cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Economía
Publicidad

La vendimia cae más de un 50% en La Palma y variedades como el malvasía o el sabro peligran por la sequía

Eva Hernández: “Sabíamos que iba a ser un año malo porque había poco nacimiento pero ha sido casi peor de lo que esperábamos

Eva Hernández, gerente del Consejo Regulador de Vinos de La Palma.

La Palma está concluyendo ya la vendimia de este año 2019 y los datos, como se esperaba, no son buenos debido a la sequía que sufre la isla. Se han recogido 607.000 kilos frente al casi 1.300.000 kilos del pasado año tal y como ha informado la gerente del Consejo Regulador de Vinos de La Palma, Eva Hernández. “Estamos en Fuencaliente con la última recogida de malvasía y todavía no tenemos ni el 50% en toda La Palma de los kilos que se recolectaron el año pasado”, manifestó.

Y eso que, recordó Hernández, “ni siquiera hemos terminado la primera quincena de octubre, cuando el año pasado terminamos el 11 de noviembre con la recogida de la última uva de malvasía aquí en Fuencaliente”.

“Sabíamos que iba a ser un año malo porque había poco nacimiento pero ha sido casi peor de lo esperábamos”, aseguró la gerente del Consejo Regulador de Vinos de La Palma quien explicó, además, que el problema en determinadas zonas es la escasez de lluvia que “no solo está poniendo en peligro la cosecha de este año sino la vida de la planta”. En zonas como Los Quemados, donde hay cultivos de malvasía, las precipitaciones a lo largo de todo el año han sido de 70 litros, que es muy poco.

La situación es muy complicada dado que, según explicó la gerente del Consejo Regulador, “en algunas zonas no hay posibilidad de riego porque no existen las infraestructuras adecuadas”. El cultivo de la vid es de secano pero Eva Hernández sostiene que “de alguna forma hay que suplir el agua que la naturaleza no nos da”. “Lo que vemos, al contrario, es un grito de la naturaleza con esa escasa nacencia”.

La consecuencia más grave de que no llueva es que mucha de la viña sembrada se puede perder y, advirtió Hernández, “estamos hablando de una zona de cultivo tradicional, cultivo de secano, y de variedades históricas como el malvasía, el sabro, el gual, etc.., que tienen un recorrido histórico, que forman parte de nuestra cultura, de nuestra tradición, que son unos vinos que nos han llevado y traído en estos cinco siglos de historia, así que es el peligro que estamos viendo en estos momentos”.

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (17)

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

1 2
Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com