cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Opinión
Publicidad
Un día más, un día menos

Tazacorte en el siglo XIX

Fechas históricas y curiosidades, unas más y quizás otras no tanto, pero todas ellas llenas reflejan la vida económica, social y humana de Tazacorte en el siglo XIX

El por entonces pago y en 1925 municipio de Tazacorte, por segregación de Los Llanos de Aridane, tuvo una ajetreada e importante vida económica, social y cultural en el siglo XIX.

Valgan estas noticias sueltas como apuntes para desarrollar en profundidad, que pueden ayudar a configuren una pequeña parte de la historia y vida cotidiana en el siglo XIX de la hoy villa y puerto de Tazacorte.

1800. Desde las dos fortificaciones militares enclavados en el Puerto de Tazacorte, San Miguel; en el margen izquierdo del barranco de Tenisca y Juan Graje; en el margen derecho del barranco de las Angustias, el 15 de agosto se logró repeler a una goleta francesa que pretendía desembarcar en la isla.

1806. El 24 de enero en la bahía de El Puerto es apresado el bergantín británico Flora que procedía de San Juan de la Antigua, con destino a Madeira, con un cargamento de azúcar y harina por valor de 180.000 reales.

1813. Preocupaba a las autoridades locales el alto consumo de leña de los ingenios azucareros de Tazacorte y Argual que propiciaban la deforestación de la isla. Otras causas eran los incendios para nuevas rotulaciones de tierras, el abandono de los montes y el ganado suelto.

1815. Se dedican en Tazacorte al cultivo del azúcar 30 fanegas. Unidas a las 40 fanegas de Argual producían, anualmente, unas 26.746 libras de azúcar.

1830. Según Pascual Madóz, en su obra Diccionario, Geográfi­co y Estadístico en este año se cierra un ingenio azucarero en Tazacorte.

1833. Nombran a Domingo Cabrera castellano (responsable) de la fortificación de Juan Graje en El Puerto de Tazacorte. Fue la última persona que desempeña este “empleo” o cargo.

1835. Es deportado a uno de los dos castillos con que contaba el Puerto de Tazacorte, el que fuera manifiesto anti-constitucionalista, Luis Van de Valle y Llarena (1782-1864) por orden del Capitán General de Canarias.

1839. Se considera, por las autoridades competentes apto para el cabotaje marítimo al Puerto de Tazacorte. Esto significaba que los barcos podían despachar directamente sin tener que pasar previamente por el puerto de Santa Cruz de La Palma. A tal efecto se nombró un alcalde de mar que se encargaba de despachar los navíos.

1839. Se solicita al Obispado autorización para colocar reliquias pertenecientes a las ermitas de Nuestra Señora de las Angustias y San Miguel en el cementerio que se estaba construyen­do en Los Llanos.

1844. El Síndico Personero, equivalente a concejal, informa de los destrozos ocasionados por la plaga de cigarrones. Por unanimidad del pleno de la Corporación se acuerda que toda persona mayor de 14 años, sin distinción de fuero o privilegio, debía entregar un costal de cigarrones en el término de tres días y al que incumpliera se le impondría una multa de 5 reales de vellón. En Tazacorte debía ser entregado a Miguel Pérez Morales. Esta plaga comenzó el 15 de noviembre y terminó en el mes de julio de 1845.

1845. Se contabilizan en el municipio aridanense un total de 2513 casas-habitación de las cuales 140 pertenecían a Tazacorte.

1845. Arriban al Puerto de Tazacorte ocho náufragos de nacionalidad rusa. Viajaban en el barco Avancé al amado del capitán John Jacob Sjogren, con dirección al puerto de Elsencur. Los náufragos fueron recogidos en alta mar por un barco británi­co.

1853. Tierras de Tazacorte, que fueron propiedad de la familia Vélez de Ontanilla y con posterioridad de la familia Barreda y Vélez Cachupín, las adquiere el aridanense Francisco Fernández Taño (1795-1876), rico industrial y comerciante que hizo su fortuna en Cuba. En esa época Fernández Taño poseía una de las 50 más importantes fortunas de Canarias.

1854. El 11 de mayo el Papa Pío IX beatifica a Ignacio de Azevedo y sus 39 compañeros. Estos jesuitas que viajaban a Brasil a propagar la fe católica en 1570 son conocidos como Mártires de Tazacorte.

1858. Miguel de Monteverde y Benítez de Lugo le remite una carta al sacerdote Miguel Febles en la que dice que en lengua benahorita Tazacorte significa “pequeña corte”.

Al mismo tiempo informa que la primera misa que se celebró en La Palma fue en Tazacorte celebrada por el dominico Luis Manuel de Lugo, hermano del Adelantado, junto al canónigo Samariñas y otros sacerdotes de la orden de San Francisco.

1858. El 28 de octubre de 1858 se firma una escritura de compra­venta de “un establecimiento para salazón de atún, situado en la playa de Tazacorte, con todos los enseres que existen Figura como vendedor Juan Antonio Barras, vecino de Palma de Mallorca y residente en Santa Cruz de Tenerife.

1863. El periódico palmero El Time dice que “La calle que pasa en Tazacorte por el costado de la ermita de San Miguel, está muy bien reparada, y ahora se sigue componiendo el camino que llega a la playa”.

1866. Mauricio Pereyra figura como maestro de la escuela de niños de Tazacorte y Nieves González Lorenzo de la de niñas. Los locales estaban alquilados por el Ayuntamiento a Manuel Mendoza y Gabriel Álvarez. Los honorarios de los maestros corrían por cuenta del Ayuntamiento aridanense.

1866. El corresponsal de El Time en fecha 29 de abril de 1866 denuncia: “Los pescadores de Tazacorte vienen a este pueblo y al del El Paso con sus cestas llenas de pescado, y a su regreso llevan las mismas cestas llenas de otra cosa que no se puede decir”.

1869. El periódico El Time del 15 de junio dice que se había acordado fundar en Tazacorte una Sociedad “con el simpático nombre “Casino de la Unión”.

1872. La banda de música La Filarmónica de Los Llanos asiste el 29 de septiembre, día de San Miguel, a “la fiesta que se celebra en este día en el pago de Tazacorte”, por un coste de 100 reales de vellón.

1874. Se reseñan en el libro de contabilidad del comerciante, establecido en Los Llanos, José Amaro Duque nombres y apodos de vecinos de Tazacorte.

Inés Rodríguez (a) Masca; Justo Pérez (a) Cojo; Miguel Leal (a) Matalete; Marino Martín (a) Manano; Domingo González (a) Sereno; Francisco Rodríguez (a) Marea; Antonio García (a) Caña Gil.

1874. El barco el Mosquito y el San José hacía la travesía entre Santa Cruz de La Palma y el Puerto de Tazacorte, al mando del patrón Domingo Cabrera y Fernando Ramos, respectivamente. De vuelta a Santa Cruz de La Palma llevaban en sus bodegas almendras y cochinilla.

1875. Romualdo Pérez con domicilio en Tazacorte es proveedor en varias ocasiones y fechas de “racimos de plátanos” al comercio de José Amaro Duque en Los Llanos. Se tenía por la primera plantación regular de plátanos en la isla la que poseía, en 1896, en San Andrés y Sauces Antonio Herrera con una extensión de unos 100 m2.

1875. En las actas de instrucción primera se reseña que sólo asistían a la escuela de Tazacorte 12 niños.

1877. El periódico palmero La Palma el 8 de febrero de 1877 publica una crónica donde dice que Isidro Guadalupe había superado su segundo curso académico en la Escuela de Medicina de París “con nota superior” y “clasificado con el número 66 entre los 183 elegidos”.

Isidro Guadalupe Hernández nació en Tazacorte en 1846, hijo de Gregorio Guadalupe Cabrera, natural de Lanzarote, y de Patricia Hernández Camacho natural de Tazacorte. Según Jaime Pérez García en Fastos Biográficos de La Palma “A pesar de haberse doctorado en Medicina y Cirugía, se dedicó primordialmente a la enseñanza y sus obras se declararon “textos oficiales” por disposición del Gobierno de la Republica Francesa. Murió en aquel país en 1907″.

1881. La Banda de Música de Tazacorte se encuentra presente en las procesiones de Semana Santa de Los Llanos, el miércoles y Viernes Santo, “viniendo esta en ambos días desde Tazacorte”.

1882. Emigra a Cuba el periodista, poeta y político aridanense Luis Felipe Gómez Wangüemert (1862-1945), con anterioridad había ejercido como maestro en Tazacorte.

1882. El 20 de julio de este se registra en el libro mayor de contabilidad los primeros asientos de la producción de un horno de cal en el Puerto de Tazacorte, propiedad de Cayetano Armas y José Amaro Duque. En 1889 continuaba en producción, ahora figurando como propietario José Amaro Duque. En este último año, el 7 de enero, se le abona a Antonia Acosta (a) Capirote por: 5 días cargando el horno y 4 días cargando las lozas. Suponemos que este horno además de quemar cal se aprovecha­ba para el cocido loza popular.

1882. En este año y siguientes el horno de cal de El Puerto, propiedad de José Amaro Duque y Cayetano Armas, vende sus productos a las siguientes personas, de Tazacorte, que figuran en los libros de contabilidad con nombres propios y apodos: Manuel Rodríguez (a) Bendito en San Borondón; Miguel y Pedro González (a) Vicentito; Juan (a) Palillo; Pablo de Acosta (a) cañote; Domingo de Paz (a) molinero; Antonio Gómez (a) moro; José María (a) chicharrero; Victoriano Rodríguez (a) volador; Manuel González (a) catalino; Raimundo de Acosta (a) cuaro; Antonio Martín (a) carraca; Antonio (a) carruso; Simón Acosta (a) caboco.

1886. La familia Guadalupe abre un comercio en Tazacorte.

1887. Con el fin de regular el aprovechamiento de las aguas de La Caldera se constituye la Comunidad de Regantes de Argual y Tazacorte dependiente de los Heredamientos de Haciendas.

1887. El periódico palmero El País, el 13 de febrero, da cuenta de que se iba a trasladar a La Palma el Jefe de Ingenieros de la Provincia a los efectos del “…estudio del puerto de Tazacorte, cuya construcción se hace cada día más necesaria”.

1887. Juan de la Puerta Canseco en su libro Descripción de las islas Canarias dice: “Tazacorte, en el centro de una fértil llanura cerca del mar, a 131 metros de altura, con buen caserío, que aumenta rápidamente, y su iglesia la más antigua de la isla. Tiene 1.848 habitantes, dos escuelas, una sociedad de recreo y fábricas para la extracción de azúcar y elaboración de tabaco”.

1889. El barco el Palmito hacia la travesía Santa Cruz de La Palma-Puerto de Tazacorte. En el libro diario de contabilidad del comercian­te José Amaro Duque Ramos consta que el 28 de enero hizo pagos a la empresa “Vda. e Hijos de Juan Yanes” por mercancía (café) que le remitieron desde Santa Cruz de La Palma a Tazacorte en el barco “El Palmito“.

1889. Pilar Acosta (a) Grilla, con domicilio en Tazacorte, adquiere en el comercio de José Amaro Duque “6 madejas para crochet”.

1892. Se publicaba en el boletín del Obispado una circular en la que se determinaba que no debía pasar desapercibida para los fieles de la Diócesis la festividad de los Santos Mártires de Tazacorte, diciendo que: “los moradores de la isla de La Palma se apresuren todos a acudir en romería a Tazacorte el día que la iglesia celebra la fiesta de esos Santos Mártires”.

1895. Por Real Orden de 27 de febrero se aprueba la venta del reducto o castillo de Juan Graje (siglo XVI) en El Puerto. Esta orden se suspende en 1897 y se propone de nuevo en 1899. En 1920 a propues­ta del Inspector Provincial de Sanidad es demolido este castillo o batería militar por entender que era un foco infeccioso de peste bubónica.

1896. La empresa Pedro Suárez comienza con carácter regular la exportación de plátanos desde el Puerto de Tazacorte.

1897. El periódico palmero El País da cuenta de la luchada celebrada en Argual, entre los equipos: Paso-Llanos contra Argual-Tazacorte.

Los jueces de campo fueron Fernando Lorenzo Calero en la agarrada de El Paso-Los Llanos y Julián Acosta en la de Tazacorte-Argual. Los luchadores del equipo del Argual-Tazacorte estaba compuesto por: Severino Acosta, José Acosta, Antonio Luján, José María Martín, Ángel María Acosta, Valentín Pérez, Juan Marcelo, Domingo Martín, Esteban N.

1897. El periódico El País, de fecha 18 de junio de 1897, publica el registro de movimientos de buques en El Puerto de Tazacorte: En 1894, 26; en 1895, 33; 1896, 36; 1897 (6 meses) 42.

1898. La noche del 23 de agosto sopló un fortísimo vendaval con perdida del 50% de las plantaciones de: “maíz, vid, caña de azúcar y frutales”. El barco Rosario que navegaba, esa noche, rumbo al Puerto de Tazacorte estuvo a punto de naufragar y según el periódico El País al llegar a tierra “…fueron todos los de la tripulación a la ermita de las Angustias a dar gracias a la Virgen por haberles salvado del gran peligro en que se vieron”.

1898. Muere en la Caleta de El Puerto el pescador Isidro Acosta cuando faenaba en un barco de pesca.

1898. El periódico El País afirma que en el mes de octubre aparecieron en Tazacorte los dos primeros casos de la epidemia de “varilo­sa”, que azotaba el Valle de Aridane.

1898. El 30 de agosto la corporación municipal de Los Llanos de Aridane que presidía el alcalde Manuel Lorenzo Rodríguez, natural del pago de Tazacorte, ratifica por unanimidad la petición de segregación del pago de Tazacorte realizada por 344 vecinos de este último lugar. Los Ayuntamientos de Fuencaliente, El Paso y Tijarafe se adhieren a esta solicitud.

1898. El periódico El País del 28 de octubre y 9 de noviembre publica extensos artículos critican­do a los políticos de Los Llanos que estaban de acuerdo con la segregación del por entonces pago de Tazacorte.

1899. El periódico palmero La Justicia reseña que en los exámenes reglamentarios de fin de curso de la escuela de niños de Tazacorte que “…los alumnos de aquella escuela demostraron que su profesor, D. Ramón Pol, no pierde el tiempo, pues hicieron un examen brillantísimo”.

1899. Se habla en el periódico La Justicia de riñas de gallos con el desafío que se hacían desde Tazacorte a otros pueblos de la isla por parte del “…excelente gallista Pedro Fernández Felipe y su ayudante Manuel Martín Lorenzo”.

1899. Se establece en El Puerto la compañía platanera británica Fayffes Ltd.

1899. La prensa insular recoge la solicitud de la construcción de un cementerio en Tazacorte a Cayetano Armas Lorenzo, al alcalde de Los Llanos

1899. El periódico La Justicia publica el 10 de agosto un artículo titulado “Desde Tazacorte” en la que se denuncia a los conservadores “…a cuenta del marcado de un solar en el Puerto de Tazacorte, por parte de un liberal”. La pugna entre liberales y conservadores continúa y pocas fechas después, en el mismo periódi­co, se dice que unos ventorillos ambulantes que se estaban estableciendo en Tazacorte se habían autorizado “excepto a uno de la pertenencia de nuestro amigo D. Faustino Martín a quien D. Gabino prohibió establecerlo ¡Todo porque Faustino es liberal”.

1900. Se encontraban en producción, en Tazacorte, los trapiches azucareros El Jardín, de Esteban Acosta Sánchez; El Porvenir de Tomás Hernández Gómez y otro propiedad de Antonio Acosta.

Fechas históricas y curiosidades, unas más y quizás otras no tanto, pero todas ellas llenas reflejan la vida económica, social y humana de Tazacorte en el siglo XIX. Nos hacen retroce­der e imaginar cómo era la sociedad bagañeta de esa época. Por cierto, la primera vez que conozco documentalmente que aparece el hoy reconocido gentilicio bagañete, sinónimo de “hijo de Tazacorte”, lo hace el periódico palmero La Voz de La Palma, el 20 de diciembre de 1922, donde figura un artículo firmado por “Un bagañete”. Hecho este que apunta que con anterioridad a esta este año, 1922, ya se encontraba implantado. Pero esa es otra historia por contar.

* Cronista Oficial de la ciudad de Los Llanos de Aridane (2002), miembro de la Academia Canaria de la Lengua (2009) y de la Real Academia Canaria de Bellas Artes San Miguel Arcángel (2009).

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (3)

Leer más

Leer más

Leer más

Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com