cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Opinión
Publicidad

1910. Crónicas de la Bajada de la Virgen

Carro alegorico y triunfal, tirado por bueyes.

Las fuentes documentales de las hemerotecas públicas y privadas aportan una visión retrospectiva de estimable valor histórico. La Bajada de la Virgen de las Nieves ha contado en el discurrir del siglo XIX y XX de un numerosísimo e interesante material periodístico por ordenar y publicar que se ha convertido en una fuente de obligada consulta y estudio.

En estas fechas, en que la pandemia mundial del Covid lo ha imposibilitado, nos parece apropiado aportar la “mirada” de los festejos de la Bajada de la Virgen recogidas en las crónicas del año 1910 (hace 120 años) en la prensa de Canarias y una pequeña aportación indirecta en la prensa cubana.

La prensa de las otras islas del archipiélago aporta una visión externa a La Palma y pone de manifiesto la admiración, arraigo y deseos de participar in situ en los actos de la Bajada de la Virgen de la Nieves.

Los llamados actos “tradicionales” se entremezclan con nuevas incorporaciones. En el lustro que nos ocupa destacamos el deporte que hoy, pasados ciento veinte años, ocupa la atención de millones de personas en el mundo entero, el fútbol.

En el mes de marzo de 1910 se daba a conocer el programa de actos que tendría lugar en abril; conocido son los cambios de fechas que ha sufrido la Bajada. El periódico Diario de Tenerife [31-3-1910, p.2] titulaba una columna: “Las fiestas de las Nieves en La Palma” manifestando: “En la vecina isla de La Palma han comenzado los famosos festejos lustrales de la Bajada de la Virgen de las Nieves, que durarán hasta el 11 de abril próximo”. Por esos años, y con anterioridad, ya se calificaban de “famosos” la programación de la Bajada en los rotativos de Canarias.

Continúa la crónica: “Según reza el Programa de esos festejos que hemos recibido, en estos días se celebraran paseos, cucañas, danzas de gigantes, de manos (sic) [debería decir enanos], y de gimnastas, tiro de Pichón, danza coreada de niños de ambos sexos, carreras de sortijas, batalla de flores, foot ball”.

Se observa números que ya se podrán calificar de fijos, ya figuran en la prensa del siglo XIX, y otros más novedosos y tempranos históricamente como es el “foot-ball”. Lamentablemente no sabemos quienes fueron aquellos primeros futbolistas de la Bajada de la Virgen de 1910, precursores a posteriori, seguro, de la consolidación de la S.D. Tenisca y el C. D. Mensajero en Santa Cruz de La Palma y del recordado F.C. Aceró de Los Llanos de Aridane. Posiblemente la introducción del fútbol en La Palma se deba al establecimiento a finales del siglo XIX de compañías británicas exportadoras frutos de la isla, tomates y plátanos. Se tiene por el primer equipo formalmente configurado en Canarias al Real Club Victoria de Las Palmas, fundado en 1909.

También es curioso observar la remisión desde Santa Cruz de La Palma del programa de actos a la prensa del archipiélago; evidencia una preocupación de los organizadores de divulgación e invitar a los convecinos de las otras islas a los festejos. Sin lugar a dudas, mucho tiene que ver el intercambio y camaradería que existía entre la fructífera prensa palmera y la del resto de las Islas.

Unos de los actos más antiguos de la Bajada lustral es el Carro Alegórico y Triunfal, el periódico aludido resaltaba: “El día 8 recorrerá las calles principales el tradicional carro triunfal alegórico, en el que se armoniza la declamación con el canto y danzas de niños de ambos sexos”. Perfecta y precisa descripción del Auto Mariano cuando la reseña perfectamente con pocas palabras: “armoniza la declamación con el canto”.

El sábado 9 de abril comenzaba la procesión de Bajada de la Virgen, “Saldrá de su santuario la imagen de la Virgen en procesión hasta la armita de la Encarnación, y el domingo por la mañana será la Bajada a la parroquia”.

Destaca el rotativo tinerfeño el Diálogo entre el Castillo y la Nave: “al llegar la procesión al cauce del barranco se efectuará el tradicional diálogo entre el Castillo y la Nave, que es uno de los números más originales y típicos de estas fiestas”. En esos años la multitud, igual que hoy, se reunía entorno al barco “María”, anclado a perpetuidad en el barranco de las Nieves o Santa Catalina. Cada lustro acondicionaba los dos espacios escénicos, el barco y el castillo. La nave mariana por esos años era de madera y sufría un considerable deterioro por las crecidas invernales del barranco. Antiguamente existía una bella costumbre, cargada de profundo simbolismo. Al llegar la Virgen a la nao era subida “abordo”, tal y como dice parte de la letra de la representación: “…y que a mi bordo una doncella pura/ conduzco de simpática hermosura/ en cuyo corazón sacro y divino/ de la raza de Adán nació el destino”. Continúa diciendo: “Traigo a mi bordo al puerto palmesano/ un tesoro sagrado y soberano”.

En palabras del recordado palmero y Premio Canarias José Pérez Vidal (1907-1990), “En el día de la conducción de la Virgen a Santa Cruz de La Palma, al llegar la procesión junto al Navío, se coloca la imagen en la cubierta de éste y, hecho un solemne silencio, comienza el diálogo”. Hace muchos lustros este gesto cargado de profundo simbolismo y teatro religioso se ha perdido lamentablemente. Abogamos por su recuperación y seguro será un momento de sentida emoción de los millares de palmeros y visitantes que asistan a este entrañable momento.

El periódico palmero Diario de Avisos, en el cuadernillo especial Bajada de la Virgen, 1945, publica una esclarecedora fotografía con la Virgen de las Nieves a bordo de la “Nave de María”, con la que ilustramos este trabajo. Suponemos que la misma debió corresponder al lustro anterior de 1940, año que fue bendecido el actual navío de mampostería.

En el mes de febrero de 1940 ya se encontraba ejecutando la construcción del actual Barco de la Virgen y según Diario de Avisos: “Tiene esta obra mayor mérito ya que su costo no ha de salir ni de las arcas municipales, ni de la suscripción popular para las fiestas. En esto reside precisamente el patriotismo de los comisionados a que nos hemos referido”. Esa comisión estaba presidida por Antonio Pino Pérez, vocal de la Comisión Gestora del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma, presidida por Antonio Carrillo Carballo. Desde ese momento el nuevo navío que “tiene por modelo exacto una carabela de las que llevaron a América a Cristóbal Colón en su primer viaje” se propusieron albergara y “dejar el navío perfectamente aparejado e instalar en él un museo naval”, proyecto hoy consumado.

El periódico tinerfeño Diario de Tenerife [31-3-1910, p.2] continúa relatando que la procesión proseguía “hasta la iglesia del Salvador, con gran acompañamiento”, se debe referir a las autoridades y a la gran multitud que siempre acompaña a la procesión de Bajada y permanencia de la imagen de El Salvador.

La llamada popularmente Loa del Recibiendo tendría lugar: “Antes de entrar en el templo en la plaza de la Constitución se cantará la Loa, por tres niñas y coro en un hermoso templete levantado al efecto”. La primera representación de esta Loa, existieron otras anteriores, se celebró en las lustrales del año 1880, el domingo 11 de abril, con letra del recordado Antonio Rodríguez López (1836-1901) y música de Alejandro Henríquez Brito (1836-1895). Esta primera representación de la loa del recibimiento fue interpretada por jóvenes varones, nada inusual en esos años. Los cantantes fueron, Jaime Matheu, Cipriano Valcárcel y Felipe Viera. En la Bajada siguiente la interpretaron dos niñas y un niño, África Díaz Díaz y María Metheu Fernández y Enrique Carmona Henríquez.

Este año de 1910 el encargado de la “predicación” fue el conocido sacerdote y escritor tinerfeño Santiago Beyro Martín (1859-1926). De la venida del presbítero Beyro a La Palma se ocupó otros rotativos. El 6 de abril embarca, desde Tenerife, según El Tiempo [7-04-1910 p. 3] “en el vapor Viera y Clavijo nuestro distinguido amigo el ilustrado sacerdote Dr. D. Santiago Beyro Martín, que va con objeto de hacer el panegírico de la milagrosa imagen de Ntra. Señora de las Nieves, que en aquella ciudad se festeja cada cinco años con gran lucimiento y esplendor.

El Sr. Beyro le acompaña el que también es amigo nuestro D. Ruperto M. Molina, cura párroco de Tegueste”.

Parte del panegírico de Beyro lo reproduce el periódico tinerfeño El Tiempo [11-04-1910], por crónica telegráfica enviada desde Santa Cruz de La Palma, en la tarde del día anterior, por el periodista José Tabares Sosa.

“En la función que esta mañana á las 10 tuvo lugar en la Iglesia Matriz del Salvador, donde está la imagen referida, predicó una brillante oración el presbítero Dr. Beyro.

Empezó su grandilocuente discurso con estas palabras, que puedo recordar, entre otras:

“Salve Virgen de las Nieves, Reina de la industriosa Palma, la más bella flor del poético valle de Aridane, perla de ese mar que golpea furibundo, como fiera enjaulada el acantilado risco de la Concepción, á la diestra y lame como manso cordero á la sinistra la playa de mar de un kilómetro, dónde descansa esta riente población como bandada de blancas palomas sobre mullido césped”. Concluye la apresurada crónica telegráfica con: “El templo estaba radiante de hermosura. Un silencio profundo reinó en el, donde la multitud que acudió y que no bajaba de diez mil almas, salió haciendo grandes elogios del ilustre sacerdote tinerfeño.La gente, desde fuera de la Iglesia, porque ésta no era capaz de contener más, procuraba oír al orador. El Sr., Beyro está recibiendo calurosas felicitaciones”.

Sin lugar a dudas la venida de Beyro a La Palma fue seguida con expectación en la isla y con sumo interés por la prensa tinerfeña.

Unos meses después de terminada la Bajada de la Virgen el periódico El Tiempo [27-6-1910, p. 2] se hacía eco de la publicación en La Habana en “La culta revista Islas Canarias”, en su número 74 y en portada, de “una fotografía del puerto de Santa Cruz de La Palma en el momento de desembarcar el ilustre sacerdote nuestro querido amigo D. Santiago Beyro cuando fue á predicar á aquella ciudad con motivo á las populares fiestas conocidas pro “La Bajada de la Virgen”. Evidentemente esta noticia nos hace pensar que la Bajada de la Virgen debió ocupar espacio destacado en la prensa cubana de esos años.

El rotativo Diario de Tenerife [31-3-1910, p.2] termina el artículo anunciando: “El mismo día [de la procesión de bajada] por la noche gran Retreta Militar y Pandorga y el lunes 11 terminará los festejos con un gran baile de etiqueta en la Sociedad Real Nuevo Club”. Encontramos en esta programación la popular pandorga, que hoy se encuentra enclavada en la llamada Semana Grande. Acto entrañable que también se encontraba en las Bajadas de la Virgen del siglo XIX y también era usual en otros municipios por esas fechas, El Paso y Los Llanos de Aridane.

Concluye manifestando: “Serán pues unas fiestas brillantes las de este año y seguramente si hubiera más facilidades para hacer viaje la concurrencia de esta isla sería grande”. Este último comentario pasados cien años está de plena actualidad. Llegadas las fechas de Bajada los billetes de avión, barco y alojamiento son objeto de demanda meses antes por foráneos, especialmente canarios y palmeros de la diáspora, que quieren “gozar” los fastos actos de la Bajada de la Virgen.

El Diario Republicano Autonomista “El Progreso”, [22 de marzo de 1910, p.1], (Santa Cruz de Tenerife) apunta en el mismo sentido que el Diario de Tenerife. Después de referirse a los festejos, “que se celebran cada cinco años con extraordinario esplendor y espectáculos muy originales y atractivos”, pone en evidencia los trasportes necesarios para desde otras islas asistir, “Suponemos que con este motivo los correos interinsulares y las casas que tienen vapores organizarán expediciones especiales con rebajas de precios, en la seguridad de que tendrán numeroso pasaje”.

El ayer es hoy, los trasportes marítimos y terrestres se refuerzan cada lustro, menos el actual de 2020. Así fue vista en la prensa la Bajada de la Virgen de las Nieves de hace 120 años.

* Cronista Oficial de la ciudad de Los Llanos de Aridane (2002), miembro de la Academia Canaria de la Lengua (2009) y de la Real Academia Canaria de Bellas Artes San Miguel Arcángel (2009).

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (3)

Leer más

Leer más

Leer más

Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com