cerrar
cerrar
Registrarse
Publicidad
Sociedad
Publicidad

La recuperación del perro Ratonero Palmero "va por buen camino" y puede ser reconocido como raza autóctona

Andrés Rodríguez, uno de los artífices de su recuperación, dice que su declaración como raza autóctona sería muy importante para Isla

Andrés Rodríguez con dos de sus ratoneros.

El perro Ratonero Palmero, pequeño pero fuerte y temperamental, iba camino de desaparecer pero gracias al amor por los animales de personas como Andrés Rodríguez Leal, su recuperación va por buen camino, y no solo eso sino que desde la asociación que preside se están dando los últimos pasos para conseguir que sea declarado raza autóctona. Algo que de conseguirse sería un gran logro para la Isla Bonita, y se uniría a las ya reconocidas razas autóctonas palmeras de vacuno, caprino, pastor garafiano y ovino.

“Que se reconociera como raza sería muy importante para La Palma porque supondría el reconocimiento de una raza nueva y, además, nuestra”, manifestó Andrés Rodríguez, quien añadió que “vamos ya por el buen camino, vamos recuperándolo; en La Palma tenemos ya más de 200 ejemplares y los estamos introduciendo en otras islas: en Tenerife tenemos ya cerca de 200, y prácticamente en todas islas; y también queremos llevar alguno a la Península para que se reconozca mejor en toda España y no desaparezca, que es lo principal”. “Por eso estamos luchando desde el 2000, para que no se pierda, aunque la asociación se creó oficialmente en 2009”, apostilló.

El perro ratonero es pequeño, mide entre 32 y 40 centímetos de alto dependiendo de si es macho o hembra, y pesa entre 6 y 10 kilos. El color de este can también varía, “marrón y blanco; blanco y negro; y también hay algunos tricolores, con la cara marrón y el resto del cuerpo en blanco y negro”. Tienen la oreja partida.

Otra característica es que son perros “muy temperamentales” y “valen para cualquiera cosa que los quieras enseñar: canicross (carreras con perros), agility; para cazar, lo mismo conejos que ratones; de ahí lo de ratonero palmero, porque son especialistas en cazar ratones; y son además excelentes vigilantes, y si los enseñas pueden cuidar de otros animales. También son muy buenos animales de compañía porque son cariñosos “y aunque tienen temperamento -indicó el criador- a partir del año se van sentando y son perfectos”. Estos pequeños canes no necesitan una alimentación especial, comen de todo, y raramente se enferman.

De origen inglés

Estos animales son de origen inglés, llegaron a la isla a principios del siglo pasado, se cruzaron con los que había aquí, los perros “chulitos” y, según explica Andrés, hubo una evolución que dio lugar al Ratonero Palmero. Entre los años 50-70 había numerosos ejemplares en el Valle de Aridane, en Santa Cruz, las Breñas o Mirca, pero con la introducción de nuevas razas, éstos se fueron abandonando hasta el 2000 que “empezamos a trabajar para su recuperación, porque a mí desde pequeño siempre me gustaron mucho estos perros. Yo me di cuenta que estaban desapareciendo y conseguí una hembra para empezar a recuperar la raza, empezamos poco a poco y creo que vamos por el buen camino”, indicó.

Andrés tiene diez ratoneros que mima y cuida con esmero en Las Manchas, El Paso, donde vive. En La Palma hay unos doce criadores que ahora tienen puestas sus esperanzas en que el perro Ratonero Palmero que tanto quieren sea declarado raza autóctona. “Vamos a ver si sale, la tramitación es lenta pero estamos ya al final del camino”, dijo Andrés Rodríguez Leal.

Archivado en:

Más información

Publicidad
Comentarios (4)

Leer más

Leer más

Leer más

Leer más

Publicidad

Últimas noticias

Publicidad

Lo último en blogs

Publicidad
Social Media Auto Publish Powered By : XYZScripts.com