cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Opinión
Publicidad

A los ciudadanos de la capital, Breña Baja, El Paso...Y otros

¿Saben que carecen de derechos municipales que otros municipios sí poseen?

Empezaré por dirigirme a los ciudadanos de la capital de la isla. Conocido es que, dentro de la historia de S/C de la Palma, se recoge con orgullo que este municipio, a pesar de estar muy alejado de los centros de poder centrales, logró un novedoso e importantísimo avance democrático hace más de dos siglos, cuando, en la lejana fecha de 1773, logró por primera vez la elección de sus representantes locales mediante voto popular. Este hecho histórico, el primero de toda España en cuanto al inicio de la participación popular a nivel local, debe ser conocido y difundido, pues es motivo de legítimo orgullo para sus habitantes. Sin embargo, la situación actual a fecha de 2020, es bien distinta, por desgracia. En cuanto a democracia municipal, se ha pasado de ser de los primeros, de los iniciadores, al vagón de cola. La profundización y la innovación de la democracia municipal en Santa Cruz de La Palma, salvo la elección cuatrienal de sus regidores, no existe. Y para demostración, unos ejemplos incontestables. Ejemplos que espero que produzcan una sensación de sana envidia y soberano enfado por parte de los ciudadanos más conscientes de la capital, y un necesario sonrojo por parte de los sucesivos gobiernos municipales que se han sucedido en este municipio. Paso a presentarlos:

¿Saben los ciudadanos de Santa Cruz de La Palma que en Los Llanos de Aridane y en Breña Baja, cada cuatro meses, de forma reglada y con acta, el gobierno municipal y la oposición se reúnen obligatoriamente, en sesión abierta al público, con las organizaciones ciudadanas de sus respectivos municipios, en Consejo de Zona o Barrio, para informar, debatir, hacer propuestas relativas a las actuaciones municipales y en pro del bien del municipio? En Santa Cruz de La Palma, no existe ese derecho.

¿Conocen los ciudadanos de la capital que, asimismo, los vecinos y organizaciones ciudadanas de Los Llanos y Breña Alta pueden (y de hecho lo hacen) intervenir en los Plenos municipales tanto en el Orden del Día como en Ruegos y Preguntas? En el primer caso, solicitándolo por escrito según las condiciones especificadas. En el segundo caso, y especialmente en el de los Llanos, simplemente apuntándose 5 minutos antes de iniciar la sesión para intervenir al final del Pleno Ordinario. En Santa Cruz de la Palma, no…salvo que el alcalde decida otorgarlo por su santa voluntad.

¿Saben los ciudadanos de la “suidá” que todos los Plenos Ordinarios de Los Llanos de Aridane se han trasladado a horario de tarde/noche con el fin de que los vecinos puedan más fácilmente asistir a las sesiones del máximo órgano de representación municipal? En Santa Cruz de La Palma, desgraciadamente no.

¿Saben los ciudadanos de nuestra principal ciudad portuaria de la isla por qué estos derechos existen y se ejercen en Los Llanos de Aridane y en Breña Alta, y no sucede lo mismo en la capital? Pues porque los primeros tienen un Reglamento de Participación Ciudadana aprobado en Pleno, desarrollado y puesto en funcionamiento a lo largo de diversas y variadas legislaturas. Se inició con un gobierno PSOE/PP, se continuó con un gobierno PSOE/CC, y se culminó con el actual gobierno del PP. Santa Cruz de la Palma, por el contrario, aprobó un sucedáneo de Reglamento de Participación Ciudadana hace casi 40 años y….se guardó en el cajón del olvido. Ni se desarrolló, ni perfeccionó, ni se aplicó. Ningún gobierno municipal capitalino, de diverso signo, tuvo interés en promocionarlo y activarlo. Eso sí, seguro que cada uno de ellos, ha expresado alguna vez la típica y tópica excusa de todos aquellos regidores que les da pereza o desconfían de la participación ciudadana: a) “Es que la gente no tiene interés en la participación”. b) “Nuestro gobierno municipal es muy participativo, pues recibe mediante cita a los vecinos que lo demanden y a las asociaciones ciudadanas “. El truco consiste en que en esas entrevistas “otorgadas” no hay obligación de celebrarlas, no están pautadas periódicamente, no hay acta y no hay compromiso serio, escrito, de que se vaya a cumplir lo que se pueda decir en ellas…Eso no es participación ciudadana, eso se llama “hacer clientelismo”. En Los Llanos, durante años, también algún regidor decía esas típicas excusas ya mencionadas. Pues fue que al aprobarse y activarse el reglamento, apareció gente que se implicó en los asuntos de su localidad. Y eso fue y está siendo positivo.

La pregunta obvia a los actuales regidores, en gobierno y oposición de Santa Cruz de La Palma es la siguiente: ¿Por qué, en el ámbito de la participación ciudadana, no “cogen recortes” (recortes de los buenos) de sus compañeros de Los Llanos y Breña Alta? ¿No sienten sonrojo ante esta situación? ¿A qué están esperando? Les bastaría con sacar del fondo de la gaveta el viejo y desfasado documento aprobado hace décadas, hacerle una reforma rápida en línea al texto de sus vecinos de Breña Alta y de sus competidores de la otra banda llanense, y activarlo. Tanto Los Llanos como Breña Alta tienen los suyos en su web municipal. Copiar y pegar, y poner a funcionar, y ya tendrán todos los mismos derechos municipales.

En el caso del municipio de El Paso, algo similar sucede. Un reglamento aprobado en su día, y guardado bajo llave. Pasaron distintos alcaldes y distintos partidos por el gobierno pasense, y ninguno tuvo el detalle de desarrollarlo. En este caso, el texto es bastante aceptable. Para equipararse 100% al de sus vecinos de Los Llanos, solo tendrían que cambiar ligeramente los artículos relativos al derecho de participación en los Plenos, y el horario de éstos. Y hacerlo funcionar, obviamente.

Por último, en cuanto a Breña Baja, es el caso más novedoso, y a la vez más lamentable. Si no estoy mal informado, ha sido el último municipio palmero en aprobar un reglamento de participación ciudadana. Su texto es el más reciente…y el peor. Aparte de que ha seguido el proceso habitual de: aprobación, nota de prensa auto-laudatoria típica/tópica y… al baúl de los recuerdos, tiene un dato sorprendente. En su texto no existe el articulado para la creación de Consejos de Zona o Barrio con el fin de encauzar la participación de las organizaciones vecinales en la gestión municipal…¿Y eso cómo se come? Absurdo.

Del resto de municipios de la isla, al no disponer de la suficiente información contrastada y comprobada, no me he referido. Pero todo apunta a que en esos 9 ayuntamientos restantes, o no hay legislación municipal aprobada para permitir la implicación de sus vecinos en la gestión de sus localidades, o la aprobaron, sacaron nota de prensa, y la olvidaron en el baúl, cajón o gaveta.

Tal vez alguien se pregunte: ¿Y por qué el autor de este artículo echa en cara esta situación lamentable a una serie de ayuntamientos, si ya en el municipio que reside, Los Llanos, disfruta de esos derechos? ¿Para fastidiar, para presumir? Nada de eso. Primero: ¡ Cualquiera sabe si vuelvo a cambiar de residencia y acabo mis días en otra localidad y resulta que luego echo en falta estas posibilidades de “entrometerme” como ciudadano en la gestión de mi localidad! Segundo: Los derechos ciudadanos de Los Llanos y Breña Alta no estarán plenamente garantizados si no se extienden al resto de municipios de la isla. La reacción antidemocrática puede producirse. Alguna fuerza política anda por ahí que añora viejos tiempos pasados de “ordeno y mando”. Tercero: Si hay participación ciudadana plena en los ayuntamientos, más lógico será demandar lo mismo a nivel de Cabildo. La institución insular es muy importante en una isla pequeña/menor como la nuestra. Y, actualmente, a nivel de Cabildo, pasa lo mismo que con la capital. Existe un reglamento insular de participación ciudadana, con bastantes carencias en su texto, y congelado sin desarrollar en un cajón. Necesita reforma y activación urgente.

Este mundo nuestro que nos ha tocado vivir está en un momento crítico, de cambio, para bien o para mal, tanto a nivel local, insular, canario, estatal, europeo y mundial. Y esos cambios necesarios y obligatorios deben hacerse a todos los niveles, de abajo hasta arriba, contando con la opinión y participación de los ciudadanos, día y día, y no sólo cada cuatro años en urna.

Fdo. Tomás Ramos.

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (0)
Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com