cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Opinión
Publicidad

Aridane: El parque Antonio Gómez Felipe/1

Hacen 11 años, el sábado 1 de mayo de 2010, tuvo lugar en Los Llanos de Aridane la reapertura del parque municipal Antonio Gómez Felipe, con un concierto de la Banda Municipal de Música (fundada en 1858 y Medalla de Oro de la Ciudad-2009) y la asistencia de las primeras autoridades locales y público en general.

El parque está divido en dos espacios diferentes. Uno lo ocupa un jardín endémico y flora adaptada, integrado entre una recreación de la propia naturaleza de la Isla y bellos elementos arquitectónicos y complementos que en un principio fueron dirigidos por el artista Luis Morera y ejecutados magistralmente en los talleres municipales por Miguel Ángel Bethencourt quien realizó los elementos metálicos como con son las espectaculares puertas, pasamanos, barandales y papeleras. El otro espacio lo forma una amplia zona dedicada al esparcimiento, arbolado, ajardinado y juegos infantiles y de adultos.

Después de los trabajos técnicos administrativos necesarios en septiembre de 1986 la prensa recogía: “se están realizando trabajos en el Parque Antonio Gómez Felipe”, dentro del Plan Insular de Obras y Servicios de 1985. Las vicisitudes y los trabajos de remodelación y acondicionamiento del parque duraron más de 25 años, permaneciendo cerrado.

Para conocer los orígenes de este parque urbano, el mayor con que cuenta la isla de La Palma con unos 6.000 m2, hay que remontarse al 2 de julio de 1958, fecha que tuvo lugar su inauguración oficial.

Entre el margen izquierdo del barranco de Tenisca y la carretera a Puerto de Naos, por las crecidas del barranco, existía una franja de “terreno de nadie”. Ante este limbo jurídico y aspiraciones privadas de colindantes surgió la idea e iniciativa del aridanense Antonio Gómez Felipe (1900-1966) de crear en ese espacio, de unos 6.000 m2, de un parque municipal urbano arbolado y jardines. Esta idea tuvo a un entusiasta receptor del proyecto, amante de la flora y la fauna, y por ese entonces concejal Manuel Pereyra García-Felipe, quien fue explanando, llevando el agua, plantando árboles y flores y diseñando lo que más tarde se convertiría en un esplendoroso parque municipal público.

Tan importante y decisiva fue la participación y desvelos de Manuel Pereyra que el lugar empezó a ser conocido por su nombre, “El parque de Manolo Pereyra”, pero, fue el mismo Pereyra quien, en honor a la estricta verdad, que le honra, propuso a la Corporación Municipal que se asignara el nombre del eminente odontólogo, naturalista altruista y hombre de la cultura universal y local,  Antonio Gómez Felipe.

Llegó el momento oportuno, cuando el parque ya tenía un amplio espacio acondicionado y ajardinado. El 31 de agosto de 1956 las Actas plenarias recogen la propuesta de “Asignación de nombre al Parque en formación entre la Carretera de Puerto de Naos y el Barranco de Tenisca”. El secretario municipal redactó el siguiente acuerdo: “Concedida la palabra al señor Teniente de Alcalde Don Manuel Pereyra García-Felipe, expone que hallándose ya bastante adelantados los trabajos de creación del parque situado en la carretera de Puerto de Naos hasta los márgenes del barranco de Tenisca, considera llegado el momento oportuno de que se le sea asignado un nombre oficial, y teniendo en consideración que Don Antonio Gómez Felipe, hijo preclaro y querido de todos los habitantes de esta localidad, a los que siempre ha amado entrañablemente, preocupándose en todo momento, con admirable constancia, modestia y sencillez, de la prosperidad material y demás afanes espirituales, al propio tiempo que profesionalmente ha venido ejerciendo la más alta y meritoria obra de filantropía bajo el signo cristiano del amor al prójimo, al desempeñar gratuitamente durante más de un cuarto de siglo el cargo de Odontólogo municipal y atender también gratuitamente a todas las familias pobres y de todo el Partido Judicial que han utilizado sus servicios profesionales, y teniendo en cuenta, además, los otros múltiples méritos de que está adornado y que por ser de todos conocidos no es necesario detallar, considera oportuno el que este Ayuntamiento asigne el referido parque el nombre de Don Antonio Gómez Felipe”, además propone se abriera expediente para declarar a Gómez Felipe Hijo Predilecto de Los Llanos de Aridane, años después se acordó.

El acta municipal recoge el acuerdo definitivo: “…y considerando todos los señores asistentes, ser acertadísima la propuesta formulada por el señor Pereyra García-Felipe, esta Corporación Municipal, recogiendo el sentir general, que condensa en esta distinción, todo el afecto, admiración y gratitud que por él siente esta Comarca, por unanimidad, acuerda imponer oficialmente el nombre de Parque de A. Gómez Felipe al nuevo parque que este Ayuntamiento está creando contiguo a la carretera de Puerto de Naos, entre esta y el barrando de Tenisca, por cuyo nombre será conocido y llamado el nuevo Parque”. Con esta solemne proclamación unánime se acordó imponer el nombre a este lugar de esparcimiento al recordado odontólogo.

 

*Cronista Oficial de la ciudad de Los Llanos de Aridane (2002), miembro de la Academia Canaria de la Lengua (2009) y de la Real Academia Canaria de Bellas Artes San Miguel Arcángel (2009).

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (0)
Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com