cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Opinión
Publicidad

Gracias al Hospital General de La Palma y a la Doctora Alejandra

Durante tres años y medio mi abuelo, José Alonso Hernández, fue atendido en el Hospital General de La Palma, del que estoy muy agradecida a Gerencia, Neumología y, sobre todo, Oncología…. Les comentó cómo fue todo…

Mi abuelo se encontraba muy cansado, le costaba respirar; después de pasar unas horitas en urgencias, decidieron dejarlo ingresado para poder realizarle sus pruebas. Fue ingresado en la planta de Medicina Interna, donde lo atendió el Doctor Sergio, de neumología; le encontraron líquido en el pulmón y se tenía que extraer para que intentara tener una mejoría; con todas las pruebas realizadas, posteriormente, el Doctor Sergio nos comunicaba que mi abuelo tenía Cáncer de Pulmón Metastásico. En ese momento, el mundo se nos vino encima a mi familia y a mí; sacamos fuerzas para afrontar esta enfermedad.

Inmediatamente, el Doctor Sergio nos remite a la planta de Oncología, tuvimos la suerte que nos tocó un grupo de Oncología muy bueno, humildes con él y con nosotros.

Pero tenemos que encabezar a la Doctora Alejandra Rodríguez Capote (oncóloga), recibiendo por su parte una gran profesionalidad, ya que por parte de nuestra familia habíamos decidido que él no se enterara de lo que tenía.

En nuestra primera consulta con ella, estábamos todos muy nerviosos ya que no sabíamos cómo iba a ser este proceso, pero nos ayudó no solo a mi abuelo sino a nosotros también. En el primer momento que le dijimos la decisión que habíamos tomado, ella fue muy prudente, teníamos que ir a visitarla cada 15 días ya que su tratamiento empezó muy fuerte.

La Doctora Alejandra para él fue una persona muy especial, ya que sus consultas con ella eran con palabras de afecto, y lo motivaba a asistir a las consultas, todo fue “qué guapo estás, qué joven”; cuando tocaban resultados de sus analíticas las cuales siempre dieron muy bien le decía: “pero mi niño que te estoy dando yo, no puedo pelear por nada”… Eso a él le agradaba, llegaba a su casa y lo decía “tengo una doctora de El Paso muy buena” …..

Durante esos años que tratábamos con ella, tanto abuelo como nosotros, le cogimos demasiado cariño ya que gracias a su simpatía, humildad, paciencia nos lo hizo llevar mejor.

Pero llegaron la últimas semanas de su enfermedad en las que por la pandemia no podíamos asistir con él, iba sólo, ilusionado por ver a su Doctora Alejandra, que nos llamaba y nos decía su situación, y también podemos decir que nosotros la llamábamos constantemente cuando vimos cómo evolucionaba paso atrás; siempre bien atendidos por esta gran profesional.

Llegó el día 10 de Septiembre del 2020, mi abuelo no respiraba en buenas condiciones, inmediatamente acudimos a ella, fue ingresado por urgencias; nuestra doctora cansada de sus guardias, de sus consultas… y ahí estaba para decirnos está bien, pero su enfermedad ha avanzado, su cara de cansada pero su mirada que nos transmitía tristeza. Estuvo ingresado en la planta de Oncología, donde el trato fue espectacular…..

Pasados los días llegó el 12 de Septiembre, y sólo, callado y en silencio se fue tranquilo, sin poder estar con él por la situación que estábamos de la pandemia.

Queremos agradecer al equipo de oncología y a nuestra auxiliar Conchita. …

Doctora Alejandra, qué decirte, gracias por esa psicología, humildad, cariño, generosidad, tus palabras de aliento, tu calma, tienes todos los valores para llevar en tu especialidad. Tenemos mil palabras de agradecimiento hacia ti… Te doy las gracias por lo que recibimos de ti y mi abuelo también te las daría de donde esté ahora mismo.

Solamente me queda por decir que tenga ese ánimo colaborador y profesional por el bien que hacen a los enfermos y familiares…

Un fuerte abrazo a nuestra doctora favorita. Y, nuevamente, mil gracias

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (4)

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com