cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Política
Publicidad

La Palma entra en la semana decisiva con "todo abierto"

“Todo sigue abierto”. Esta es la respuesta más común cuando preguntas en cualquiera de las tres posiciones que están debatiendo el futuro de las dos instituciones cuyos gobiernos se están pactando en estos momentos en La Palma entre Coalición Canaria, el Partido Socialista y el Partido Popular: el Cabildo y el Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma. Este último tiene que definirse esta semana, dado que el próximo sábado, 15 de junio, se constituyen las corporaciones municipales.

Este fin de semana no han parado los contactos, informales, es verdad, pero al fin y al cabo conversaciones con la misma finalidad. Los encuentros formales se retoman este lunes entre el PSOE y el PP. Una cita que también se va a dar en el ámbito regional, donde los socialistas ya le han dicho al equipo de Asier Antona que no quieren saber nada de su partido para formar gobierno y celebran que en Canarias puede salir un acuerdo del bloque de izquierdo, Casimiro Curbelo mediante.

Antona, en cambio, sigue insistiendo en que no tiene líneas rojas desde Génova, lo que le da, por otra parte, una mayor capacidad y fortaleza de negociación, que presentarse encuadrado en un solo camino. El PP, aunque lo dice en voz baja, sabe que un acuerdo con el PSOE en Canarias es casi imposible. En La Palma es otra cosa, es verdad, la historia reciente lo ha demostrado.

Mientras tanto, Coalición Canaria en La Palma mantiene el ritmo de la campaña electoral, que le funcionó ya que logró tumbar las encuestas. De hecho existe continuidad en la persona que dirige estos dos procesos, lo que implica una suerte de camino ya avanzado. Sin prisas pero sin pausa, los nacionalistas mueven ficha y lo que haga falta para que nada ni nadie sea una excusa para no alcanzar un acuerdo con el PP, su principal opción incluso en Santa Cruz de La Palma.

Solo hay una cosa que no le va a dar Coalición Canaria al PP y que sí lo puede hacer el PSOE vía moción de censura: la Presidencia del Cabildo. Los nacionalistas pueden convenir que el equipo de Mariano Hernández se haga cargo de algunas áreas que manejan el solomillo presupuestario y, por tanto, político, como Infraestructuras, por ejemplo, pero la Presidencia para Lady Barreto, como es lógico, es innegociable.

El PSOE tampoco parece dispuesto a ceder la Presidencia al PP, al menos en el inicio del mandato. Los socialistas quieren mantener al frente de la institución insular a su líder, Anselmo Pestana, en un hipotético pacto con el PP, descartada la vía de negociación con CC. Ni siquiera contemplan, al menos hasta ahora, un posible plan b, que supondría la marcha de Pestana a un cargo en el Gobierno de Canarias, si finalmente hay acuerdo del bloque de izquierdas.

El acuerdo de Santa Cruz de La Palma estará supeditado, al menos a priori, al del Cabildo. Un pacto entre PP y CC en la institución insular, pondría a Juan José Cabrera durante los cuatro años como alcalde. En el caso de que el acuerdo fuera con el PSOE, el alcalde sería Elías Castro, aunque no se descarta que los populares gobernaran la capital si la Presidencia siguiera en manos de los socialistas.

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (5)

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com