cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Sociedad
Publicidad

Las obras de la carretera San Simón-Tajuya alcanzan el 52% de ejecución tras ocho años en marcha

Las trabajos, que está previsto que terminen en 2020, tienen un presupuesto de más de 65 millones de euros

Pablo Rodríguez visitó la obras con Onán Cruz y Lady Barreto.

El vicepresidente y consejero de Obras Públicas y Transportes del Gobierno de Canarias, Pablo Rodríguez, visitó recientemente las obras de acondicionamiento de la carretera LP-2, entre San Simón y Tajuya, durante la cual adelantó que el grado de ejecución del proyecto se sitúa en estos momentos en el 52% en los 33 kilómetros de vía. El presupuesto total de la obra, que comenzó en 2010 y se espera terminar en 2020, asciende a 65.803.069 euros.

Pablo Rodríguez, que visitó la obra junto al viceconsejero de Infraestructuras y Transportes, el palmero Onán Cruz, destacó la importancia de este proyecto, que proporcionará mayor seguridad y fluidez a las comunicaciones en el sur de la Isla, al convertir la calzada existente, de escasos seis metros de ancho y sin arcenes, en una nueva plataforma de ocho metros, “una mejora que potenciará el desarrollo económico y social de la comarca, motivo por el cual el Gobierno de Canarias ha consignado para este año un presupuesto de 10 millones de euros, un millón más que el pasado año”. En este contexto, el consejero recordó que esta vía ha sufrido los recortes presupuestarios del convenio de carreteras por parte del Gobierno del Estado, que se han traducido en retrasos en la ejecución.

En esta línea, el consejero afirmó que “el proyecto, aparte de mejorar la seguridad, funcionalidad y comodidad de la carretera, tiene un marcado carácter paisajístico y panorámico, ya que se ha buscado el máximo aprovechamiento de la plataforma junto con la integración ambiental y la menor afección a las edificaciones existentes”.

El vicepresidente hizo referencia al carril bici, una banda segregada del tráfico rodado para su uso compartido por ciclistas y peatones, de tres metros de ancho, adosada a la carretera por el lado del mar, que recorrerá los 33 kilómetros de longitud que tiene la vía. “Esta nueva infraestructura facilitará no solo el paseo en bicicleta, sino el entrenamiento de deportistas profesionales de todo el mundo que están eligiendo la isla de La Palma por las magníficas condiciones que tanto el clima como la orografía de la zona ofrecen para el ciclismo”, añadió.

En los tramos de travesía y en las zonas con viviendas u otras edificaciones que limiten el ancho de la plataforma, esta quedará reducida a dos metros. Además, para conseguir un mejor nivel de servicio se dotará a la vía de un tercer carril o carril lento de unos ocho kilómetros, lo que reducirá el impacto de los vehículos pesados en el tráfico, explicó Onán Cruz. En este sentido, el viceconsejero dijo entender los problemas que ocasionan las obras a los usuarios y aseguró que ha instado a la empresa que las ejecuta para que los cortes de circulación no superen los 20 minutos.

La LP-2 tiene las características de una carretera convencional, con velocidad de proyecto de 40 kilómetros por hora y máximas de 80 kilómetros por hora, lo que conlleva radios mínimos de curvas circulares de 50 metros, ancho mínimo de carril de 3,50 metros, sobreanchos de 3,25 en la travesía de Los Canarios, arcenes de 0,5 metros y aceras de ancho variable. Además de la mejora del firme, el proyecto incluye una moderna red de drenaje transversal y longitudinal.

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (8)

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com