cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Municipios
Publicidad

La Cruz del Roque y la Cruz del barranco del Espino ganan el concurso de embellecimiento de la capital en la categoría tradicional y libre

Los mayos de la plaza Juan Francisco Pérez han sido los preferidos del jurado por “su acertada representación de los tradicionales juegos infantiles en la calle”, dice el fallo

Cruz del Espino, primer premio categoría libre.

El jurado del tradicional Concurso de Embellecimiento de Cruces y Mayos, convocado por la Concejalía de Fiestas del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma con motivo de la conmemoración del 524º aniversario de la fundación de la ciudad, ha acordado por unanimidad conceder el primer premio de la categoría «tradicional» a favor de la Cruz del Roque, en el barranco del Río, “por la exquisitez con la que se ha trabajado el conjunto de la escena; por el motivo que representa (la adoración a la santa cruz en una capilla doméstica itinerante); y por haberse logrado la creación de una atmósfera entrañable de casa de muñecas en la que todos los elementos cumplen un sentido estético o simbólico. La compañía aérea Binter galardona a los cruceros de la proposición premiada con dos billetes individuales de ida y vuelta con destino a Madeira”.

El segundo premio de la categoría «tradicional» ha sido para la Cruz de la Cooperativa San Martín-Timibúcar, en el barrio de Timibúcar, “por reunir buena parte de los valores y elementos de la cruz tradicional palmera, que cuenta con espaldar y pie de la cruz; y por la integración en el conjunto de la escena del adorno floral”.

El tercer premio de la categoría «tradicional» ha recaido en la Cruz de la ermita de Nuestra Señora de la Luz, en el barrio de San Telmo, por cumplir con la forma tradicional del adorno de la cruz a base de joyas y por la fusión del elemento mariano del sol con el cristológico de la santa cruz.

El primer premio de la categoría «libre» ha sido para la Cruz del barranco del Espino, en el barrio de Velhoco, “por su clara apuesta por el uso de toda clase de materiales naturales en la configuración del crucero; por el extraordinario trabajo del espaldar, que reproduce una vidriera con motivos geométricos y el tema principal de la cruz; así como por la original solución dada al pie de la cruz a base de guirnaldas con escamas de piñas del Pinus Canariensis”.

El segundo premio de la categoría «libre» ha sido para la Cruz del Chorro, en la calle A. Rodríguez López, de la Asociación Cultural Amigos de los Mayos, “por su carácter imaginativo, por el trabajo artesanal de los elementos creados para la escena y por reproducir un doble motivo: la festividad de Nuestra Señora del Carmen y la comunidad pesquera, de honda tradición en Santa Cruz de La Palma”.

La Cruz de La Encarnación, en la plaza homónima, se ha llevado el tercer premio en la categoría libre “por la elección y combinación de materiales artesanos de uso contemporáneo, entre los que domina la goma EVA, y por integrar en el motivo crucero el tema de los misterios gozosos y gloriosos del rezo mariano del rosario a través de estandartes”.

También el jurado ha otorgado una Mención especial en la categoría «libre» para la Cruz del Chorro, en el barrio de Calcinas, por “el empleo de elementos naturales, como la piedra, los bejeques o las flores de clavel y su original combinación cromática”.

Asimismo, vistos los trabajos de mayos de Santa Cruz de La Palma presentados a esta convocatoria, el jurado acuerda por unanimidad fallar:

Mayos de la plaza Juan Francisco.

Mayos de la plaza Juan Francisco.

Primer premio a favor de los mayos de la Cruz de la plaza Juan Francisco Pérez, en el barrio de San Telmo, El Jurado del tradicional Concurso de Embellecimiento de Cruces y Mayos, convocado por la Concejalía de Fiestas del Ayuntamiento de Santa Cruz de La Palma con motivo de la conmemoración del 524º aniversario de la fundación de la Ciudad de Santa Cruz de La Palma y de la incorporación de la isla de San Miguel de La Palma a la Corona de Castilla, ha acordado por unanimidad conceder el primer premio de la categoría «tradicional» a favor de la Cruz del Roque, en el barranco del Río, por la exquisitez con la que se ha trabajado el conjunto de la escena; por el motivo que representa (la adoración a la santa cruz en una capilla doméstica itinerante); y por haberse logrado la creación de una atmósfera entrañable de casa de muñecas en la que todos los elementos cumplen un sentido estético o simbólico. La compañía aérea Binter galardona a los cruceros de la proposición premiada con dos billetes individuales de ida y vuelta con destino a Madeira.

El segundo premio ha sido para los mayos de la Cruz de la Barriada de Pescadores, en el barrio de la Asomada, por su “aguda integración del motivo de la cruz, inspirada en las Salinas de la Punta de Fuencaliente y su divertida puesta escena estableciendo un juego semántico irónico entre la prueba internacional celebrada en La Palma «Transvulcania» y la voz canaria trasmallo con el sentido ‘dicho de una persona despreciable’ para crear el neologismo transmayo”.

El jurado estuvo integrado por Pedro Luengo, diseñador gráfico y fotógrafo, que actuó como presidente; por Antonio Castro Hernández, técnico en gestión cultural de la Concejalía de Fiestas, y por Víctor Hernández Correa, trabajador de la Concejalía de  Turismo y Patrimonio, actuando como vocal y secretario.

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (0)
Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com