados a estancarnos. Sin ir más lejos, la presencia de la mujer en nuestra corporación se desvanece, su voz empieza a diluirse en un espacio de representación donde, seamos sinceros, sin voz no hay acción.

Por eso me pregunto, ¿cuándo celebraremos un 8 de marzo de verdad, donde la fecha sólo sea una anécdota en medio de un auténtico plan de acción , donde el día sea una oportunidad y no recuerdo, donde cada año podamos hablar de los que hemos hecho y no de los que soñamos con hacer?

¿Alcanzaremos algún día una participación real en la vida política?,¿para cuándo una pancarta institucional del 8 de marzo en manos de una Presidenta del Gobierno en Canarias, o un mensaje institucional firmado por una Diputada del Común?, me pregunto si llegará el momento de dar nuestra voz y no de prestarla a quienes dicen representarnos pero que, en realidad, no nos representan.

Y no nos representan porque no pueden hacerlo. Porque no es nuestra voz y no somos nosotras. No es nuestra intención, ni nuestra acción, ni nuestra manera de trabajar, ni nuestra capacidad. No es ni siquiera nuestra manera de luchar.

Antes de programar todos esos actos reivindicativos, antes de la foto institucional, antes, mucho antes de cada marzo… yo pido acciones, yo pido proyectos, yo pido programas… yo pido mesas de trabajo que recojan las voces de la mujer desde todos los ámbitos, donde se actúe de verdad, donde se proyecte con seriedad, donde se programe de manera comprometida… para trabajar con metas concretas cada día, cada mes y cada año.

Yo creo en el 8 de marzo, de cada día. No permitamos que la fecha alcance más protagonismo que su propio significado, que la fecha no sea un oasis en todo un calendario, yo no quiero un marzo violeta, quiero un enero, un febrero,… todo un año, quiero administraciones capaces e instituciones valientes que no conviertan en fecha una conquista histórica por la que hay que seguir luchando.

No quiero otra foto.

Ni otro mensaje institucional.

No quiero otro lazo…

Yo pido otro 8 de marzo, el de verdad, “el otro 8 de marzo”.

 

Maeve Sanjuán Duque, concejala de NC en el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma.

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (1)

Leer más

Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com