cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Sociedad
Publicidad

Cabrera niega que el agua esté contaminada con restos fecales y anuncia que no descartan acudir a la vía judicial porque "no todo vale"

El consejero acusa a la Asociación Agua de La Palma de mentir para confundir sobre la gestión del agua en la isla

El consejero de Aguas, Carlos Cabrera, ha negado hoy que el agua de abasto en La Palma esté contaminada con restos fecales como ha denunciado la Asociación Agua de La Palma, por lo que ha anunciado que no descartan acudir a la vía judicial porque “no todo vale”.

Cabrera lamentó en declaraciones a los medios que se esté jugando con la salud pública, con un recurso que está muy bien controlado, con la intención de “enfrentarse una vez más con el Consejo Insular de Aguas”, pero “esta vez equivocándose gravemente”. “No se puede decir lo que está diciendo a la opinión pública de que el agua de la isla de La Palma está contaminada, no se puede decir que contiene aguas fecales”.

Cabrera recordó que los análisis a los que se refiere la asociación se realizan en pozos, en galerías, también en el túnel de trasvase, en este caso por la parte oeste, del Valle de Aridane.

Estos documentos, según explicó, fueron entregados por el propio Consejo Insular de Aguas a los interesados, “a esta asociación se le entregó los informes correspondientes a los años años 2016 y 2019. Estos informes se hacen cada tres años, por lo que el último es el de 2019”. “Cierto que en 2016 había algunos parámetros que luego son corregidos, como siempre, en los depósitos municipales, porque toda las aguas antes de llegar a nuestras casas son tratadas por los ayuntamientos, que son competentes para ello. Por tanto, en 2016 tampoco las aguas estaban contaminadas”.

Cabrera recordó que en 2016 no era consejero del Consejo Insular de Aguas y que por tanto no tenía responsabilidades en el mismo, y que  las aguas que “bebíamos y que bebemos los que vivimos en la isla de La Palma, en cualquier municipio de la isla, no son aguas que están contaminadas, son aguas potables, que no tienen ningún tipo de problema, y cuentan con una calidad exquisita”.

Para Carlos Cabrera lo más grave de todo, es que ellos, (refiriéndose a los miembros de la asociación), tienen el informe de 2019, que demuestra que “el análisis en todos los parámetros que se analizan por una empresa especializada en la península, no tiene ningún rastro de restos fecales en el acuífero del túnel de trasvase en su boca oeste, como tampoco lo tiene en su boca este, de Aduares”, es decir, “ocultan el informe de 2019 que dice que las aguas son estupendas, de una calidad exquisita y que no contiene ningún tipo de contaminación”.

“Es inadmisible”, manifestó el consejero, “tiene que haber un rechazo social, veremos también si tiene un rechazo judicial porque estamos estudiando acudir a la vía judicial porque no todo vale, vale que puede haber discrepancias en determinados asuntos a la hora de gestionar un área, pero lo que no se puede permitir es que se juegue en la situación económica y sanitaria actual, y lanzar a la opinión pública falsedades de este tipo, a conciencia, tergiversando la realidad”.

“No se puede mentir y decir que el agua está contaminada”, reiteró, y añadió que “se está faltando el respeto a los técnicos del Consejo Insular de Aguas, a los técnicos municipales, a todas las instituciones municipales que son las que tienen que velar porque el agua de abasto llegue a los domicilios en perfectas condiciones”.

Cabrera trasladó a los palmeros un mensaje de tranquilidad, de que están bebiendo un agua en “óptimas condiciones a día de hoy” y animó a rechazar este tipo de manifestaciones “manipuladas, tergiversadas, que vierten mentiras para confundir sobre la gestión del agua en la isla de La Palma”.

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (3)

Leer más

Leer más

Leer más

Publicidad
CONOCER MÁS
Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad