cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Opinión
Publicidad

La primera impresión

Estamos en la isla bonita, pero ¿qué significa que algo es bonito?, podríamos decir que de forma natural contiene algún tipo de belleza, pero también podemos crear situaciones o entornos a los que dotamos de esa belleza de modo artificial, lo cual implica un esfuerzo, una dedicación. Distinguimos entre lo que es bello y lo que embellecemos.

Quiero centrarme en el entorno del aeropuerto de La Palma, con una terminal, a mi juicio fea donde las haya; esto ya no tiene remedio, pero si nos fijamos en sus alrededores, la carretera que lleva hasta la terminal desde la zona del Aeroclub, rotondas de acceso, rotondas de la salida del aparcamiento y zonas aledañas al sur. Pues, si observamos todo este entorno, salta a la vista el estado de abandono de lo que podríamos considerar “zonas verdes”, con una línea de palmeras que están ahí desde el tiempo de Maricastaña, sin el más mínimo mantenimiento y en medio de un pedregal a lo largo de la vía paralela a la pista; la mencionada rotonda por el acceso norte con unos tristes aloe-vera, sin más arreglo ni pretensión. La vegetación es totalmente silvestre y espontánea, con hierbas ruderales, no aparece la menor señal de lo que pudiera ser considerada un área ajardinada, ni poda, ni nada que se le parezca y lo que es peor, parece como que nunca hubiera habido la menor intención por parte de los responsables (¿AENA, Ayuntamientos, Cabildo?) de dar una respuesta a este estado de cosas y la imagen ofrecida, por supuesto, es penosa.

Está claro que es una zona costera y ventosa, pero sin llegar a plantar rosas de pitiminí que supuestamente no soportarían el microclima, es seguro que un técnico en jardines podría dar un vuelco al entorno y sin grandes desembolsos económicos que si hay que hacerlos, el fin merece el esfuerzo, sin contar con los puestos de trabajo que se podrían crear.

Toda vez que estamos hablando de una de las puertas de entrada de la isla para miles de turistas nacionales y extranjeros que nos visitan, y que sin lugar a dudas constituye la primera impresión que se llevan del lugar al que llegan, ésta queda grabada en su memoria y en su opinión sobre el mismo, pero ¿en su opinión sobre la isla o sobre los responsables del deplorable aspecto que ofrece el enclave? Si nos fijamos en las zonas de acceso a cualquier aeropuerto de las islas, comprobamos lo cuidadas que están, ya sea con uno u otro tipo de vegetación: palmeras, cactus, césped, árboles, flores, parterres, esculturas, etc.

La primera impresión es muchas veces la que cuenta, la que queda, la que nos hace formar un juicio y opinión de lo que vemos y de sus responsables, y ahora que entran nuevos regidores en las administraciones públicas, pues esperemos que tomen nota; creo que la idea está suficientemente clara.

Fdo.: Roberto Castro Pérez.

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (1)

Leer más

Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com