cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Sociedad
Publicidad

Una delegación del TMT explora la posibilidad de instalar en La Palma el telescopio de 30 metros

  • Buscan alternativas a Hawai donde tienen dificultades para ponerlo

Delegación del telescopio de 30 metros (TMT) en la Isla. Archivo.

Una comisión técnica del telescopio de 30 metros, el TMT, se encuentra en La Palma para explorar la posibilidad de instalarlo en el Roque de los Muchachos después de que la Corte Suprema de Hawai (país elegido inicialmente para ubicarlo) anulara la licencia que otorgó para ponerlo en la cima del volcán Mauna Kea, debido a las protestas de la población.

Sin embargo pese a los problemas surgidos no significa que Hawai esté descartado definitivamente. Al contrario. Christophe Dumas, científico encargado del proyecto y jefe de operaciones, ha sido claro cuando ha dicho que "Hawai es nuestro lugar favorito porque los participantes del proyecto son India, China, Canadá, Japón y Universidades en California; entonces es estratégico para nosotros porque tienen inversiones en ese país. Japón tiene telescopios, también las unversidades de California pero tenemos que buscar alternativas porque es posible que no podamos construirlo allí y tenemos que preparnos para esta eventualidad".

La buena noticia, indicó Dumas, es que sabemos que podemos construir aquí, "pensamos que es un buen lugar para el telescopio. Por eso mi equipo está aquí para conocer las condiciones de la Isla, si podemos construir el telescopio, si podemos traer este gran equipamiento".

El parámetro más importante que determina la elección de un lugar como La Palma es el tipo de ciencia que puedan hacer, "tenemos algunos lugares como México, Chile, La Palma y otros lugares en China, India, y vamos a visitarlos para ver si tienen buenas condiciones para hacer la ciencia que queremos hacer con este telescopio gigante". Otro aspecto que Dumas consideró clave para elegir la ubicación es el coste de operaciones porque "no podemos construir en lugar que cueste demasiado porque esté en un lugar  alejado de toda infraestructura, que no es el caso de la Isla porque hay telescopios que están operando desde hace muchos años y tenemos toda la infraestructura y eso es bueno para nuestro proyecto porque baja el coste de construirlo". De modo que en la Isla Bonita sería más bajo el coste que en otros lugares.

En cuanto a los plazos que manejan para hacer realidad es proyecto de gran ciencia, indicó que  "empezamos ahora el proceso pero ya hemos dijo en Hawai que no podemos eperar mucho tiempo más, y si no podemos vamos a elegir otra alternativa porque el tiempo es dinero y no podemos esperar mucho".

A la Palma se ha trasladado un equipo de cinco personas, dos se están ocupando de analizar el suelo del Roque, su estructura para comprobar que pueden poner este equipamiento, la infraestructura en la Isla para recibir los intrumentos, la parte del telescopio, y otro equipo está valorando las condiciones para hacer astronomía y ciencia, o lo que es lo mismo, el porcentaje de noches claras que hay aquí y las condiciones para tener imágenes de muy buena resolución.

Tanto el presidentel de IAC, Rafael Rebolo, como el presidente del Cabildo, Anselmo Pestana, que recibieron a esta delegación, confían en que la Isla salga muy bien de esta evaluación y que se pueda intalar el telesocopio. "El futuro de la ciencia, de la astronomía desde observatorios de tierra, requiere -dijo Rebolo- de telescopios de este tamaño para poder observar  problemas importantes como por ejemplo el carecterizar posibles planetas similares al nuestro, que esperamos que se descubran en los próximos años y que requieren de estos telescopios para ver si se dan condiciones para la vida, pero también entender procesos de absorción de material por parte de agujeros negros, le evolución de las estrellas en sus etapas finales, explosiones de supernovas en galaxias muy lejanas para entender cómo se expande el Universo, etc…".

En fin, dijo, hay una serie de problemas que esta generación de telescopios gigantes abordará durante este siglo, porque "van a ser los telescopios del  siglo XXI, van a tener una vida de 50-60 años y por tanto es la astronomía que se hará desde tierra en las próximas décadas".

El director del IAC se mostró convencido de que todos los problemas de cáracter técnico que puedan haber tienen una solución sencilla, como la carretera de acceso, que no es la más adecuada, "eso no me preocupa, lo que más me preocupa es demostrarle la calidad de nuestros cielos y de las infraestructuras en general".

El proyecto está valorado en 1.400 millones de dolares, pero la intalación en el sitio que se eliga implica una inversión importante cada año por servicios de funcionamiento y eso puede rondar los 30 millones de dólares.

Pestana, por su parte, mostró la total predisposición de la administraciones para colaborar en el caso de que haya que corregir cualquier aspecto, "estamos en plena disposición de subsanarlo, no creo que eso vaya a ser ningún obstáculo para que una infraestructura de este tipo venga a la Isla". También consideró como un aspecto importante la acogida favorable de la sociedad palmera que "valora como un éxito que este tipo de infraesctructuras se instalen aquí". No es lo mismo, manifestó el presidente, estar en un sitio que en otro "cuando eres muy bien recibido y en este caso con una instalación de este tipo no les cabe ninguna duda de que la Isla desearía recibir instalaciones así".

Archivado en:

Publicidad
Comentarios (31)

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

1 2 3 4
Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com